Oración de Indios Sioux (Norteamérica)

¡Oh gran espiritu!

Cuya voz escucho en el viento,

Cuyo aliento da vida al mundo.

¡Escuchame!

Vengo a ti,

uno de tus muchos hijos

soy débil y pequeño

necesito tu fuerza,

y tu sabiduría

déjame caminar entre las cosas hermosas,

y haz que mis ojos admiren

la puesta del sol dorada.

Haz que mis manos respeten

lo que tu haz creado,

y que mis oídos sean agudos

para oir tu voz.

Hazme sabio

para así reconocer la sabiduría

para así conocer las cosas que has escondido en cada hoja y en cada roca.

Busco tu fuerza,

no para ser superior a mis hermanos,

sino para ser diestro en combatir a mi mayor enemigo:

yo mismo.

Haz que siempre este dispuesto a ir hacia ti con las manos limpias y la vista recta.

Así, cuando la vida se apague como la luz del atardecer,

mi espiritu podrá ir hacia ti sin pudor alguno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: