Archivo del Autor: gnosiscorrientes

El Don de las estrellas

Aléjate de la muchedumbre y de su afán infructuoso de fama y oro.
Nunca vuelvas atrás la vista, una vez que hayas cerrado tu puerta al deplorable tumulto de la codicia y la ambición.

Enjúgate las lágrimas del fracaso y el infortunio.

Pon a tu lado tu onerosa carga y descansa hasta que tu corazón haya recuperado la calma.
Consérvate en paz, es ya más tarde de lo que piensas, pues tu vida terrena en el mejor de los casos, no es más que un parpadeo entre dos eternidades.
Desecha todo temor. Nada puede dañarte aquí, sólo tú mismo.

Haz aquello que temes y aprecia con orgullo esas victorias.

Concentra tu energía, estar en todas partes es tanto como no estar en ninguna.
Sé celoso de tu tiempo, porque es tu mejor tesoro.
Recapacita sobre tus metas.

Antes de permitir que tu corazón se aficione demasiado a algo, examina la felicidad de que gozan los que ya tienen lo que tú deseas.

Ama a tu familia y ten presente tu ventura, piensa con cuánto afán la buscarías si no la poseyeras.

Haz a un lado tus sueños imposibles y lleva al cabo la tarea que tienes a tu alcance, por desagradable que sea. Todos los grandes éxitos resultan de trabajar y saber esperar.
Sé paciente. Los retrasos de Dios no son negativos.

Espera. Mantente firme. Ten presente que tu tesoro siempre está cerca.
Lo que siembres, bueno o malo, eso será lo que coseches.

Nunca culpes a los demás por tu situación. Eres lo que eres por decisión tuya, eso es todo.

Aprende a vivir en una pobreza honrada, si así debe ser, y ocúpate en cosas más importantes que en llevarte oro a la tumba.

Nada de hacer concesiones a la dificultad.

La ansiedad es la herrumbre de la vida, y cuando agregas las cargas de mañana a las de hoy, su peso resulta intolerable.
Aléjate de la compañía del quejumbroso y da más bien gracias por tus derrotas. No las sufrirías si no las necesitarías.
Aprende siempre de los demás. El que se enseña a sí mismo tiene por maestro a un necio.
Sé cuidadoso. No graves tu conciencia. Lleva tu vida como si tuvieras que pasarla en una palestra llena de gente chismosa.

Evita la fanfarronería, si ves en tí algo que te llena de orgullo, obsérvate más de cerca y encontrarás materia más que suficiente para humillarte.
Sé sensato.

Date cuenta de que no todos los hombres han sido creados iguales, porque no hay igualdad en la naturaleza. Sin embargo, jamás ha nacido un hombre cuyo trabajo no haya nacido con él.

Trabaja cada día como si fuera el primero, pero trata con ternura las vidas que tocas, como si todas debieran acabarse a medianoche.
Ama a todos, incluso a los que te repudien, el odio es un lujo que no puedes permitirte.
Busca a los menesterosos. Aprende que el que da con una mano recogerá siempre con las dos.

Consérvate en buen estado de ánimo. Por encima de todo recuerda que se necesita muy poco para llevar una vida felíz.

Mira hacia arriba. Camina siempre adelante. Aférrate a Dios con sencillez y recorre en silencio tu sendero hacia la eternidad, con caridad y con una sonrisa.
Cuando partas, todos dirán que tu legado fue dejar un mundo mejor que el que tú encontraste.

Anuncios

Limón, una fruta con un GRAN VALOR

TOMAR LIMONADA COMO AGUA, TODOS LOS DIAS Y MEJOR SI LE AGREGA UNA CUCHARADITA DE BICARBONATO.

El Limón (Citrus limonun Risso, Citrus limon (L.) Burm., Citrus medica) es un producto milagroso para matar las células cancerosas. Es 10.000 veces más potente que la quimioterapia. Así que de ahora en adelante usted puede ayudar a un amigo que lo necesite, haciéndole saber que le conviene beber jugo de limón con bicarbonato para prevenir la enfermedad. Su sabor es agradable. Y por supuesto, no produce los horribles efectos de la quimioterapia. Y sí tiene la posibilidad de hacerlo, plante un árbol de limón en su patio o jardín. Todas sus partes son útiles.

Como usted bien lo sabe el árbol de limón es bajo. No ocupa mucho espacio, Se le conoce con el nombre de Limonero, limón, lima, limoeiro (gal.), llimoner (cat.), limoiaritz (eusk.).

La fruta es un cítrico que viene en diferentes presentaciones su pulpa se la puede comer directamente o se la emplea normalmente, para elaborar bebidas, sorbetes, dulces etc.
El interés de esta planta se debe a sus fuertes efectos anti-cancerígenos. Y aunque se le atribuyen muchas más propiedades, lo más interesante de ella es el efecto que produce sobre los quistes y los tumores. Esta planta es un remedio de cáncer probado para los cánceres de todos los tipos. y el bicarbonato le cambia el PH de su cuerpo. Hay quienes afirman que es de gran utilidad en todas las variantes del cáncer.

Se la considera además como un agente anti-microbial de amplio espectro contra las infecciones bacterianas y por hongos que son los que viven en lugares acidos , agregando el bicarbonato a su limonada usted cambia el Ph de su organismo; es eficaz contra los parásitos internos y los gusanos, regula la tensión arterial alta y es antidepresiva, combate la tensión y los desórdenes nerviosos.

La fuente de esta información es fascinante: procede de uno de los fabricantes de medicinas más grandes del mundo, quien afirma que después de más de 20 pruebas de laboratorio, realizadas a partir de 1970 los extractos revelaron que:

Destruye las células malignas en 12 tipos de cáncer, incluyendo el de colon, de pecho, de próstata, de pulmón y del páncreas…
Los compuestos de este árbol demostraron actuar 10.000 veces mejor retardando el crecimiento de las células de cáncer que el producto Adriamycin, una droga quimioterapéutica, normalmente usada en el mundo.

Y lo que es todavía más asombroso: este tipo de terapia, con el extracto de limón y el bicarbonato, destruye tan sólo las malignas células del cáncer y no afecta las células sanas.

Instituto de Ciencias de la Salud, L.L.C. 819 N. Charles Street Baltimore, MD 1201


Vive en positivo!

Si prestas atención a lo que te pasa y sientes en este momento y haces lo que tu corazón te indica.
Si dejas de cerrarte y quejarte y tomas cada posibilidad que te da la vida como un aprendizaje.
Si vives intensamente cada momento, estarás sanando tu pasado y creando un futuro sorprendente.
Te sentirás tan bien que será un placer estar contigo, y además estarás ofreciendo un modelo a seguir a los que estan a tu lado.
Estarás contenido y sostenido por la vida, tu actitud positiva y alegre te permitirá resolver cualquier dificultad que se presente por difícil que sea porque estarás abierto a la energía que fluye del universo.

Publicado por Dra Elida Bentancor



El cuarto Rey Mago y su verdadero significado

Cuenta una leyenda rusa que fueron cuatro los Reyes Magos. Luego de haber visto la estrella en el oriente, partieron juntos llevando cada uno sus regalos de oro, incienso y mirra. El cuarto llevaba vino y aceite en gran cantidad, cargado todo en los lomos de sus burritos.

Luego de varios días de camino se internaron en el desierto. Una noche los agarró una tormenta. Todos se bajaron de sus cabalgaduras, y tapándose con sus grandes mantos de colores, trataron de soportar el temporal refugiados detrás de los camellos arrodillados sobre la arena. El cuarto Rey, que no tenía camellos, sino sólo burros buscó amparo junto a la choza de un pastor metiendo sus animalitos en el corral de pirca. Por la mañana aclaró el tiempo y todos se prepararon para recomenzar la marcha. Pero la tormenta había desparramado todas las ovejitas del pobre pastor, junto a cuya choza se había refugiado el cuarto Rey. Y se trataba de un pobre pastor que no tenía ni cabalgadura, ni fuerzas para reunir su majada dispersa.

Nuestro cuarto Rey se encontró frente a un dilema. Si ayudaba al buen hombre a recoger sus ovejas, se retrasaría de la caravana y no podría ya seguir con sus Camaradas. El no conocía el camino, y la estrella no daba tiempo que perder. Pero por otro lado su buen corazón le decía que no podía dejar así a aquel anciano pastor. ¿Con qué cara se presentaría ante el Rey Mesías si no ayudaba a uno de sus hermanos?

Finalmente se decidió por quedarse y gastó casi una semana en volver a reunir todo el rebaño disperso. Cuando finalmente lo logró se dio cuenta de que sus compañeros ya estaban lejos, y que además había tenido que consumir parte de su aceite y de su vino compartiéndolo con el viejo. Pero no se puso triste. Se despidió y poniéndose nuevamente en camino aceleró el tranco de sus burritos para acortar la distancia. Luego de mucho vagar sin rumbo, llegó finalmente a un lugar donde vivía una madre con muchos chicos pequeños y que tenía a su esposo muy enfermo. Era el tiempo de la cosecha. Había que levantar la cebada lo antes. posible, porque de lo contrario los pájaros o el viento terminarían por llevarse todos los granos ya bien maduros.

Otra vez se encontró frente a una decisión. Si se quedaba a ayudar a aquellos pobres campesinos, sería tanto el tiempo perdido que ya tenía que hacerse a la idea de no encontrarse más con su caravana. Pero tampoco podía dejar en esa situación a aquella pobre madre con tantos chicos que necesitaba de aquella cosecha para tener pan el resto del año. No tenía corazón para presentarse ante el Rey Mesías si no hacía lo posible por ayudar a sus hermanos. De esta manera se le fueron varias semanas hasta que logró poner todo el grano a salvo. Y otra vez tuvo que abrir sus alforjas para compartir su vino y su aceite.

Mientras tanto la estrella ya se le había perdido. Le quedaba sólo el recuerdo de la dirección, y las huellas medio borrosas de sus compañeros. Siguiéndolas rehizo la marcha, y tuvo que detenerse muchas otras veces para auxiliar a nuevos hermanos necesitados. Así se le fueron casi dos años hasta que finalmente llegó a Belén. Pero el recibimiento que encontró fue muy diferente del que esperaba. Un enorme llanto se elevaba del pueblito. Las madres salían a la calle llorando, con sus pequeños entre los brazos. Acababan de ser asesinados por orden de otro rey. El pobre hombre no entendía nada. Cuando preguntaba por el Rey Mesías, todos lo miraban con angustia y le pedían que se callara. Finalmente alguien le dijo que aquella misma noche lo habían visto huir hacia Egipto.

Quiso emprender inmediatamente su seguimiento, pero no pudo. Aquel pueblito de Belén era una desolación. Había que consolar a todas aquellas madres. Había que enterrar a sus pequeños, curar a sus heridos, vestir a los desnudos. Y se detuvo allí por mucho tiempo gastando su aceite y su vino. Hasta tuvo que regalar alguno de sus burritos, porque la carga ya era mucho menor, y porque aquellas pobres gentes los necesitaban más que él. Cuando finalmente se puso en camino hacia Egipto, había pasado mucho tiempo y había gastdo mucho de su tesoro. Pero se dijo que seguramente el Rey Mesías sería comprensivo con él, porque lo había hecho por sus hermanos.

En el camino hacia el país de las pirámides tuvo que detener muchas otras veces su marcha. Siempre se encontraba con un necesitado de su tiempo, de su vino o de su aceite. Había que dar una mano, o socorrer una necesidad. Aunque tenía temor de volver a llegar tarde, no podía con su buen corazón. Se consolaba diciéndose que con seguridad el Rey Mesías sería comprensivo con él, ya que su demora se debía al haberse detenido para auxiliar a sus hermanos.

Cuando llegó a Egipto se encontró nuevamente con que Jesús ya no estaba allí. Había regresado a Nazaret, porque en sueños José había recibido la noticia de que estaba muerto quien buscaba matarlo al Niño. Este nuevo desencuentro le causó mucha pena a nuestro Rey Mago, pero no lo desanimó. Se había puesto en camino para encontrarse con el Mesías, y estaba dispuesto a continuar con su búsqueda a pesar de sus fracasos. Ya le quedaban menos burros, y menos tesoros. Y éstos los fue gastando en el largo camino que tuvo que recorrer, porque siempre las necesidades de los demás lo retenían por largo tiempo en su marcha. Así pasaron otros treinta años, siguiendo siempre las huellas del que nunca había visto pero que le había hecho gastar su vida en buscarlo.

Finalmente se enteró de que había subido a Jerusalén y que allí tendría que morir. Esta vez estaba decidido a encontrarlo fuera como fuese. Por eso, ensilló el último burro que le quedaba, llevándose la última carguita de vino y aceite, con las dos monedas de plata que era cuanto aún tenía de todos sus tesoros iniciales. Partió de Jericó subiendo también él hacia Jerusalén. Para estar seguro del camino, se lo había preguntado a un sacerdote y a un levita que, más rápidos que él, se le adelantaron en su viaje. Se le hizo de noche. Y en medio de la noche, sintió unos quejidos a la vera del camino. Pensó en seguir también él de largo como lo habían hecho los otros dos. Pero su buen corazón no se lo dejó. Detuvo su burro, se bajó y descubrió que se trataba de un hombre herido y golpeado. Sin pensarlo dos veces sacó el último resto de vino para limpiar las heridas. Con el aceite que le quedaba untó las lastimaduras y las vendó con su propia ropa hecha jirones. Lo cargó en su animalito y, desviando su rumbo, lo llevó hasta una posada. Allí gastó la noche en cuidarlo. A la mañana, sacó las dos últimas monedas y se las dio al dueño del albergue diciéndole que pagara los gastos del hombre herido. Allí le dejaba también su burrito por lo que fuera necesario. Lo que se gastara de más él lo pagaría al regresar.

Y siguió a pie, solo, viejo y cansado. Cuando llegó a Jerusalén ya casi no le quedaban más fuerzas. Era el mediodía de un Viernes antes de la Gran Fiesta de Pascua. La gente estaba excitada. Todos hablaban de lo que acababa de suceder. Algunos regresaban del Gólgota y comentaban que allá estaba agonizando colgado de una cruz. Nuestro Rey Mago gastando sus últimas fuerzas se dirigió hacia allá casi arrastrándose, como si el también llevara sobre sus hombros una pesada cruz hecha de años de cansancio y de caminos.

Y llegó. Dirigió su mirada hacia el agonizante, y en tono de súplica le dijo:
– Perdoname. Llegué demasiado tarde.

Pero desde la cruz se escuchó una voz que le decía:
– Hoy estarás conmigo en el paraíso.

[Tomado de: Mamerto Menapace, Entre el brocal y la fragua, Buenos Aires, Editorial Patria Grande, 31987, 17-22]

………………………………………………………………………………………………….

Extraído de gnosisjujuy.blogspot.com

En los evangelios canónicos se habla poco de los reyes magos que visitan al señor en Epifanía. No hablan de sus nombres, sus características o su procedencia. Sin embargo, estos datos han sobrevivido por la tradición y gracias a los evangelios de la infancia de Cristo. Así, en el libro armenio de la Infancia, se encuentra lo siguiente: “En primer lugar llegó Gaspar, rey de la India. Esparció precioso nardo, mirra, canela, cinamomo, incienso y otros aromas y esencias olorosas. Y de inmediato se expandió un perfume de inmortalidad por la cueva en la que se hallaban. Después, Baltasar, el rey de los árabes, abriendo sus opulentos tesoros, extrajo de ellos para ofrecerle al niño oro y plata, piedras preciosas, magníficas perlas y zafiros de gran valor. A su vez, Melchor, el rey de los persas, aportó mirra, áloe, muselina, púrpura y también cintas de lino”.
Mucho se ha dicho también en la tradición acerca de los colores de los reyes magos. Samael Aun Weor, en su conferencia: El verdadero significado de la Navidad, explica: Todo el simbolismo relacionado con el nacimiento de Jesús, es alquimista y Cabalista. Se dice que tres reyes magos vinieron a adorarle, guiados por una estrella. ¿Cuál es esa estrella y quiénes eran esos reyes magos? Yo les digo a ustedes que esa estrella no es otra que la del Sello de Salomón, la estrella de seis puntas, símbolo del Logos Solar. En cuanto a los tres reyes magos, éstos no existieron como personas; son únicamente, el símbolo de los colores de la Gran Obra, es decir de la Piedra Filosofal
También explica el Venerable Maestro, en el capítulo titulado La Cruz de San Andrés, de su obra: “la Doctrina Secreta de Anáhuac” lo siguiente: Para dar una idea del alcance extraordinario que en la Filosofía hermética toma el simbolismo de los colores de la Gran Obra, observemos que siempre se representa a la Virgen vestida de azul (equivalente al negro), a Dios de blanco y al Cristo de rojo.
En los sagrados templos del viejo Egipto de los faraones, cuando el recipiendario estaba a punto de sufrir las pruebas de la Iniciación, un Maestro se acercaba a él y le murmuraba al oído esta frase misteriosa: “¡Acuérdate que Osiris es un Dios negro!”. Evidentemente, éste es el color específico de las tinieblas, de las sombras cumerías, el del Diablo, a quien se ofrecieron siempre rosas negras, y también el del Caos primitivo donde todos los elementos se mezclan y confunden totalmente. El símbolo del elemento tierra, de la noche y de la muerte radical de todos esos agregados psíquicos que en su conjunto constituyen el mí mismo.
Indubitablemente, lo mismo que en el Génesis hebraico, el día sucede a la noche, así también la luz sucede a la oscuridad. Bienaventurados los que han sido regenerados y lavados por la Sangre del Cordero (el Fuego sexual), serán siempre vestidos con vestiduras blancas… En la Tierra sagrada de los faraones, Path, el Regenerador, usaba siempre túnica de lino blanco para indicar el renacimiento de los puros, de los que han muerto en sí mismos.
El color blanco sucede al negro, el amarillo al blanco y el púrpura de los Reyes sagrados de las Dinastías Solares se sucede siempre al amarillo… Cuando el Bendito llegó a la Tierra del color rojo, ciñó sobre sus hombros la púrpura de los Reyes divinos y resucitó de entre los muertos.”
Por esta explicación alquimista se entiende la tradición los reyes magos y sus colores distintivos: negro, blanco, amarillo y porqué todos visten la púrpura (de color rojo) propia de los reyes. Aunque, también la tradición habla de un cuarto rey mago. Es claro que el cuarto rey mago corresponde al color rojo. Por ese motivo, este último, logra conocer a Cristo hasta en su viacrucis, después de que Cristo ha sido vestido con la púrpura y ha llegado a la tierra del color rojo
.


El Origen del Pesebre y su significado

La tradición del “Pesebre” o “Nacimiento” se remonta a los principios del siglo XIII, por iniciativa de San Francisco de Asís.

En los años subsiguientes se fue repitiendo la costumbre, que luego se propagó por toda Italia y de allí a Europa. Posteriormente, con la llegada de los frailes franciscanos a América, en el siglo XV y XVI se continuaría esta tradición, tomando el color de cada pueblo. La celebración se acompañaría luego con cantos religiosos y villancicos inspirados en su simbología.
Primer “Nacimiento viviente”

Dos semanas antes de la Navidad de 1223, San Francisco llamó a Juan Velita, señor del castillo de Greccio, y le dijo: “Si quieres que celebremos en Greccio esta fiesta del Señor, date prisa en ir allá y prepara enseguida lo que te voy a decir. Quiero celebrar la memoria del niño nacido en Belén, y deseo contemplar de algún modo con mis ojos cuánto sufrió en su condición de niño, cómo fue reclinado en el pesebre y cómo fue puesto sobre el heno, entre un buey y una mula”.

Todo se celebró como estaba previsto: la noche de Navidad, la gente del castillo se dirigió al lugar donde vivían los frailes, con cantando y con antorchas y  en medio del bosque. En una gruta prepararon un altar sobre un pesebre, junto al cual habían colocado una mula y un buey. Aquella noche, como escribió Tomás de Celano, se rindió honor a la sencillez, se exaltó la pobreza, se alabó la humildad y Greccio se convirtió en una nueva Belén. Para una celebración tan original Francisco había obtenido el permiso del papa Honorio III. La homilía corrió a su cargo, pues era diácono, y mientras hablaba del niño de Belén, se relamía los labios y su voz era como el balido de una oveja.  Un hombre allí presente vio en visión a un niño que dormía recostado en el pesebre, y Francisco lo despertaba del sueño. La gente volvió contenta a sus casas, llevándose como recuerdo la paja, que luego se demostró, era una buena medicina para curar a los animales.

El amor Divino hacia el género humano es de innominado valor, y es desde el punto de vista de la lógica superior, un amor absoluto.

Un aspecto de manifestacion del extraordinario Amor Divino, es justamente el excelso acontecimiento del nacimiento de Jesús – Jeshuá Ben Pandirá –quien se desarrollo equilibradamente para recibir al Cristo.

Momento estelar para toda la humanidad de su epoca, de ahora y de siempre y que se ha quedado oculto tras las celebraciones navideñas, las cuales sólo llegan al centro de las emociones comunes, cuando no nos arrastran al submundo de nuestras aberraciones. Pero oculto en el fondo de todo esto, como resistiendo el peso de los siglos, encontramos el maravilloso significado esotérico del nacimiento de Jesús, que no puede faltar en ninguna Teologia Cristiana.

El pesebre de la tradicion cristiana, entraña una portentosa e innegable simbologia para todo aquél que sabe escuchar y aquel que ha desarrollado el entendimiento interior, el entendimiento esotérico del conocimiento vivo con el cual le es posible colegir el orden de una lógica transinfinita, para realizarse en su Cristo vivo, con el proceso práctico del Nacer, Morir y Sacrificarse por la humanidad.

Existen Nacimientos Esotéricos en pro de la Humanidad, y entre ellos , el del Venerable Kabir Jesús es de incomparable majestuosidad, si recordamos que es un Paramartasaya –habitante del Absoluto- o sea es la Jerarquia de Orden Divino de mayor excelsitud que haya tenido cuerpo tridimensional.

Cuando se informa que Jesús nacio en un pesebre, debemos diferenciar dos aspectos de trascendencia: Primero, su nacimiento fisico, en el que se le conoce como Jesús en la pesebrera de Belen , que al igual que todo humano, vivió el proceso de su desarrollo biológico del macio y la época, siendo capaz de conservar sus valores y ser diestro en su manejo, como lo demuestran sus distintas formas en que realizo prodigios, que aún dejan perplejos a los desheredados del Espiritu.
Segundo, cuando se esta haciendo honor a la verdad esotérica del Nacimiento Espiritual de el Cristo, Entidad Multiple Perfecta, dentro del bodhisattwa Jesús de carne y hueso, proceso que se realiza en todo húmano cuando se ha preparado a través de los tres factores de la Revolucion de la Conciencia, trabajo eminentemente purificador, que se realiza en el taller de la alquimia sexual de todo hombre y de todo mujer, legitimamente constituidos para la unión entre lo Divino y lo humano….

VM Eughins Arions

“Mucho se ha hablado sobre el Cristo histórico, mucho se ha hablado sobre Jesús de Nazareth como gran mensajero, pero ha llegado el momento de pensar en el Cristo Intimo”.

“El Cristo es una realidad de instante en instante, de momento en momento. El Cristo Intimo es lo que cuenta. El puede transformarnos  totalmente, él adviene a nosotros cuando el Ego muere”.

“El momento es llegado, en que la humanidad aprenda a comprender a fondo el Esoterismo Crístico, Solar. El instante  ha llegado en que busquemos al Cristo dentro de nosotros mismos, aquí y ahora”..



El auténtico simbolismo de la Navidad

Escrito por Editor VOPUS   

Sobre el simbolismo de la Navidad, es claro que éste es un evento maravilloso, sobre el cual urge meditar profundamente.

Por estos tiempos comienza el frío, aquí en el Norte, debido precisamente a que el Sol se está alejando hacia las regiones australes, y el 24 de diciembre el Sol habrá llegado al máximum, en su viaje hacia el Sur. Si no fuera porque el Sol avanza hacia el Norte, desde el 25 de diciembre en adelante, moriríamos de frío, la Tierra entera se convertiría en una mole de hielo y perecería, realmente, toda criatura, todo aquello que tenga vida. Así, pues, bien vale la pena que reflexionemos en el acontecimiento de la Navidad…

El Cristo-Sol debe avanzar para darnos su vida, y en el equinoccio de la primavera se crucifica en la Tierra; entonces madura la uva y el trigo. Y es precisamente en la primavera cuando debe el Señor pasar por su vida, pasión y muerte, para luego resucitar (la Semana Santa es en primavera).

El Sol físico no es más que un símbolo del Sol espiritual, del Cristo-Sol. Cuando los antiguos adoraban al Sol, cuando le rendían culto, no se referían propiamente al Sol físico. No, se le rendía culto al Sol espiritual, al Sol de la medianoche, al Cristo-Sol.

Es necesario aprender a conocer los movimientos simbólicos del Sol de la medianoche. Él es quien guía siempre al iniciado, él es quien nos orienta, él es quien nos indica lo que debemos y no debemos hacer.

No hay duda de que todas las religiones de la antigüedad celebraron la Navidad… Así como el Sol físico avanza hacia el Norte, para dar vida a toda la creación, así también el Sol de la medianoche, el Sol del espíritu, el Cristo-Sol, nos da vida si nosotros aprendemos a cumplir con sus mandamientos.

En las sagradas escrituras, obviamente, se habla del acontecimiento solar (y hay que saberlo entender entre líneas). Cada año se vive, en el macrocosmos, todo el drama cósmico del Cristo-Sol (cada año, repito). Téngase en cuenta que el Cristo-Sol debe crucificarse cada año en el mundo, vivir todo su drama de la vida, pasión y muerte, para luego resucitar en todo lo que es, ha sido y será, es decir, en todo lo creado. Así es como todos recibimos la vida del Cristo-Sol. También es cierto que cada año el Sol, al alejarse por las regiones australes, nos deja aquí en el Norte tristes, pues él va a dar la vida a otras partes. Las noches largas del invierno son fuertes; en tiempo de Navidad, los días son cortos y las noches largas.

Conviene que entendamos lo que es, ciertamente, el drama cósmico. Se hace necesario que en nosotros también nazca el Cristo-Sol (él debe nacer en nosotros).

En las sagradas escrituras se habla claramente de “Belén” y de un “establo” donde él nace. Ese “establo” de “Belén” está dentro de nosotros mismos, aquí y ahora.

Precisamente, en ese “establo interior” moran los animales del deseo, todos esos “Yoes” pasionarios que cargamos en nuestra psiquis; eso es obvio. Belén mismo, es un nombre esotérico. En tiempos en que el Gran Kabir Jesús vino al mundo, la aldea de Belén no existía. De manera que eso es completamente simbólico. Bel es una raíz caldea que significa “Torre del Fuego”. De manera que, propiamente dicho, “Belén” es “Torre de Fuego”. ¿Quién podría ignorar que BEL es un término caldeo que corresponde, precisamente, a la Torre de Bel, la Torre del Fuego?. Así, pues, Belén es simbólico completamente.

Cuando el Iniciado trabaja con el Fuego Sagrado, cuando el Iniciado elimina de su naturaleza íntima los “agregados psíquicos”, cuando en verdad está realizando la Gran Obra, indubitablemente ha de pasar por la Iniciación Venusta. El descenso del Cristo al corazón del hombre, es un acontecimiento cósmico-humano de gran trascendencia. Tal evento corresponde, en verdad, a la iniciación venusta.

Muchos suponen que el Cristo, exclusivamente, fue Jesús de Nazareth, y están equivocados. Jesús de Nazareth como hombre, o mejor dijéramos, Jeshuá Ben Pandirá como hombre, recibió la iniciación venusta, lo encarnó; mas no es el único que haya recibido tal Iniciación.

Así pues que, debemos entender al Cristo como es: no como una persona, no como un sujeto. El Cristo está más allá de la personalidad, del “Yo” y de la individualidad; el Cristo, en esoterismo auténtico, es el Logos, el Logos Solar, representado por el Sol. Ahora comprenderemos por que los incas adoraban al Sol, los nahuas le rendían culto al Sol, los mayas lo mismo, los egipcios idénticamente, etc.

No se trata de la adoración a un Sol físico, no, sino a lo que oculta tras ese símbolo físico. Obviamente, se adoraba al Logos Solar, al Segundo Logos. Ese Logos Solar es unidad múltiple perfecta (la variedad es unidad).

Pablo lo aclara, diciendo: “De su virtud tomamos todos gracia por gracia”; entonces, hay documentación. Si uno se estudia cuidadosamente a Pablo de Tarso, veremos que rara vez alude (él) al Cristo histórico. Cada vez que Pablo de Tarso habla sobre Jesucristo, se refiere al Jesucristo Interior, al Jesucristo Íntimo, que debe surgir en el fondo de nuestro espíritu, de nuestra alma.

En tanto un hombre no lo haya encarnado, no puede decirse que posee la vida eterna. Sólo él puede, verdaderamente, darnos vida, y dárnosla en abundancia. Así, pues, debemos ser menos dogmáticos y aprender a pensar en el Cristo Íntimo… ¡Eso es grandioso!

 


Los otros Cristificados

El Cristo es una fuerza cósmica, es el Segundo Logos, es la UNIDAD MÚLTIPLE PERFECTA, es una fuerza como la electricidad, una fuerza como la de la gravitación universal, una fuerza como la del fuego, la del agua, del aire, etc.

Es una fuerza, esa fuerza es el Cristo, que se expresa a través de cualquier hombre o mujer (las mujeres también tienen el mismo derecho) que estén debidamente preparados, y eso es todo.

Si el Cristo es cierto que se expresó y se sigue expresando a través del Gran Kabir Jesús, no es menos cierto que se expresó a través de Nuestro Señor Quetzalcoatl (y bien vale la pena leer la vida, pasión, muerte y resurrección del Bendito Quetzalcoatl). Si bien es cierto que resplandeció, pues, en Quetzalcoatl, también no es menos cierto que un día brilló en el rostro de Moisés, en el Monte Nebo, y no es menos cierto que se expresó en la India con el nombre de Krishna, pues el Cristo Cósmico, donde quiera que halla un hombre que esté preparado, allí él se expresa.

El Cristo no es un Individuo, no es una persona, no es un “Yo”; Cristo es una fuerza cósmica que está latente en todo átomo del Universo, es el FUEGO UNIVERSAL DE VIDA (esto hay que entenderlo), es el FUEGO.

Aquí tenemos algunas de las equivalencias entre ellos:

  • Nacidos todos muy próximos a nuestra Navidad.

  • Nacidos todos de una Madre Virgen.

  • Nacidos todos en pesebres o en bajos aposentos.

  • Llevados a realizar una vida de trabajo para la Humanidad.

  • Llamados por sus nombres como “Luz Redentora”, “Sanadores”, “Mediadores”, Salvadores”, “Libertadores”.  

  • Descendieron a los Infiernos o a las Tinieblas.

  • Resucitados nuevamente entre los muertos y llevados a ser pioneros de la humanidad para conducir a los hombres al  Mundo Divino.
  • Fundaron Iglesias o Religiones.   

   

ATTIS

CRISTO DE FRIGIA

Nacida de la Virgen NANA un 25 de diciembre.

Poseía una doble Divinidad, Padre e Hijo Divino.

Fue un Salvador, crucificado en un árbol para la salvación de toda la Humanidad; Fue enterrado pero al tercer día sacerdotes encontraron su tumba vacía; Resucitó entre los muertos (un 25 de  Marzo)

A sus Discípulos Bautizó por su sangre, de tal modo que sus pecados fueron lavados, y sus seguidores se declararon “Haber nacido nuevamente”.

Sus fieles comieron pan y comida sagrada, creyendo haber recibido el cuerpo del Salvador.

Hacia la Celebración de su muerte y resurrección, que es en primavera,  él es mostrado como fue legalmente muerto y colgando de un árbol.

Denominado como “Buen Pastor”, “El Supremo Dios”, “El Unigénito Hijo de Dios”, “El Salvador”.

BUDA

CRISTO DE INDIA

Nacido de la Virgen MAYA un 25 de diciembre; anunciada por una estrella y concurrida por hombres sabios con costosos regalos (Reyes Magos). A su nacimiento los ángeles le cantaban canciones celestiales.

A los 12 años enseñó en un Templo. Fue tentado por Mara, que era el espíritu del mal, en tiempos de ayuno.

Bautizado con agua, en nombre del Espíritu del Dios presente.

Sanó a personas enfermas.

Alimentó a unas 500 personas a partir de una pequeña canasta de bizcochos (panes, alimentos).

Camino sobre el agua.

Vino para cumplir con la Ley. Predicó por el establecimiento del Reino de los Justos.

Obligó a sus seguidores a la pobreza y a renunciar al mundo.

Se transformó en un Monte.

Muerto, según ciertas tradiciones en una cruz, fue sepultado y resucitado entre los muertos luego de que su tumba fuera abierta por una fuerza sobrenatural; ascendió hacia los cielos (Nirvana), y retornaría luego, en días, para juzgar a los muertos.

Denominado “El Buen Pastor”; “Carpintero”, “Alfa y Omega”, “Portador del libre Pecado”, “Maestro”, “La Luz del Mundo”, “Redentor”, etc.

DIONISIO

CRISTO DE GRECIA

Nacido de una Virgen un 25 de diciembre y en un Pesebre.

Ha estado viajando y enseñando; y fue él quien llevó a cabo diferentes milagros.

Montado en un Burro realizo Procesión Triunfal

Transformó agua en vino.

Dio de comer alimento sagrado a sus seguidores y recibieron así el cuerpo del Dios.

Resucitó entre los muertos un 25 de marzo.

Es identificado con el símbolo del carnero y el cordero.

Denominado como “Rey de Reyes”; “El Unigénito de Dios”; “El Redentor”; “El Salvador”; “El portador de todos los pecados”, “Ungió a Uno”, “El Alfa y el Omega”.

JESUS

CRISTO DEL MEDIO ORIENTE

Judio originario de Nazaret adorado  en Roma y eventualmente en toda Europa y sus colonias.

Nacido en un pesebre dentro de una cueva un 25 de diciembre, hijo de la Virgen María, según los Evangelio y en una cueva según el “protevangelio”

Viajó extensamente y realizó buenos oficios; Fue traicionado, sacrificado y sepultado su cuerpo en una tumba. Resucitó entre los muertos al tercer día y ascendió a los cielos.

El Bautismo: desde los tiempos de Pablo se entendía como una aparición de muerte y  que a partir del agua se comenzaría una nueva vida. 

La Eucaristía: Es interpretada como un alimento Sagrado a partir de la sangre y cuerpo de Dios.

Conmemoraciones:  En el solsticio de invierno la Navidad; en el solsticio de primavera las Pascuas.

HERACLES

CRISTO DE GRECIA

Nacido en el equinoccio de invierno, hijo de una Virgen de quien se contuvo sexo hasta que el niño naciera.

Sacrificado en el equinoccio de primavera.

Denominado “El Salvador”, “Príncipe de la Paz”, “Hijo de todos los justos”, “El Unigénito”.

KRISHNA

CRISTO DE INDIA

Nacido en tiempos en que su Padre sustituto, Nanda, se encontraba en la ciudad para  pagarle sus impuestos al Rey. Su Natividad fue anunciada por una estrella.

Krishna fue hijo de la Virgen Devaki, en una cueva, que al momento de su nacimiento fue milagrosamente iluminada por una estrella. Las vacas adoraron su nacimiento.

El Rey Kansa intentó buscar al Cristo Hindú, ordenando asesinar a todos los niños varones nacidos esa misma noche.

Krishna viajó mucho cumpliendo varios milagros; resucito muertos sanando leprosos, sordos y ciegos.

La crucifixión de Krishna es representado por medio de una cruz y sus brazos extendidos. Atravesado por una flecha colgando de la cruz, Krishna fallecido descendió a los infiernos, pero definitivamente al tercer día ascendió a los cielos; (El Evangelio de Nicodemo dice que Jesús descendió a los infiernos). Krishna retornaría días mas tarde para juzgar a los muertos.

Krishna es la segunda personificación de la Trinidad Hindú.

 

MITRAS

CRISTO DE PERSIA

Originario de Persia, adorado  en la India y eventualmente en Roma.

Cuando el mito de Cristo era nuevo y poco conocido, Mitras y el Mitraísmo eran ya ancestrales.

Adorado por siglos como el mensajero de la verdad, Mitra era venerado por los Persas (Zoroastrianismo), y por los Hindúes (véase la literatura Vedica) antes de que su fe fuera reconocida en Roma, en donde los misterios florecieron en el siglo segundo D.C.

Tristemente muchos de Nosotros no sabemos de ésta fe que conformó a millones de almas. Tempranamente los Cristianos dominaron a ésta religión exterminando a Mitras y a sus fieles, arrasando a sus templos e incendiando sus sagrados textos.

Cada año, a mediados de invierno, el Hijo del dios nuevamente nacía, poniéndole fin a la oscuridad. Cada primer minuto de todos los 25 de diciembre en el Templo de Mitra los sacerdotes con atuendos blancos encendían velas e inciensos celebrando el nacimiento del Hijo del Dios. Mitras nacido un 25 de diciembre, en una cueva, era hijo de una Madre Virgen. Mitra descendió del cielo como hombre, salvó a la Humanidad de sus pecados, siendo conocido como “El Salvador”  “El hijo de Dios”, “El Redentor”, “El Cordero de Dios”.

Mitra junto a doce discípulos viajó extensamente convirtiéndose en un maestro e iluminador de los Hombres.

Fue sepultado en una tumba, de la cual resucitó entre los muertos. – Es un evento celebrado anualmente con mucho regocijo -.

Sus seguidores guardan al Sabat como si fuese un día Santo, y llevan a cabo banquetes sacramentales en memoria de éste acontecimiento. Las Sagradas comidas, pan y agua, o pan y vino, son simbólicamente el cuerpo y la sangre del sagrado tauro, (Dios.)

Bautismo en la sangre del toro. (Taurobolum) – en los inicios.

Bautismo  “lavado en la sangre del cordero” mas tarde.

Bautismo de agua (registrado por el Cristianismo autor de las Tertulias.)

Los Rituales Mitráicos ocasionaban la transformación y salvación de sus adherentes – una especie de elevación del alma hacia una realidad divina-

Los festivales Mitraicos eran dos, uno hacia el solsticio de invierno, (que simboliza su nacimiento), y otro hacia el solsticio de primavera que simboliza a su muerte y resurrección.

OSIRIS

CRISTO DE EGIPTO

El nació para cumplir hacer cumplir la ley.

Se la Llamó KRST el unido.

Nacida de la Virgen ISIS-MERI un 25 de diciembre en un pesebre.

Su nacimiento fue anunciado por una estrella y asistido por tres hombres sabios, (Reyes Magos); Su padre terrenal se llamaba “Seb” que traducido es José.

A los 12 años enseñaba en el Templo, y a los 30 años fue Bautizado, siendo recluido por 18 años.

Su bautismo se efectuó en el río Larutana, (río Jordán), por Anup el Bautista, quien fuera decapitado; ( Anup se traduce como Juan.)

Osiris Viajó extensamente, enseñó a los hombres y pacificó por medio de la música a bondad, no empleo la fuerza de sus brazos.

Hizo milagros, exorcizo a los demonios, y resucitó a Osiris de entre los muertos.

  Caminó sobre el agua.

  Fue traicionado por Tifón, crucificado entre dos ladrones el 17 de Athry. Sepultado en una tumba y al tercer día (19 de athr) resucitó.

Sus discípulos a su muerte y resurrección celebraban cada año en el equinoccio invernal (- Pascua-).

Denominado “El camino de la Verdad y de la Luz”, “El Mesías”, “Dios convertido Hombre”, “El Hijo del Señor”, “El Verbo hecho carne”, “La Verdad de la Palabra”.

Se esperaba reinara mil años.

ZOROASTRO

CRISTO DE ASIA MENOR

Nacido de una Virgen.

Fue bautizado en un río.

En su juventud él asombró con su extraordinaria sabiduría a otros sabios. Cuando él tenía 30 años comenzó su ministerio.

Tentado en el desierto por el demonio.

Desalojó a los demonios.

Le devolvió la vista a un hombre.

Reveló todos los misterios del Cielo, del Infierno, de la Resurrección, del juicio, de la Salvación y del Apocalipsis.

Sus fieles celebraban la Eucaristía por medio de una sagrada comida.

Se lo denominaba “La Palabra hecha Carne”.


La lucha del alma

Vivo sin saber que vivo
en una selva oscura
 que le llaman vida.
Vivo con fieras temibles
que ofuscan mi cuerpo
y dominan mi vida.
Fieras que asaltan mi mente
que no tienen llene
y siempre merodean
Lucho con valor troyano
pero siempre escapan
cuando están heridas.
Guerra que se libra a muerte
en cada momento
turbio de mi vida.
Siempre que no este yo ausente
porque si me yo duermo
sufro la agonía.
Vamos individuo ufano
graco disidente
¡no dobles la espalda!. 
Espera con paciencia el arma
que traerá la calma
y que Dios te envía.
Y de mano de una bella diosa
que empuña azarosa
el cayado en llamas.
Y esas bestias horrorosas
cuando creen que ganan
¡serán calcinadas!.

Kland

http://letrasdekland.obolog.com/lucha-alma-270716


La llamada al Titán

Extraído de: http://letrasdekland.obolog.com/

Oh poderoso titán
levanta la cabeza del lodo,
cuanto hace que yaces alli
entre ese sueño de hierro y delirio.

Demaciado tiempo
entre el sonido sordo del ayer,
demaciado tiempo entre el olvido del SER.

Tu padre se cansa de llamarte:
¡Hijo recuerda tu hogar!,
levanta la frente, esclavo del deseo
levanta tu faz, hijo perdido.

Oh poderoso Titán
la noche de los siglos te cubre,
tu origen alto has olvidado
¡vuelve a las memorias del glorioso pasado!.

Tu madre te parió
entre las llamas radiantes del sol,
tu padre te bautisó
entre la luz omniciente del SOY.

Te buscaron una noble cuna
y una casa nueva te abrigó,
un pequeño barco azul
como sobria escuela, tu mentor.

Creciste magnánimo y libre
terrible poder de ti fué floreciendo,
¡Ay por los villanos y crueles!
su vida entre tus manos se fue deteniendo.

Pero el poder corrompe y ciega
si no hay en tu interior sabiduria,
y tus entrañas se llenaron de placer
al conocer la tentación de la caida.

Oh poderoso Titán
ruedas en el fango ya hace mucho,
y en cada giro una cadena vas forjando.

¡Levanta la cabesa del lodo!
la aurora del SER te esta llamando,
tu padre a la verdad te esta empujando
y tu madre no deja de llorar por ti…..

Kland


Oración de Indios Sioux (Norteamérica)

¡Oh gran espiritu!

Cuya voz escucho en el viento,

Cuyo aliento da vida al mundo.

¡Escuchame!

Vengo a ti,

uno de tus muchos hijos

soy débil y pequeño

necesito tu fuerza,

y tu sabiduría

déjame caminar entre las cosas hermosas,

y haz que mis ojos admiren

la puesta del sol dorada.

Haz que mis manos respeten

lo que tu haz creado,

y que mis oídos sean agudos

para oir tu voz.

Hazme sabio

para así reconocer la sabiduría

para así conocer las cosas que has escondido en cada hoja y en cada roca.

Busco tu fuerza,

no para ser superior a mis hermanos,

sino para ser diestro en combatir a mi mayor enemigo:

yo mismo.

Haz que siempre este dispuesto a ir hacia ti con las manos limpias y la vista recta.

Así, cuando la vida se apague como la luz del atardecer,

mi espiritu podrá ir hacia ti sin pudor alguno.