Runas

 

Las Runas conforman un Alfabeto Mágico; conjunto de letras o palabras simbólicas a las que se les asigna la posesión de poderes ocultos, en manos de alguien diestro en su empleo, y con conocimiento de los significados recónditos que cada símbolo encierra.

A continuación, veremos los orígenes de esta palabra:

  • Runa :  Deriva de la palabra nórdica Runar = Señal Mágica.
  • Runa :  En germano antiguo significa = Secreto.
  • Ru     :  En indoeuropeo significa = Misterio

Las Runas son posiciones mágicas, que nos permiten absorber fuerzas del Cosmos, y por medio de estas fuerzas, ayudarnos en el Despertar de la Conciencia y avivar nuestro fuego para el avance en nuestro camino Iniciático.

El dios nórdico Odín fue quien enseñó su uso a los Druidas y Celtas. A Odín también se le llama Woden o Wotan entre los germanos. El nombre de Odín deriva de la raíz Od, que significa Espíritu, o Viento, o Aliento. Odín era el dios escandinavo, Padre de todos los dioses y creador del Universo.

Antiguamente, los sacerdotes druidas o chamanes utilizaban estos símbolos para curar enfermedades, pues invocaban a los Elementales de la Naturaleza para trabajar con ellos. También los guerreros escandinavos grababan en sus espadas y escudos estos símbolos para su protección durante las batallas.

La práctica de las Runas requiere de la combinación de Pranayama, Oración, Meditación y Postura Sagrada o Asana; esta combinación permite captar las fuerzas cósmicas que penetran por las yemas de los dedos y por la Glándula Pineal. Este trabajo, como es lógico, requiere Concentración y Recuerdo de Sí.

En este alfabeto, cada letra es una Runa, y cada Runa es un símbolo hierático (sagrado), de divinas enseñanzas secretas. Símbolo que todo discípulo deberá semejar con su cuerpo físico en determinada posición, para ejecutar las prácticas que despierten y desarrollen sus poderes internos.

También existió el alfabeto rúnico con varillas, de veintidós letras, que se usaban como oráculo adivinatorio, al estilo del Tarot o del  I – Ching. Hoy en día, podemos encontrar que son utilizadas piedritas planas pintadas con estos símbolos, echándolos para la suerte como las cartas.

Las Runas fueron el lenguaje sagrado de los primitivos Iniciados de la Primera Raza Humana, cuyo alfabeto consta de quince caracteres o letras con poderes mágicos esotéricos y que son las siguientes:

  • Runa  FA
  • Runa  IS
  • Runa  AR
  • Runa  SIG
  • Runa  TIR  o  TYR
  • Runa  BAR
  • Runa  UR
  • Runa  DORN TORN
  • Runa  OS
  • Runa  RITA
  • Runa  KAOM
  • Runa  HAGAL
  • Runa  NOT
  • Runa  LAF
  • Runa  GIBUR

Debido a la importancia y a los efectos que causan  las Runas Hagal y Not, estas dos Runas serán explicadas más adelante, cuando el discípulo tenga más conocimientos y pueda asumir la responsabilidad que conlleva su práctica; puesto que se trata de negociar con los Señores de la Ley, los Jueces del Karma.

También queremos hacerles recordar que las mujeres que estén embarazadas o en su ciclo menstrual, no deben practicar Pranayamas ni Runas.

Los Maestros Antiguos y grandes chamanes conocían el aspecto hermético de las Runas; sabían que servían para el despertar de la conciencia, y que cada Runa tiene una aplicación determinante, clara y precisa.

Con la práctica de las Runas, nosotros absorbemos energías y debemos aprender a canalizar, transformar y transmutar o sublimar estas Energías Cósmicas para nuestro beneficio.

Para realizar esta tarea, contamos con 144 Chakras; de los cuales siete son los principales y que están conectados a nuestros micro-laboratorios glandulares. El resto de Chakras, están repartidos por nuestro organismo; y así tenemos Chakras o vórtices de succión en las yemas de los dedos, en las rodillas, en las plantas de los pies, etc

 

RUNA  FA :

Corresponde al Arcano:  1.
Letra:  F.
Signo Astrológico:  Mercurio.
Práctica preferente:  Durante el Signo de Aries.

La Runa FA corresponde al Arcano Nº 1, El Mago, el Hombre que es dueño y señor de la Tierra; el Hombre que se hace a sí mismo y trabaja con su propia materia prima; el que levanta un templo en su corazón y no hace de su corazón un templo; el que despierta su conciencia.

FA, Fohat, es el Fuego Solar; es la fuerza generatriz, el fuego central viviente y filosofal; es lo que se necesita para hacer y desarrollar, dentro de la cosmología del animal racional, el auténtico y legítimo Mutante, dentro de nosotros mismos el Hombre real y verdadero.

Esta Runa de Mercurio es de color violeta y origina fuerzas cósmicas extraordinarias, y encierra en sí misma toda la potencia y el impulso de la fecundidad. Necesitamos fecundar nuestra naturaleza íntima, para que dentro de nosotros nazca el Hombre Solar.

En lo alto de la Cruz del Maestro de Maestros, Jesús el Cristo, José de Arimatea colocó el cartel que decía INRI: Ignis Natura Renovatur Integram; lo cual significa: El Fuego Renueva Incesantemente la Naturaleza.

Necesitamos el Aliento del Fohat para fecundar nuestra propia psiquis; chispas Pentecostales para hacernos auto – conscientes.

PRACTICA

Si se analiza esta Runa, observaremos que contiene los siguientes elementos: Pranayama, Oración, Meditación y Asana o Postura Sagrada.

 

 

Debemos saludar cada nuevo día con inmensa alegría, y al levantarnos de la cama, elevar los brazos hacia el Cristo – Sol, Señor nuestro, en tal forma que el izquierdo quede un poco más elevado que el derecho; y que las palmas de las manos permanezcan ante la luz en esa actitud inefable y sublime de quien realmente anhela recibir los Rayos Solares.

Esta es la sagrada posición de la Runa FA; una vez así trabajaremos con el Pranayama respirando por la nariz y exhalando por la boca el aire, en forma suave y rítmica y con mucha Fe.

Imaginamos en esos instantes que la Luz del Cristo – Sol entra en nosotros por los Chakras de las yemas de los dedos de las manos, circula por los brazos, inunda todo nuestro organismo; llega hasta la Conciencia, la estimula, la despierta, la llama a la actividad.

En las noches misteriosas y divinas, podemos practicar esta Runa, ante el cielo estrellado de Urania, con igual posición, y orando así:

“FUERZAS MARAVILLOSAS DEL AMOR,
AVIVAD MIS FUEGOS SAGRADOS,
PARA QUE MI CONCIENCIA DESPÌERTE.
FA… FE… FI… FO… FU…”

Esta pequeña y gran oración, se puede y debe orar con todo el corazón, tantas veces cuanto se quiera.

Si quieres conocer más sobre el tema puedes adquirir o seguir el curso de gnosis completo. O puedes descargar el libro ejercicios rúnicos haciendo clic aquí

About these ads

2 respuestas a “Runas

  • lucia

    Felicitaciones a Corrientes, desde Córdoba.

  • siliezarbarrios@yahoo.de

    creo que la ciencia son productos de la fe porque sin nadie cree en la ciencia y que decccir al que no cree en la ciencia yyy donde esta al que buscamos en el infinito donde el cero no ttine trayectoria

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 156 seguidores

%d personas les gusta esto: