La Serpiente Sagrada: el Kundhalini

 
LA SERPIENTE SAGRADA
 
En las Doctrinas religiosas de los gnósticos es donde puede verse mejor el verdadero significado del Dragón (Lucifer), de la Serpiente, del Chivo y de todos esos símbolos de los Poderes llamados ahora del mal.
Jesús, el gran Kabir, jamás hubiera aconsejado a sus discípulos que se mostrasen tan sabios como la Serpiente si ésta hubiera sido un símbolo del Demonio; ni tampoco los Ophitas, los sabios gnósticos egipcios de la Fraternidad de la Serpiente, hubieran reverenciado a una culebra viva en sus ceremonias como emblema de la Sabiduría, la Divina Sophía.
La Serpiente azteca aparece infaliblemente en situaciones insólitas que trastornan completamente su determinismo orgánico: la cola, reemplazada por una segunda cabeza en actitudes extraordinarias, que al levantarse por encima del lodo de la tierra sirve de base para el desarrollo ígneo.
Continuamente, el cuerpo de la Víbora en las culturas de Anahuac, se encuentra modificado por una acción inusitada que imprime un cambio radical a su naturaleza original.
Ora sea la doble cabeza que recuerda con entera claridad a la figura en círculo, en aquel trance gnóstico de devorar su propia cola, que es una síntesis extraordinaria del Mensaje maravilloso del Señor Quetzalcoatl; ora la posición vertical que ilustra la idea maya o nahua de la Víbora divina devorándose al Alma y al Espíritu del hombre o, en fin, las llamas sexuales consumiendo al Ego animal, aniquilándolo, reduciéndolo a cenizas.
La serpiente o Logos salvador inspira al hombre para que reconozca su identidad con el Logos y así retorne a su propia Esencia, que es ese Logos.
Las aguas del Abismo engendraron un viento impetuoso (similarmente, la Serpiente con su silvo); éste levantó a las aguas que llegaron a entrar en contacto con el Espíritu y la Luz. Y la Serpiente invadió a la materia caótica y engendró al hombre, mezcla así de los tres principios.
El único pensamiento de la Luz superior es poder recuperar a sus partículas perdidas.
Y como la Matriz caótica quiere y conoce sólo a la Serpiente, el Logos luminoso tomó su forma para rescatar a la Luz fundida en las tinieblas; para ello el Hombre Perfecto descendió al seno de una Virgen, y no sólo sufrió conociendo los misterios vergonzosos de la Matriz, sino que después se levantó y bebió de la Copa del Agua Viva que debe beber todo el que quiera despojarse de la forma de esclavo y vestir la Vestidura Celeste.
La Serpiente sagrada o Logos Salvador duerme acurrucada en el fondo del Arca, en acecho místico, aguardando el instante de ser despertada.
Quienes estudian Fisiología esotérica, enfatizan la idea trascendental de un centro magnético maravilloso, ubicado en la base de la columna vertebral a una distancia media entre el orificio anal y los órganos sexuales.
En el centro del chacra hay un cuadrado amarillo invisible para los ojos de la carne pero perceptible para la clarividencia o sexto sentido; tal cuadrado representa, según los hindúes, al elemento tierra.
Dentro del citado cuadrado existe un Yoni o Uterus, y en el centro del mismo se encuentra un Lingam o Phalus en el cual se halla enroscada la serpiente, misteriosa energía psíquica llamada Kundalini.
Los Textos tántricos del Asia describen a Kundalini así: "Luminosa como el relámpago, brillando en el hueco de este loto (o centro magnético) como una cadena de luces brillantes."
La estructura esotérica de tal Centro magnético, así como su posición insólita entre los órganos sexuales y el ano, dan basamentos sólidos e irrefutables a las Escuelas tántricas de la India y del Tibet.
Es incuestionable que sólo mediante el Sahaja-Maithuna (magia sexual) puede ser despertada la Serpiente.
Es ostensible que cuando la Víbora sagrada despierta para iniciar su marcha a lo largo del canal medular espinal del organismo humano, emite un sonido misterioso muy similar al de cualquier culebra azuzada con un palo.
Indubitablemente, la Serpiente de los grandes Misterios es el aspecto femenino del Logos, Dios-Madre, la Esposa de Shiva, Isis, Adonia, Tonantzin, Rea, María, o mejor dijéramos, Ram-Io, Cibeles, Ops, Der, Flora, Paula, Io, Akka, la gran Madre en sánscrito, la Diosa de los Lha, Lares o Espíritus de aquí abajo, la angustiada Madre de Huitzilopochtli, la Ak o Diosa Blanca en turco, la Minerva calcídica de los Misterios Iniciáticos, la Aka Bolzub del Templo lunar de Chichen Itzá (Yucatán), etc., etc., etc.
Todavía conservamos un eco perdido de los Misterios antiguos en el crucero o planta transversal de las iglesias más gloriosas, tales como la de San Pablo en Roma, en vez de la primitiva forma de nave (la nave o arca salvadora del Diluvio Universal o catástrofe atlante, en la que arribaron a los actuales continentes todos los Noés, Quetzalcoatls, Xisusthrus y Deukaliones). Y por eso también como lugar sagrado en el hogar, se llamó "calcídico" al corredor interior que separaba a las demás habitaciones, en la casa griega, de las consagradas a los huéspedes, como puede verse en Vitrubio, en Procopio (De Aedificationem), en Becchi (De Calcidio e della Cripta di Eumaquia) y en los demás tratados de construcción donde se haga historia de este crucero o efectiva y simbólica tau de los deberes que la hospitalidad imponía entre los hombres.
La inserción del Phalus vertical dentro del Uterus formal hace Cruz, y esto es algo que cualquiera lo puede verificar.
Si reflexionamos muy seriamente en esa íntima relación existente entre la S y la Tau, Cruz o T, llegamos a la lógica conclusión de que sólo mediante el cruzamiento del Lingam-Yoni (Phalus-Uterus), con exclusión radical del orgasmo fisiológico, se puede despertar el Kundalini, la Serpiente ígnea de nuestros mágicos poderes.
Los rayos de Zeus tempestuoso, el que amontona las nubes que hacen temblar al Olimpo y siembran el terror entre esta pobre humanidad doliente, forman Cruz.
El Fuego celeste y el Fuego terrestre, el Fohat potencial o virtual que compone o disgrega, engendra o mata, vivifica o desorganiza, hace Cruz.
Hijo del Sol que lo genera, servidor del hombre que lo libera y lo mantiene, el Fuego divino caído, decadente, aprisionado en la materia, determina revoluciones insólitas, extraordinarias, y dirige su redención. Es Jesús en su Cruz imagen maravillosa de la radiación ígnea encarnada en toda la Naturaleza.
Es el Agnus inmolado desde la Aurora del Gran Día, y es, también, el famoso Huehueteotl, el Dios Viejo del Fuego, el cual se representa en la antigua cultura teotihuacana como un anciano cargado de años y que soporta sobre su cabeza milenaria un enorme brasero.
Incuestionablemente, el Dios del Fuego sexual representa a una de las más antiguas tradiciones de los pueblos maya y nahua, es la Deidad del centro en relación directa con los cuatro puntos cardinales de la Tierra, así como el brasero sagrado para encender la hoguera en el centro de la morada y del Templo azteca, y por eso es muy normal ver en los Hierofantes del Dios de la Llama la mística figura de la santa Cruz, que también se encuentra ornando los incensarios llamados tlemaitl- manos de fuego- con que los Sacerdotes incensaban a los Dioses Santos.
Ostensiblemente, un Dios tan antiguo como éste, muy similar a Agni, el deiduso védico del fuego, tiene también muy variadas advocaciones. Se le llama Xiuhtecutli, cuyo hondo significado es: Señor del Año, Señor de la Hierba, Señor de la Turquesa, ya que esa palabra, xihuitl, con una pronunciación un poco variada, incuestionablemente significa estas tres cosas y se le ve en los diversos panteones de Mesoamérica bajo esta advocación.
Representado tal deiduso así, en modo alguno resulta extraño que lleve en su cabeza una especie de mitra azul formada inteligentemente por un precioso mosaico de turquesas, que era característica muy especial de los poderosos Reyes de la gran Civilización mexicana.
Su nahual o disfraz esotérico es la Xiuhcoatl o sea la Serpiente de Fuego (Kundalini), que se caracteriza porque lleva exactamente sobre la nariz un precioso cuerno decorado con siete estrellas inefables.
En la concepción nahoa y maya, la swástica sagrada de los grandes Misterios estuvo siempre definida como la cruz en movimiento; es el Nahui Ollin nahua, símbolo sagrado del Movimiento Cósmico.
Las dos orientaciones posibles de la swástica representan claramente a los principios masculino y femenino, positivo y negativo de la naturaleza.
Dos swásticas de una y otra dirección, exactamente superpuestas, forman indubitablemente la Cruz potenzada, y en este sentido representan a la conjunción erótica de los dos sexos.
Según la Leyenda azteca, fue una pareja, un hombre y una mujer, los que inventaron el Fuego, y esto sólo es posible con la Cruz en movimiento.
INRI, Ignis Natura Renovatur Integram (El fuego renueva incesantemente a la Naturaleza).
 
 
Las siete Iglesias entran en intensa actividad con el ascenso del Kundalini a lo largo del canal medular. El Kundalini mora en los electrones. Los sabios meditan en él; los devotos lo adoran y en los hogares donde reina el Matrimonio Perfecto, se trabaja con él practicamente.
El Kundalini es el fuego Solar, encerrado en los átomos de cierta energía que se elabora en el Laboratorio humano, la substancia electrónica ardiente del SOL, que cuando es liberada nos transforma en verdaderos Maestros.
Los fuegos del corazón controlan el ascenso del Kundalini por el canal medular. El Kundalini se desarrolla, evoluciona y progresa de acuerdo con LOS MERITOS del corazón. El Kundalini es la energía primordial encerrada en la Iglesia de Efeso, el cual se encuentra dos dedos sobre el ano, y dos dedos debajo de los órganos genitales.
La serpiente de fuego dormita dentro de su chakra, enroscada tres veces y media. Cuando los átomos solares y lunares hacen contacto en el TRIBENI, cerca del coxis, despierta el Kundalini, la serpiente ígnea de nuestros mágicos poderes. Conforme la serpiente sube por el canal medular, pone en actividad cada una de las siete Iglesias.
El símbolo de la serpiente se ha utilizado desde tiempos remotos para representar esa energía solar. En la simbología Cristiana se descubren dos tipos de serpientes: la serpiente negativa, tentadora del Edén, y la positiva, la que levantó Moisés en el desierto a la cual se le atribuían poderes curativos.
En la simbología China podemos observar con asombro, que la serpiente constituye una de sus máximas representaciones. Por supuesto, hace mucho olvidaron ellos también su verdadero significado, y en la actualidad, nadie que no sea un verdadero esoterista, verá en el símbolo de la serpiente, más que una representación dogmática a la cual se le rinde una superficial veneración.
Los cha-kras de las Gó-nadas están dirigidos por Urano, y la Glándula Pineal, situada en la parte media de la cabeza, está
controlada por Neptuno. Entre este par de glándulas existe una íntima correlación y el Kundalini debe conectarlas con el fuego interno para lograr: La AUTORREALIZACION
 
La serpiente ha sido representada a través de los años y en diferentes culturas. (Para ver imágenes clic acá)
 
La Kundalini
 
Indubitablemente la Kundalini tiene mucha documentación y es algo que bien vale la pena investigar. La Kundalini es la energía misteriosa que hace existir al mundo, un aspecto de Brahama.
En su aspecto psicológico manifiesto en la anatomía oculta del ser humano, la Kundalini se halla enroscada tres veces y media dentro de cierto centro magnético ubicado en el hueso coxígeo. Allí descansa entumecida como cualquier serpiente la Divina Princesa.
En el centro de aquel Chakra o estancia existe un triángulo hembra o Yoni donde está establecido un Lingam macho.
En este Lingam atómico o mágico que representa el poder creador sexual de Brahama , se enrosca la sublime serpiente Kundalini .
La reina ígnea en su figura de serpiente, despierta con el secretum secretorum de cierto artificio alquimista que he enseñado claramente en mi obra titulada: El Misterio del Áureo Florecer. Incuestionablemente, cuando esta divina fuerza despierta, asciende victoriosa por el canal medular espinal para desarrollar en nosotros los poderes que divinizan.
 En su aspecto trascendental divinal subliminal, la serpiente sagrada trascendiendo a lo meramente fisiológico, anatómico, en su estado étnico, es como ya dije nuestro propio Ser, pero derivado (nuestra Divina Madre).
La Divina Madre (Kundalini) tiene poder para reducir a cenizas cualquier agregado psíquico subjetivo, inhumano.
La mente por sí misma no puede alterar radicalmente ningún defecto psicológico.
La mente puede rotular cualquier defecto, pasarlo de un nivel a otro, esconderlo de sí misma o de los demás, disculparlo mas nunca eliminarlo absolutamente.
Comprensión es una parte fundamental, pero no lo es todo, se necesita eliminar. Defecto observado debe ser analizado y comprendido en forma íntegra antes de proceder a su eliminación. Necesitamos de un poder superior a la mente, de un poder capaz de desintegrar atómicamente cualquier yo-defecto que previamente hayamos descubierto y enjuiciado profundamente.
Afortunadamente tal poder subyace profundamente más allá del cuerpo, de los afectos y de la mente, aunque tenga sus exponentes concretos en el hueso del centro coxígeo, como ya lo explicamos en párrafos anteriores.
Después de haber comprendido íntegramente cualquier yo-defecto, debemos sumergirnos en meditación profunda, suplicando, orando, pidiendo a nuestra Divina Madre particular individual desintegre el yo-defecto previamente comprendido.
Esta es la técnica precisa que se requiere para la eliminación de los elementos indeseables que en nuestro interior cargamos.
Sin esta didáctica, sin este procedimiento, todo esfuerzo para la disolución del Ego resulta infructuoso, inútil, absurdo.
 
El Binario Serpentino
 
No está de más citar enfáticamente al doble carácter esotérico de la serpiente.

Distíngase entre la serpiente tentadora del Edén y la Serpiente de bronce que sanaba a los israelitas en el desierto; entre la horripilante Pitón que se arrastraba entre el lodo de la tierra y que Apolo, irritado hirió con sus dardos y esa otra que ascendía por la vara de Esculapio, el Dios de la Medicina.
Cuando la Serpiente ígnea de nuestros mágicos poderes asciende por el canal medular espinal del organismo humano, es nuestra Divina Madre Kundalini.
Cuando la serpiente ígnea baja proyectándose desde el hueso coxígeo hacia los infiernos atómicos del hombre, es el abominable órgano Kundartiguador.
El Venerable Maestro "G" cae en el gravísimo error de atribuirle a la Serpiente ascendente (Kundalini) los poderes hipnóticos y horribles de la serpiente descendente (el abominable órgano Kundartiguador).
Indubitablemente, el Doctor Maurice Nicoll y Ouspensky, el gran iniciado, aceptaron este error del Maestro "G". El citado Maestro consideraba que su Madre Cósmica era el sagrado Prana. Si el Maestro "G" hubiese estudiado al binario serpentino en los "muros sagrados" de los templos mexicanos, toltecas, mayas, etc., indubitablemente jamás habría caído en esta confusión.
Kundalini es una palabra compuesta: "kunda", viene a recordarnos al abominable órgano Kundartiguador; "lini", es un término atlante que significa fin. Kundalini, en alta gramática, puede y debe traducirse así: Fin del abominable órgano Kundartiguador.
El ascenso victorioso de la Kundalini por el canal medular espinal marca el fin del abominable órgano Kundartiguador.
La Yoga indostánica hace exhaustivos análisis sobre ese Fuego serpentino anular (Kundalini) que se desarrolla ascendente en el cuerpo del asceta, empero muy poco dice sobre la sierpe descendente o "cola demoníaca", cuya fuerza eléctrica mantiene en trance hipnótico a toda la humanidad doliente.

El Órgano Kundartiguador
Es necesario saber que el órgano kundartiguador es el fuego (interno) desarrollado negativamente; la serpiente bajando, precipitándose desde el coxis, hasta los infiernos atómicos del hombre. El órgano kundartiguador es la horrorosa cola de Satán que se desarrolla en el cuerpo astral lunar.
La serpiente bajando, el órgano kundartiguador, desarrolla los chakras inferiores del bajo vientre y convierte al hombre en una bestia maligna terriblemente perversa. En un remoto pasado la humanidad desarrolló en su organismo el Abominable Órgano Kundartiguador, la Cola Satánica.
Cuando la humanidad perdió tal órgano, quedaron en los cinco Cilindros de la Máquina Orgánica (mente, emoción, movimiento, instinto y sexo) las malas consecuencias del citado órgano. Indubitablemente, estos pésimos resultados vinieron a constituir una especie de segunda naturaleza, subjetiva e inhumana. Es incuestionable que entre esa doble naturaleza quedó enfrascada la Esencia.
El origen del Yo esta en el órgano Kundartiguador. El Yo está constituido por todas las malas consecuencias del órgano Kundartiguador.
El Yo, es un manojo de pasiones, deseos, temores, odios, egoísmo, envidia, orgullo, gula, pereza, ira, apetencias, apegos, sentimentalismos morbosos, herencia, familia, raza, nación, etcétera. El Yo es múltiple, el Yo no es individual, el Yo existe pluralizado, y continúa pluralizado y retorna pluralizado.
Así como el agua se compone de muchas gotas, así como la llama se compone de muchas partículas ígneas, así el Yo se compone de muchos Yoes.
Comprended que solo con los tres factores, de la revolución de la conciencia, podéis acabar con las malas consecuencias del órgano kundartiguador. Esos tres factores son:

a) Muerte del Yo psicológico;
b) Nacimiento del Ser en nosotros, y
c) Sacrificio por la humanidad.

El Yo muere a base de rigurosa comprensión creadora. El Ser nace en nosotros con el maithuna. Sacrificio por la humanidad es caridad y amor bien entendido.

 
La Kundalini y los Siete Chakras
 
 El Kundalini coordina todos los chacras humanos en una forma armoniosa. Podríamos representar todo esto, por una vara con siete flores, toda hecha fuego por el Kundalini. La vara representaría nuestra columna espinal y las flores los chacras o centros magnéticos, mientras los tallos de las flores, simbolizarían, los finos hilos nerviosos que conectan a nuestros chacras con el Kundalini, que asciende avasalladoramente por el centro de la vara. Siete bombillos eléctricos conectados con el alambre de alta tensión del Kundalini. Es claro que estos bombillos se encienden, porque están conectados con la energía del Kundalini.
About these ads

One response to “La Serpiente Sagrada: el Kundhalini

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 165 seguidores

%d personas les gusta esto: