Significado esotérico de Matrix

Matrix un mundo esoterico

Más allá de la espectacularidad de sus efectos especiales y escenas de acción, despertó el interés de filósofos y metafísicos.
Luego de revolucionar el universo de la ciencia ficción en 1999, cuando se estrenó la primera película, aficionados y cinéfilos de todo el mundo acudieron masivamente este año a ver Matrix Recargado y Matrix Revoluciones.
Pero más allá de los fanáticos del género, la publicitada trilogía ha cautivado la atención de filósofos, metafísicos, teólogos y de personas interesadas en los mensajes y la simbología de los filmes.
En Internet se encuentran más de 1.000 sitios con foros de discusión, y se han escrito cerca de 10 libros explicativos con títulos como Matrix y filosofía, o Tomar la píldora roja: ciencia, filosofía y religión en Matrix.
Los hermanos Andy y Larry Wachowski, creadores de la película, decían en una entrevista: “Realmente sólo queríamos ver cómo la idea de una película intelectual de acción era recibida por el mundo. El guión nace de nuestro interés en varias cosas: volver la mitología relevante en un contexto moderno, mezclar física cuántica con Budismo Zen, y provocar que el cineasta indague en su propia vida”.
Pero, ¿qué es lo que hay en esta ya clásica epopeya que nos hace reflexionar? ¿Por qué salimos del teatro cuestionándonos la naturaleza misma de la realidad y de nuestras vidas?
Matrix: bienvenidos al desierto de lo real
“Matrix está en todas partes. Es el mundo que ha sido puesto frente a tus ojos, para ocultarte la verdad”. (Dice Morpheus en la primera entrega de la saga).
La película plantea muchos interrogantes acerca de la naturaleza de la realidad, la relación del hombre y la tecnología, el libre albedrío y el destino.
¿Lo que percibimos con los cinco sentidos es la única realidad? ¿Es mejor ignorar la verdad que “despertar” y darnos cuenta que lo que creíamos real podría no serlo? ¿Tenemos otro propósito diferente a la supervivencia en el mundo material? ¿Qué es la mente? ¿Qué es ser libre? ¿Realmente lo somos?
El guión de la película toma como referencia fuentes que van desde la filosofía clásica (el mito de la caverna de Platón y Sócrates, entre otros), la mitología griega (los directores son fanáticos de La odisea), diferentes religiones y tradiciones espirituales y obras de la literatura como Alicia en el país de las maravillas y El mago de Oz.
“Usted puede buscar un significado tan profundo como quiera en las películas Matrix”, dice Carrie-Anne Moss, quien interpreta a Trinity. Puede simplemente relajarse y disfrutar las escenas de acción, o verla cinco veces seguidas para buscar todas las referencias religiosas”.
Pero más allá de los nombres, es la filosofía detrás de la película la que ha sido objeto de estudio, en especial el tratamiento del concepto de lo “real” y lo “irreal”.
En las diferentes tradiciones esotéricas, el mundo material es considerado como irreal, una proyección de nuestros patrones mentales.
Para el Hinduismo y el Budismo el plano físico es una ilusión llamada Maya. ¿Quiere decir esto que el mundo que vemos y tocamos no existe? ¿O más bien, que la dimensión espiritual coexiste con la física pero no es perceptible a través de los cinco sentidos?
«No trates de doblar la cuchara. En cambio, trata de darte cuenta de la verdad. Que la cuchara no existe», le explica al “elegido” un discípulo de La Pitonisa.
Neo es el arquetipo del héroe, destinado a “salvar” a la humanidad, y acepta el llamado: darle un sentido trascendente a su vida cuando escoge tomarse la píldora roja.
Como en todas las historias mitológicas, recibirá ayuda de personas más sabias que él, en este caso Morpheus, inspirado en los maestros orientales, quien a través de filosofía Zen y un arduo entrenamiento físico lo invita a descubrir dentro de sí mismo el potencial para convertirse en “El elegido”.
La Pitonisa también lo guiará con consejos algo vagos y sujetos a la interpretación, al igual que los de los oráculos griegos. Por eso es él mismo el único que, venciendo el miedo y la duda, debe asumir y enfrentar los retos que el camino escogido le presenta.  

“Matrix Recargado”: Todo comienza con una decisión

Muchos han dicho que la segunda parte de la trilogía sacrificó el contexto filosófico por más escenas de acción. Pero la temática, aunque presentada de una forma más dispersa y sutil, sigue plena de esoterismo y simbología.
Al final de la primera parte, Neo había adquiri-do más confianza en sí mismo y desarrollado sus capacidades físicas al punto de lograr evadir balas y hasta casi volar. En la segunda, su percepción extrasensorial empieza a desarrollarse; tiene sueños proféticos y ya siente la presencia del enemigo. Como todo buen discípulo, supera a su maestro, por lo que en esta cinta Morpheus pasa a un segundo plano.
Aparecen aquí nuevos personajes, como Niobe y Perséfone, nombres tomados de la mitología griega. El Merovingio toma su nombre de la dinastía Merovingia, que reinó en la región de Galia (hoy Francia) entre los siglos V y VIII. Los gnósticos los consideraban una raza de descendencia sagrada.
Seraph es el encargado de proteger y cuidar a La Pitonisa y su nombre hace alusión a los serafines, la orden más alta de los arcángeles. En cuanto al personaje de El Arquitecto, hace referencia al Gran Arquitecto del Universo, una divinidad en muchas tradiciones espirituales, como las escuelas de los egipcios, los gnósticos y los masones.
La temática de Matrix recargado se centra en la ley de causa y efecto, en mostrar que todo tiene un propósito, fruto de decisiones tomadas anteriormente. Las puertas se convierten entonces en una metáfora de las decisiones que toman los personajes a través de la película.
Por eso, más allá del suspenso generado por saber si Perséfone le entregará el cerrajero a Neo, o si Neo abrirá la puerta que lo llevará a Trinity, o la que conduce a la salvación de la humanidad, el mensaje es conocer el propósito del hombre en este mundo y aprender a actuar para lograrlo.
«No viniste aquí a tomar una decisión, ya la tomaste. Viniste a tratar de entender por qué la tomaste», le informa, misteriosa, La Pitonisa a Neo.

“Matrix revoluciones”: todo comienzo tiene su final

En la tercera parte de la saga encontramos a Neo, perdido entre el mundo real y el mundo de las máquinas. Una estación de tren es un lugar de espera para trasladarse de un sitio a otro, o de un plano de conciencia a otro.
Allá el protagonista se encuentra solo con una familia hindú y el concepto de karma. Los padres tienen que dejar a su hija, Sati y regresar a la matriz, pues es su karma.
“El karma es una palabra, como el amor. Una forma de decir: lo que tengo que hacer aquí, dice el padre de Sati.

A estas alturas, Neo ya tiene claro cuál es su propósito en la vida. Acepta que es el elegido y entiende “lo que tiene que hacer”. Por eso, decide viajar al mundo de las máquinas.
El dilema es cómo se afectará su vida personal en su intento por salvar a la humanidad.
“La verdadera prueba de cualquier decisión es volver a tomarla nuevamente, sabiendo plenamente lo que puede costarnos”.
Las escenas finales son, tal vez, las más espectaculares de toda la trilogía. En la confrontación final entre Neo y el malo Smith se oye una canción de fondo que es en realidad un texto del Bhagavad Gita, poema filosófico de 700 versos escrito originalmente en sánscrito, tesoro de la cultura Védica, una de las más antiguas de la humanidad:
Asato ma sadgamaya
Tamaso ma jyotirgamaya
Mrityor ma mritam gamaya
om shanti shanti shanti
Significa: «Oh, señor, llévame del mal hacia el bien, de la oscuridad a la luz, de la muerte a la inmortalidad. Oh, señor, espero que el mundo permanezca en paz». Podremos lograr alguna vez esa paz? La historia de Neo podría ser la de cualquier mortal. . .
Invitamos al lector a sacar sus propias conclusiones. Si está satisfecho con su vida y nada más allá de lo material lo inquieta, pues tome la píldora azul y simplemente disfrute las escenas de acción. Pero si hay interrogantes que no lo dejan tranquilo, entonces tome la píldora roja y atrévase a indagar qué es Matrix.

Los personajes y su significado

Neo/Mr. Anderson, viene de Neos, que significa nuevo en griego, y a la vez es un anagrama de “one” (uno en inglés). Ander/son, viene de “anders” del griego “hombre” y “son”, “hijo del hombre”. Lo vemos por primera vez en su apartamento # 101, haciendo alusión a “the one” (el “único”).
Trinity significa Trinidad y aparece por primera vez en la habitación 303, el mismo número del cuarto en el que “resucita” a Neo. En numerología, el 33 es un número maestro, bajo el cual suelen nacer personas muy evolucionadas.
Morpheus es el dios de los sueños en la mitología griega. Una de las premisas de la película es la relativa diferencia entre el mundo real y el mundo de los sueños. Representa una figura paternal para Neo, el encargado de ayudarle a “despertar”.
The oracle, (traducido en la versión en español como La Pitonisa), hace alusión al famoso oráculo de Delfos, adonde acudían los antiguos griegos para conocer su futuro. En su entrada, al igual que en el filme, se leía la frase: «Conócete a ti mismo».
Smith es un apellido muy común en inglés, como decir Rodríguez, lo que insinúa que puede representar a cualquiera, o de todos a la vez.
También se utilizan otros nombres con referencias bíblicas, como Nabucodonosor, (rey de Babilonia) y Zion (la tierra prometida).

Desde el punto de vista de la Doctrina Gnóstica

Muchos de ustedes seguramente, al leer este artículo, y como sería lo común sino lo normal, es encontrar respuestas o empezar a relacionarlo con el mundo exterior, es decir con los problemas que se suceden en el mundo, los sistemas, las redes, los medios de comunicación, la política, etc. Pero déjenme decirles que esta película, al igual que muchas tantas, no trata de enseñar o despertar a la gente ante un sistema mundial que nos manipula (aunque también sucede en la realidad), sino de despertar nuestra conciencia interna, habla de un mundo interior, por eso la frase de la Pitonisa, que realmente representa aquella Madre Divina, nombrada de diferentes formas en todas las épocas, religiones, etc, aquella Madre Interna Particular que cada uno de nosotros posee en su interior, que nos dice “despierta”, “conócete a ti mismo”.

Agrego, ese despertar del que se habla, es un despertar “interno”, de darnos cuenta que somos manipulados constantemente por ese matrix o matriz, que no es otra cosa que el enmarañado y oscuro mundo del Ego, del Yo psicológico, de la parte negativa que tenemos todos dentro, aún si no lo aceptáramos, el cual nos gobierna de instante en instante. Ese Yo psicológico representa el Sr. Smith, que luego se multiplica, porque así es en la realidad, el Ego, el yo, es pluralizado, y no como neo, que representa el Uno, elÚnico, que representa al Ser, la única parte decente que tenemos en nuestro interior, aquello que está más allá de la razón, del físico, y de las pasiones humanas.

Empero, ese viaje, ese despertar, no es externo, sino interno. Les dejo acáel texto completo que estaba en el Templo de Delfos:

Te advierto, quien quiera que fueres… Oh! Tu que deseas sondear los arcanos de la Naturaleza, que si no hallas dentro de ti mismo, aquello que buscas, tampoco podrás hallarlo fuera. Si tu ignoras las excelencias de tu propia casa, ¿Cómo pretendes encontrar otras excelencias?. En ti se halla oculto el tesoro de los tesoros. Oh! Hombre, conócete a ti mismo y conocerás al Universo y a los Dioses.»

About these ads

2 responses to “Significado esotérico de Matrix

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 179 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: