El libro secreto de Juan (Segunda Parte)

 
 

 
Capítulo 10:1 «Todos los ángeles y demonios trabajaron juntos hasta que dieron forma al cuerpo psíquico. Mas durante mucho tiempo su creación no se agitó ni movió en absoluto.  
2 «Cuando la Madre quiso recuperar el poder que había cedido al primer gobernante, rogó al Padre más misericordioso de todos.  
3 Con una orden sagrada el Padre envió cinco estrellas al reino de los ángeles del primer gobernante.  
4 Ellos le aconsejaron pensando en este propósito, para que pudieran recuperar el poder de la Madre.  
5 «Ellos dijeron a Jaldabaoz: “Insufla un poco de tu espíritu en la cara de Adán, y entonces el cuerpo se levantará”.  
6 «El insufló su espíritu en Adán. El espíritu es el poder de su Madre, más él no se dio cuenta de esto, porque vive en la ignorancia.  
7 Así el poder de la Madre salió de Jaldabaoz y entró en el cuerpo psíquico que había sido hecho como el Uno que es desde el principio.  
8 «El cuerpo se movió, y se hizo poderoso. Y fue iluminado.  
9 «En seguida el resto de los poderes sintieron celos. Aunque Adán había nacido a través de todos ellos, y ellos habían dado su poder a este humano, Adán era, empero, más inteligente que los creadores y el primer gobernante.  
10 Cuando se dieron cuenta de que Adán estaba iluminado y podía pensar más claramente que ellos, y era libre de mal, cogieron a Adán y lo arrojaron a la parte más baja de todo el reino material.  
11 «El bienaventurado, benevolente, misericordioso Padre sintió compasión por el poder de la Madre que le había sido arrebatado al primer gobernante, pues los gobernantes tal vez podrían subyugar al cuerpo psíquico, sensible una vez más.  
12 Con espíritu benevolente y gran misericordia, el Padre envió ayuda a Adán, un Pensamiento Posterior iluminado del Padre que era llamado Vida.  
13 Ella trabajó con todo lo que era creado, trabajando con ello, devolviéndole la plenitud, enseñando sobre el descenso de la semilla de luz, enseñando que el camino de ascenso es el mismo que el camino de descenso.  
14 «El Pensamiento Posterior Iluminado fue escondido dentro de Adán para que los gobernantes no lo reconocieran. Entonces el Pensamiento Posterior podría devolver aquello de lo que la Madre carecía.  
 
Capítulo 11:1 «El ser humano Adán fue revelado a través de la sombra brillante de dentro. Y la capacidad de Adán para pensar era mayor que la de todos los creadores.  
2 Cuando alzaron los ojos, vieron que la capacidad de Adán para pensar era mayor que la suya, así que idearon un plan con toda la multitud de gobernantes y ángeles.  
3 Tomaron fuego, tierra y agua, y los combinaron con los cuatro vientos ardientes. Los batieron juntos e hicieron una gran conmoción.  
4 «Los gobernantes trajeron a Adán al interior de la sombra de la muerte para poder producir una figura otra vez, pero ahora de tierra, agua, fuego, y el espíritu que procede de la materia, esto es, de la ignorancia de las tinieblas, y el deseo, y su propio espíritu contrario.  
5 Esta figura es la tumba, el cuerpo creado nuevamente que estos criminales ponen al humano como grillete de olvido.  
6 Así Adán se convirtió en un ser humano mortal, el primero en descender y quedar apartado.  
7 «El Pensamiento Posterior iluminado dentro de Adán, sin embargo, rejuvenecería la mente de Adán.  
8 «Los gobernantes cogieron a Adán y pusieron a Adán en el paraíso. Dijeron: “¡Come y alégrate!”. Más su placer es amargo y su belleza es perversa.  
9 Su placer es una trampa, sus árboles son malvados, su fruto es veneno mortal, su promesa es muerte.  
10 Pusieron su Árbol de la vida en medio del Paraíso.  
11 «Yo te enseñaré el secreto de su Vida tal como está relacionado con el plan que idearon y la naturaleza de su espíritu: la raíz de su Árbol es amarga, sus ramas son muerte, su sombra es odio, una trampa hay en sus hojas, sus capullos son ungüento malo, su fruta es muerte, el deseo es su semilla, y brota en la oscuridad.  
13 La morada de los que prueban de este Arbol es el infierno, y la oscuridad es su lugar de descanso.  
14 «Pero los gobernantes estaban delante de lo que ellos llaman el Árbol del Conocimiento del Bien y del Mal, que es en realidad el Pensamiento Posterior iluminado.  
15 Se quedaron allí para que Adán no contemplara su plenitud y descubriera así la vergonzosa desnudez del propio Adán.  
16 «Yo fui el que, empero, les hizo comer».  
17 Yo le dije al Salvador: «Señor, ¿no fue la serpiente la que ordenó a Adán que comiese?».  
18 El Salvador se rió y dijo: «La serpiente les ordenó que comieran de la maldad, la preñez, la lujuria y la destrucción para que Adán fuera de utilidad a la serpiente.  
19 Adán sabía de la desobediencia contra el primer gobernante porque el Pensamiento Posterior iluminado dentro de Adán restauró la mente de Adán para que fuera mayor que la del primer gobernante.  
20 El primer gobernante, a su vez, quería recuperar el poder que él mismo había pasado a Adán. Así que arrojó olvido sobre Adán».  
21 Yo le dije al Salvador: «¿Qué es este olvido?».  
22 El Salvador dijo: «No es como Moisés escribió y tú oíste. Pues él dijo en su primer libro: “Hizo que Adán quedase dormido”. Mas bien, este olvido hizo que Adán perdiera todo el sentido.  
23 Así dijo el primer gobernante a través del profeta: “Haré que sus mentes sean lentas, para que no puedan comprender ni discernir”.  
 
Capítulo 12:1 «Entonces el Pensamiento Posterior iluminado se escondió dentro de Adán. El primer gobernante quería tomarla del costado de Adán, más el Pensamiento Posterior iluminado no puede ser aprehendido.  
2 Si bien la oscuridad la persiguió, no la prendió. El primer gobernante tomó parte del poder de Adán y creó otra figura con forma de mujer, como el Pensamiento Posterior que había aparecido.  
3 Produjo el poder que había transferido del ser humano original a su criatura femenina.  
4 No sucedió, empero, del modo que dijo Moisés: “La costilla de Adán”.  
5 «Adán vio a la mujer a su lado. En seguida apareció el Pensamiento Posterior iluminado y quitó el velo que cubría su mente.  
6 La embriaguez de las tinieblas le dejó. Reconoció a este ser que era como él y dijo: “¡Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne”!.  
7 Por esta razón el hombre dejará a su padre y a su madre y se unirá a su esposa, y los dos se convertirán en una sola carne.  
8 Pues le será enviada una amante, y dejará a su padre y a su madre.  
9 «Nuestra hermana Sofía es la que descendió de una manera inocente, para devolverle lo que le faltaba. Por esta razón fue llamada Vida, esto es la Madre de los vivientes.  
10 A través del Pensamiento anterior soberano y a través de ella han probado los Vivientes el conocimiento perfecto.  
11 «En cuanto a mí, yo aparecí bajo la forma de un águila sobre el Árbol del Conocimiento, que es en realidad el Pensamiento Posterior del Pensamiento Anterior puro, iluminado.  
12 Hice esto para enseñar a los seres humanos y para despertarles del sueño profundo.  
13 Pues los dos estaban caídos, y se percataron de que estaban desnudos.  
14 El Pensamiento Posterior también se les apareció como luz y despertó sus mentes.  
 
Capítulo 13:1 «Cuando Jaldabaoz se dio cuenta de que los humanos le habían rechazado, maldijo su tierra. Encontró a la mujer cuando se estaba preparando para su esposo, que era señor sobre ella.  
2 El no conocía el misterio que había nacido a través de la orden sagrada.  
3 Los dos humanos temían denunciar a Jaldabaoz, más él mostró su propia ignorancia a sus ángeles.  
4 Expulsó a los humanos del Paraíso, y los envolvió en espesas tinieblas.  
5 «El primer gobernante vio a la mujer joven de pie junto a Adán y observó que el Pensamiento Posterior iluminado de la vida había aparecido en ella. Sin embargo, Jaldabaoz estaba lleno de ignorancia.  
6 Así que cuando el Pensamiento Anterior de todos se dio cuenta de lo que estaba sucediendo, envió emisarios y ellos robaron la Vida de Eva.  
7 «El primer gobernante violó a Eva y engendró en ella dos hijos, un primero y un segundo: Elohim y Yahweh.  
8 Elohim tiene la cara de un oso, Yahweh tiene la cara de un gato.  
9 Uno es justo, el otro es injusto.  
10 El colocó a Yahweh sobre el fuego y el viento, y colocó a Elohim sobre el agua y la tierra.  
11 Los llamó por los nombres de Caín y Abel, pues se proponía engañar.  
12 «Hasta hoy la copulación ha persistido debido al primer gobernante. El plantó la lujuria para la reproducción dentro de la mujer que estaba con Adán.  
13 A través de la copulación el primer gobernante produjo cuerpos duplicados, e insufló en ellos parte de su espíritu contrario.  
14 «Colocó a estos dos gobernantes sobre los elementos, para que pudieran gobernar sobre la tumba corporal.  
15 «Cuando Adán supo cómo era su propio Conocimiento Anterior produjo un hijo como el Vástago de la Humanidad. Le llamó Set, igual que el vástago de los reinos eternos.  
16 De modo parecido, la Madre envió su Espíritu, que es como ella y es una copia de lo que hay en el reino de la Plenitud, pues ella se disponía a preparar una morada para los miembros de los reinos eternos que bajarían.  
17 «Los seres humanos fueron obligados a beber agua del olvido por el primer gobernante para que no supieran de dónde habían venido. Durante un tiempo la semilla de la luz cooperó.  
18 Mas todo sucedió con un propósito, que cuando el Espíritu baje de los reinos santos, el Espíritu pueda levantar la semilla de la luz, y curarla de lo que carece, que todo el reino de la Plenitud pueda ser santo y no carezca de nada».  
 
Capítulo 14:1 Yo le dije al Salvador: «Señor, ¿serán todas las almas conducidas sanas y salvas hacia la luz pura?».  
2 El contestó y me dijo: «Estas son grandes cuestiones que han surgido en tu mente, y es difícil explicarlas a alguien excepto a los de la raza inconmovible.  
3 Aquellos sobre los que el Espíritu de la vida descenderá, y a quienes el Espíritu facultará, serán salvados, y se volverán perfectos dignos de la grandeza, y libres de todo mal e interés en la maldad, en ese reino.  
4 Ellos se interesan sólo por lo imperecedero, y siempre están preocupados por eso, sin ira, celos, envidia, deseo, o codicia alguna.  
5 Les afecta únicamente su existencia en la carne, e incluso mientras llevan la carne miran hacia el tiempo en que se encontrarán con aquellos que los reciban.  
6 Esa gente es digna de la vida y la llamada eternas, imperecederas. Pues lo soportan todo y lo aguantan todo con el fin de terminar la contienda y lograr la vida eterna».  
7 Yo le dije: «Señor, ¿qué será de las almas de las personas que no han vivido de esta manera, pero sobre las que, a pesar de ello, han descendido el poder y el Espíritu de la Vida? ¿Qué les ocurrirá?  
8 El contestó y me dijo: «Si el Espíritu desciende sobre ellas, muy ciertamente serán salvadas y transformadas.  
9 El poder debe descender sobre todas las personas, pues sin él nadie podría permanecer de pie.  
10 Después del nacimiento, si el Espíritu de la Vida crece, y el poder viene y refuerza el alma, nadie podrá conducir a este alma por el mal camino con malas acciones.  
11 Mas las personas sobre las que desciende el espíritu contrario son engañadas por este espíritu y se extravían».  
12 Yo dije: «Señor, ¿a dónde irán las almas de estas personas cuando abandonen la carne?».  
13 El se rió y me dijo: «El alma que tiene más poder que el espíritu despreciable es fuerte. Se escapa del mal, y a través de la intervención del Imperecedero es salvada y conducida al reposo eterno».  
14 Yo dije: «Señor, ¿a dónde irán las almas de las personas que no saben a quién pertenecen?».  
15 El me dijo: «El espíritu despreciable se hace más fuerte en tales personas cuando se extravían. Este espíritu coloca una pesada carga sobre el alma, la conduce a malas acciones y la arroja al olvido.  
16 Después que el alma abandona el cuerpo, es entregada a las autoridades que han nacido a través del primer gobernante.  
17 La atan con cadenas, la arrojan a la prisión, y la insultan, hasta que finalmente emerge del olvido y adquiere conocimiento. Así es como obtiene perfección y se salva».  
18 Yo dije:  «Señor, ¿cómo puede el alma volverse joven otra vez, y regresar al vientre de su Madre, o a la Humanidad?».  
19 El se alegró cuando le pregunté sobre esto, y me dijo: «Verdaderamente bienaventurado eres, pues tú comprendes.  
20 Este alma necesita seguir a otra alma en la que mora el Espíritu de la Vida, porque se salva a través del Espíritu. Entonces jamás volverá a ser introducida en la carne».  
21 Yo dije: «Señor, ¿a dónde irán las almas de las personas que una vez tuvieron conocimiento mas luego se apartaron?».  
22 El me dijo: «Serán llevadas al lugar donde van los ángeles miserables, donde no hay arrepentimiento. Serán mantenidas allí hasta el día en que los que han blasfemado contra el Espíritu sean juzgados y castigados eternamente».  
 
Capítulo 15:1 Yo dije: «Señor, ¿de dónde vino el espíritu despreciable?».  
2 El me dijo: «El Padre común es grande en la misericordia, el Espíritu santo, universal, el que es compasivo y que trabaja contigo… esto es, el Pensamiento Posterior del Pensamiento Anterior iluminado».  
3 El Padre levantó a los vástagos de la generación humana perfecta, con el pensamiento y la luz eterna de la Humanidad.  
4 Cuando el primer gobernante se percató de que estas personas eran exaltadas por encima de él y podían pensar mejor que él, quiso apoderarse de su pensamiento.  
5 No sabía que ellas le superaban en pensamiento, por lo que no podría apoderarse de ellas.  
6 «El ideó un plan con sus autoridades, que son sus poderes. Juntos violaron a Sofía y produjeron algo repulsivo: El Destino, la atadura definitiva, voluble. El Destino es así porque los poderes mismos son volubles.  
7 Hasta el día de hoy el Padre es más duro y más fuerte que cualquier otra cosa con la que puedan enfrentarse los dioses, ángeles, demonios y todas las generaciones de seres humanos. Pues del Destino han venido: toda la iniquidad, la injusticia, y la blasfemia, la atadura del olvido, y la ignorancia, y todos los órdenes gravosos, los pecados serios, y los grandes temores.  
9 Así la totalidad de la creación ha sido cegada para que nada conociera al Dios que está sobre todas ellas.  
10 Debido a la atadura del olvido, sus pecados han sido escondidos. Han sido atados con dimensiones, tiempos, y estaciones, y el Destino es señor de todos.  
11 «El primer gobernante lamentó todo lo que había nacido a través de él. Una vez más hizo un plan y decidió traer una inundación sobre el mundo humano.  
12 Sin embargo, la grandeza iluminada del Pensamiento Anterior advirtió a Noé.  
El anunció a su vez esto a toda la familia humana, los vástagos de la humanidad, más los que eran extraños no le escucharon.  
13 No ocurrió de la manera que dijo Moisés: “Se escondieron en un arca”. Sino que se escondieron en cierto lugar, no solo Noé, sino muchas otras personas de la raza inconmovible. Entraron en ese lugar y se escondieron en una nube brillante.  
15 Noé conocía su supremacía: con él estaba el iluminado que les había iluminado, toda vez que el primer gobernante había traído tinieblas sobre toda la tierra.  
16 «El primer gobernante formuló un plan con sus poderes. Envió sus ángeles a las hijas de la humanidad, para que tomasen mujeres y criaran una familia para su placer.  
17 Al principio no tuvieron éxito. Cuando hubieron demostrado que no tenían éxito, se reunieron de nuevo e idearon otro plan.  
18 Crearon un espíritu despreciable parecido al Espíritu que había descendido, con el fin de adulterar las almas a través de este espíritu.  
19 Los ángeles cambiaron entonces su apariencia para parecerse a los compañeros de estas mujeres, y llenaron a las mujeres del espíritu de las tinieblas que ellos habían confeccionado, y del mal.  
20 Trajeron oro, plata, presentes, cobre, hierro, metal, y toda suerte de cosas.  
21 Hicieron sufrir a las personas que les siguieron, conduciéndolas por el mal camino y engañándolas.  
22 Estas personas envejecieron sin experimentar el placer, y murieron sin encontrar la verdad ni conocer al Dios de la verdad.  

23 De esta manera toda la creación fue esclavizada para siempre, desde el principio del mundo hasta ahora.  

24 «Los ángeles tomaron mujeres, y de las tinieblas produjeron hijos parecidos a su espíritu. 
25 Cerraron sus mentes, y se hicieron tozudos a través de la tozudez del espíritu despreciable, hasta el día de hoy.  
 
Capítulo 16:1 «Ahora yo soy el Conocimiento Anterior perfecto de todo. Me transformé en mis vástagos: nací primero, y pasé por todos los senderos de la vida.  
2 Pues yo soy la abundancia de la luz. Yo soy la rememoración de la plenitud.  
3 «Entré en el reino de las grandes tinieblas, y continué hasta que entré en la mitad de la prisión.  
4 Los cimientos del caos se estremecieron, y me oculté de los habitantes del caos, pues son malvados. Así que no me reconocieron.  
5 «Una segunda vez volví y seguí. Había venido de los habitantes de la luz: Yo soy la rememoración del Pensamiento Anterior.  
6 Entré en medio de las tinieblas y el centro del infierno, y me volví hacia la tarea que tenía ante mí.  
7 Los cimientos del caos se estremecieron, y estaban a punto de caer sobre aquellos que moran en el caos, y destruirlos.  
8 Me apresuré a volver a la raíz de mi luz, para que los habitantes del caos no fueran destruidos prematuramente.  
9 «Más otra vez, una tercera vez, salí: Yo soy la luz que mora en la luz. Yo soy la rememoración del Pensamiento Anterior.  
10 Quería entrar en medio de las tinieblas y en el centro del infierno. Iluminé mi cara con luz de la consumación de este mundo, y entré en medio de esta prisión, la prisión del cuerpo.  
11 «Dije: “Que quien oiga se alce de su sueño profundo”.  
12 «Un durmiente lloró y derramó lágrimas amargas. Secándoselas, el durmiente dijo: “¿Quién pronuncia mi nombre? ¿Cuál es la fuente de esta esperanza que ha venido a mí, morando en la atadura de la prisión?”  
13 «Yo dije: “Yo soy el Pensamiento Anterior de la luz pura. Yo soy el Pensamiento del Espíritu virgen, que te ha elevado a un lugar de honor.  
14 Levántate, recuerda que has oído, y busca tu raíz: pues yo soy compasivo.  
15 Protégete contra los ángeles de la miseria, los demonios del caos, y todos los que te atrapan, y ten cuidado con el sueño profundo, y la trampa en el centro del infierno”.  
16 «Levanté al durmiente y sellé al durmiente en agua luminosa con cinco sellos, para que la muerte no prevaleciera a partir de aquel momento.  
17 «Mira, ahora ascenderé al reino perfecto.  
18 He terminado de comentarlo todo contigo. Te lo he dicho todo, para que tú tomes nota y se lo comuniques secretamente a tus amigos espirituales. Pues éste es el misterio de la raza inconmovible».  
19 El Salvador comunicó estas cosas a Juan para que él las anotara y salvaguardara. El le dijo: «Maldito sea todo el que cambie estas cosas por un presente, por comida, bebida, ropa o cualquier otra cosa».  
20 Estas cosas le fueron comunicadas a Juan como un misterio, y después el Salvador desapareció en seguida.  
21 Entonces Juan fue a los otros discípulos y dio cuenta de lo que el Salvador le había dicho.   Jesucristo Amén.  
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: