Archivo de la categoría: Temas más importantes

La luchas de los opuestos

 

Un gran Maestro decía: "Buscad la iluminación, que todo lo demás se
os dará por añadidura".
El peor enemigo de la iluminación es el Yo. Es necesario saber que el Yo es un
nudo en el fluir de la existencia, una obstrucción fatal en el flujo de la vida
libre en su movimiento.
Se le preguntó a un Maestro:
-¿Cual es el camino?
-¡Qué magnífica montaña!-dijo, refiriéndose a la montaña donde tenía su retiro.
-No os pregunto acerca de la montaña, sino acerca del camino.
-Mientras no puedas ir más allá de la montaña, no podrás encontrar el
camino-replicó el Maestro.
Otro monje hizo la misma pregunta a ese mismo Maestro:
-¡Allá está, justo delante de tus ojos,-respondió el Maestro.
-¿Por qué no puedo verlo?
-¡Porque tienes ideas egoístas!
-¿Podré verlo, Señor?
-Mientras tengas una visión dualista y digas: Yo no puedo, y así por el estilo,
tus ojos estarán obscurecidos por esa visión relativa.
-Cuando no hay ni yo, ni tú, ¿se le puede ver?
-Cuando no hay yo ni tú, ¿quién quiere ver?
El fundamento del Yo es el dualismo de la mente. El Yo se sostiene por el
batallar de los opuestos.
Todo razonamiento se fundamenta en el batallar de los opuestos. Si decimos:
Fulano de tal es alto; queremos decir que no es bajo. Si decimos: Estoy
entrando; queremos decir que no estamos saliendo. Si decimos: Estoy alegre;
afirmamos con ello que no estamos tristes, etc.
Los problemas de la vida no son sino formas mentales con dos polos: uno
positivo y otro negativo. Los problemas se sostienen por la mente y son creados
por la mente. Cuando dejamos de pensar en un problema, éste termina,
inevitablemente.
Alegría y tristeza, placer y dolor, bien y mal, triunfo y derrota,
constituyen el batallar de los opuestos en el cual se fundamenta el Yo.
Vivimos miserablemente toda la vida de un opuesto a otro: triunfo-derrota,
gusto-disgusto, placer-dolor, fracaso-éxito, esto aquello, etc.
Necesitamos liberarnos de la tiranía de los opuestos. Esto sólo es posible
aprendiendo a vivir de instante en instante, sin abstracciones de ninguna
especie, sin sueños, sin fantasías.
¿Habéis observado cómo las piedras del camino están pálidas y puras después de
un torrencial aguacero? Uno, sólo puede murmurar un ¡Oh! de admiración.
Nosotros debemos comprender ese ¡Oh! de las cosas sin deformar esa exclamación
divina con la batalla de los opuestos.
Joshu, preguntó al Maestro Nansen:
-¿Qué es el tao?
-¡La vida común!-respondió Nansen.
-¿Cómo se hace para vivir de acuerdo con ella?
-Si tratas de vivir de acuerdo con ella, huirá de tí. No trates de cantar esta
canción, deja que ella misma se cante. ¿Acaso el humilde hipo no viene por sí
solo?
Recordad esta frase: "La Gnosis se vive en los hechos, se marchita en las
abstracciones, y es difícil de hallar aún en los pensamientos más nobles."
Le preguntaron al Maestro Bokujo:
-¿Tendremos que vestir y comer todos los días? ¿Cómo podríamos escapar de todo
esto?
El Maestro respondió:
-Comemos, nos vestimos…
-No comprendo-dijo el discípulo.
-Entonces, vístete y come-dijo el Maestro.
Esta es, precisamente, la acción libre de los opuestos. ¿Comemos? ¿Nos
vestimos? ¿Por qué hacer un problema de eso? ¿Por qué estar pensando en otras
cosas mientras estamos comiendo o vistiéndonos?
Si estás comiendo, come, y si estás vistiéndote, vístete, y si estás andando
por la calle, anda, anda, anda, pero no pienses en otra cosa, haz únicamente lo
que estás haciendo, no huyas de lo que estás haciendo, no huyas de los hechos,
no los llenes de tantos significados, símbolos, sermones y advertencias.
Vívelos sin alegorías, vívelos con mente receptiva de instante en instante.
Comprended que os estoy hablando del sendero de acción libre del batallar
doloroso de los opuestos.
Acción sin distracciones, sin escapatorias, sin fantasías, sin abstracciones de
ninguna especie.
Cambiad vuestro carácter, amadísimos, cambiadlo a través de la acción
inteligente, libre del batallar de los opuestos.
Cuando se les cierran las puertas a las fantasías, se despierta el órgano de la
intuición.
La acción, libre del batallar de los opuestos, es acción intuitiva, es acción
plena. Donde hay plenitud, el Yo está ausente.
La acción intuitiva nos conduce de la mano hasta el despertar de la conciencia.
Trabajemos y descansemos felices, abandonándonos al curso de la vida. Agotemos
el agua turbia y podrida del pensamiento habitual y en el vacío fluirá la
Gnosis, y con ella, la alegría de vivir.
Esta acción inteligente, libre del batallar de los opuestos nos eleva a un
punto en el cual algo debe romperse. Cuando todo marcha bien, se rompe el techo
rígido de pensar, y la luz y el poder del Íntimo, entran a raudales en la mente
que ha dejado de soñar.
Entonces, en el mundo físico y fuera de él, durante el sueño del cuerpo
material, vivimos totalmente conscientes e iluminados, gozando la dicha de la
vida en los mundos superiores.
Esta tensión continua de la mente, esta disciplina, nos lleva al despertar de
la conciencia. Si estamos comiendo y pensando en negocios, es claro que estamos
soñando. Si estamos manejando un automóvil y estamos pensando en la novia, es
lógico que no estamos despiertos, estamos soñando. Si estamos trabajando y
estamos recordando al compadre o a la comadre, al amigo o al hermano, etcétera,
es claro que estamos soñando.
La gente que vive soñando en el mundo físico, vive también soñando en los
mundos internos durante aquellas horas en que el cuerDo físico está durmiendo.
Se necesita dejar de soñar en los mundos internos. Cuando dejamos de soñar en
el mundo físico, despertamos aquí y ahora y ese despertar aparece en los mundos
internos.
Buscad primero la iluminación que todo lo demás se os dará por añadidura.
Quien está iluminado ve el camino, quien no está iluminado no puede
ver el camino y fácilmente puede extraviarse en la senda y caer en el abismo.
Son terribles el esfuerzo y la vigilancia que se necesitan de segundo en
segundo, de instante en instante, para no caer en ensoñaciones. Basta un minuto
de descuido y ya la mente está soñando al acordarse de algo, al pensar en algo
distinto al trabajo o al hecho que estamos viviendo en el momento.
Cuando en el mundo físico aprendemos a estar despiertos de instante en
instante, en los mundos internos, durante las horas del sueño del cuerpo físico
y también después de la muerte, vivimos despiertos y auto-conscientes de
instante en instante.
Es doloroso saber que la conciencia de todos los seres humanos duerme y sueña
profundamente, no solamente durante aquellas horas dé reposo del cuerpo físico,
sino también durante ese estado, irónicamente llamado de vigilia.
La acción, libre de dualismo mental, produce el despertar de la conciencia.


PROBISTMO

Probistmo, es la ciencia que estudia las esencias mentales que
encarcelan al alma. Probistmo es la ciencia de las pruebas esotéricas.
Probistmo, es aquella sabiduría interna que nos permite estudiar las cárceles
del entendimiento.
Probistmo es la ciencia pura que nos permite conocer a fondo los errores de las
mentes individuales.
La mente humana debe libertarse del miedo y de las apetencias. La mente humana
debe liberarse de las ansias de acumulación, de los apegos, de los odios, de
los egoísmos, de las violencias, etc.
La mente humana debe liberarse de los procesos del razonamiento que dividen la
mente en el batallar de las antítesis.
Una mente dividida por el proceso deprimente de la opción no puede servir de
instrumento al Íntimo.
Hay que cambiar el proceso del razonamiento por la belleza de la comprensión.
El proceso de la elección conceptual divide a la mente y da nacimiento a la
acción errada y al esfuerzo inútil.
El deseo y las apetencias son trabas para la mente. Esas trabas conducen al
hombre a toda clase de errores cuyo resultado es el Karma.
El miedo ejerce sobre la mente el deseo de seguridad. El deseo de seguridad
esclaviza la voluntad convirtiéndola en una prisionera de auto-barreras
definitivas, dentro de las cuales se esconden todas las miserias humanas.
El miedo trae toda clase de complejos de inferioridad. El miedo a la muerte
hace que los hombres se armen, y que unos a otros se asesinen. El hombre que
carga revólver al cinto es un cobarde, un miedoso. El hombre valeroso no carga
armas porque no le tiene miedo a nadie.
El miedo a la vida, el miedo a la muerte, el miedo al hambre, el miedo
a la miseria, el miedo al frío y a la desnudez, engendran toda clase de
complejos de inferioridad. El miedo conduce a los hombres a la violencia, al
odio, a la explotación, etc.
La mente de los hombres vive de cárcel en cárcel, y cada cárcel es una escuela,
una religión, un concepto errado, un prejuicio, un deseo, una
opinión, etc.
La mente humana debe aprender a fluir seriamente, en forma integral, sin el
proceso doloroso de los razonamientos que la dividen con el batallar de las
antítesis.
La mente debe volverse como un niño para que pueda servir de instrumento al
Íntimo.
Debemos vivir siempre en el presente porque la vida es tan sólo un instante
eterno.
Debemos liberarnos de toda clase de preconceptos y deseos. Debemos movernos
únicamente bajo los impulsos del Íntimo. La codicia, la ira, la lujuria, tienen
su guarida en la mente. La codicia, la ira, la lujuria, conducen a las almas al
Avitchi.
El hombre no es la mente. La mente es tan sólo uno de los cuatro cuerpos de
pecado. Cuando el hombre se identifica con la mente va al abismo.
La mente es tan sólo un pollino en el que debemos montar parar entrar en la
Jerusalén celestial en Domingo de Ramos.
Cuando la mente nos asedie con representaciones inútiles, hablémosle así:
¡Mente, retírame estas representaciones, no te las acepto, tú eres mi esclava y
yo soy tu señor!
Cuando la mente nos asedie con representaciones de odio, miedo, cólera,
apetencias, codicia, lujuria, etc., hablémosle así: ¡Mente, retírame estas
cosas, no te las acepto, yo soy tu amo, yo soy tu señor y tú debes obedecerme
porque eres mi esclava hasta la consumación de los siglos!
Ahora necesitamos hombres de thelema, hombres de voluntad que no se dejen
esclavizar por la mente.

LA DIDÁCTICA DE LA DISOLUCIÓN DEL YO

La mejor didáctica para la disolución del Yo, se halla en la vida
práctica intensamente vivida.
La convivencia es un espejo maravilloso donde el Yo se puede contemplar de
cuerpo entero.
En la relación con nuestros semejantes, los defectos escondidos en el fondo
sub-consciente, afloran espontáneamente, saltan fuera, porque el subconsciente
nos traiciona y si estamos en estado de alerta percepción, entonces, los vemos
tal cual son en Sí mismos.
La mejor alegría para el gnóstico es celebrar el descubrimiento de alguno de
sus defectos.
Defecto descubierto, defecto muerto. Cuando descubrimos algún defecto, debemos
verlo en escena como quien está viendo cine, pero sin juzgar ni condenar.
No es suficiente comprender intelectualmente el defecto descubierto, se hace
necesario sumergirnos en profunda meditación interior para atrapar al defecto
en los otros niveles de la mente.
La mente tiene muchos niveles y profundidades y mientras no hayamos comprendido
un defecto en todos los niveles de la mente, nada habremos hecho y éste
continuará existiendo como demonio tentador en el fondo de nuestro propio
subconsciente.
Cuando un defecto es íntegramente comprendido en todos los niveles de la mente,
entonces, éste se desintegra, al desintegrar y reducir a polvareda cósmica el
Yo que lo caracteriza.
Así es como vamos muriendo de instante en instante. Así es como vamos
estableciendo dentro de nosotros un centro de conciencia permanente, un centro
de gravedad permanente.
Dentro de todo ser humano que no se halle en último estado de degeneración,
existe el Budhatta, el Principio budhístico interior, el
material psíquico o materia prima para fabricar eso que se llama Alma.
El Yo pluralizado gasta torpemente dicho material psíquico en explosiones
atómicas absurdas de envidias, codicia, odios, celos, fornicaciones, apegos,
vanidades, etc.
Conforme el Yo pluralizado va muriendo de instante en instante, el material
psíquico se va acumulando dentro de nosotros mismos, convirtiéndose en un
centro permanente de conciencia.
Así es como vamos individualizándonos poco a poco. Desegoistizándonos nos
individualizamos. Empero, aclaramos que la individualidad no es todo, con el
acontecimiento de Belén debemos pasar a la sobre-individualidad.
El trabajo de disolución del Yo es algo muy serio. Necesitamos estudiarnos a sí
mismos, profundamente, en todos los niveles de la mente. El Yo es un libro de
muchos tomos.
Necesitamos estudiar nuestra dialéctica, pensamientos, emociones, acciones de
instante en instante, sin justificar ni condenar. Necesitamos comprender
íntegramente en todas las profundidades de la mente, todos y cada uno de
nuestros defectos.
El Yo pluralizado es el subconsciente. Cuando disolvemos el Yo, el
subconsciente se convierte en consciente.
Necesitamos convertir el subconsciente en consciente y eso sólo es posible
logrando la aniquilación del Yo.
Cuando el consciente pasa a ocupar el puesto del subconsciente, adquirimos eso
que se llama conciencia continua.
Quien goza de conciencia continua, vive consciente en todo instante, no sólo en
el mundo físico sino también en los mundos superiores.
La humanidad actual es subconsciente en un noventa y siete por ciento, y por
ello, duerme profundamente, no solamente en el mundo físico, sino también en
los mundos suprasensibles durante el sueño del cuerpo físico y después de la
muerte.
Necesitamos la muerte del Yo, necesitamos morir de instante en instante, aquí y
ahora, no solamente en el mundo físico, sino también en todos los planos de la
Mente cósmica.
Debemos ser despiadados para con nosotros mismos y hacerle la disección al Yo
con el tremendo bisturí de la autocrítica.


"BLUE TIME" O TERAPÉUTICA DEL REPOSO

En el umbral misterioso del Templo de Delfos existía grabada en la
piedra viva una máxima griega que decía NOSCE TE IPSUM, "Hombre, conócete
a tí mismo y conocerás el Universo y a los Dioses".
El estudio de sí mismo, la serena reflexión, es obvio que en última instancia
concluye en la quietud y en silencio de la mente.
Cuando la mente está quieta y en silencio, no sólo en el nivel superficial,
intelectual, sino en todos y cada uno de los 49 departamentos subconscientes,
adviene entonces lo nuevo, se desembotella la esencia, la conciencia, y viene
el despertar del alma, el éxtasis y el shamadhí.
La práctica diaria de la meditación nos transforma radicalmente. Las gentes que
no trabajan en la aniquilación del yo viven mariposeando de escuela en escuela
y no encuentran su centro permanente de gravedad, mueren fracasadas sin haber
logrado la Autorrealización íntima del Ser.
El despertar de la conciencia sólo es posible mediante la liberación y
emancipación del dualismo mental, del batallar de las antítesis, del oleaje
intelectual. Cualquier lucha subconsciente, infraconsciente o inconsciente, se
convierte en una traba para la liberación de la esencia.
Toda batalla antitética, por insignificante e inconsciente que sea ella, acusa,
en los infiernos atómicos del hombre, puntos obscuros desconocidos. Observar y
conocer esos aspectos infrahumanos del sí mismo, resulta indispensable para
lograr la absoluta quietud y silencio de la mente. Sólo en ausencia del yo es
posible experimentar y vivir la Revolución Integral y la Revolución de la
Dialéctica.
El "Blue Time" o Terapéutica del Reposo tiene reglas básicas, sin las
cuales resultaría imposible emanciparnos de los grilletes mortificantes de la
mente. Estas reglas son:
1.-RELAJACIÓN: Es indispensable aprender a relajar el cuerpo para la
meditación; ningún músculo debe quedar en tensión. Es urgente provocar y
graduar el sueño a voluntad. Es evidente que de la sabia combinación de sueño y
meditación resulta eso que se llama Iluminación.
2.-RETROSPECCIÓN: ¿Qué se busca a través de la retrospección? El animal intelectual,
debido a la vida mecánica que vive diariamente, se olvida de sí mismo y cae en
la fascinación; anda con la conciencia
dormida sin recordar qué hizo en el instante de levantarse, desconociendo los
primeros pensamientos del día, sus actuaciones y lugares donde ha estado.
La retrospección tiene como finalidad la toma de conciencia de todas las
actuaciones o acciones del pasado. Al realizar la retrospección en la
meditación, no pondremos objeciones a la mente; traeremos el recuerdo de las
situaciones del pasado, desde el instante en el que se inicie la retrospección
hasta el momento de la vida que nosotros deseemos. Cada recuerdo debemos
estudiarlo sin identificarnos con él.
3.-REFLEXIÓN SERENA: Primeramente, hay que hacernos plenamente conscientes del
estado de ánimo en el que nos encontramos antes de qué surja cualquier
pensamiento. Observar serenamente nuestra mente, poner atención plena en toda
forma mental que haga su aparición en la pantalla del intelecto.
Es perentorio convertirnos en vigías de nuestra propia mente durante cualquier
actividad agitada, y detenernos por un instante para observarla.
4.-PSICOANÁLISIS: Indagar, inquirir, investigar la raíz y el origen de cada
pensamiento, recuerdo, afecto, emoción, sentimiento, resentimiento, etc., conforme
van surgiendo en la mente.
Durante el psicoanálisis se deberá examinar, aquilatar e inquirir sobre el
origen, causa, razón o motivo fundamental de todo pensamiento, recuerdo, imagen
y asociación, conforme van surgiendo desde el fondo del subconsciente.
5.-MANTRALIZACIÓN O KOAN: Los objetivos de esta etapa son: a) Mezclar dentro de
nuestro universo interior las fuerzas mágicas de los mantras o koanes. b)
Despertar conciencia. c) Acumular íntimamente átomos crísticos de altísimo
voltaje.
En este trabajo psicológico el intelecto debe asumir un estado receptivo,
íntegro, uni-total, pleno, tranquilo y profundo. Con los koanes o frases que
descontrolan a la mente se logra el estado receptivo uni-total.
6.-ANÁLISIS SUPERLATIVO: Consiste en un conocimiento introspectivo de sí
mismos. Introvertirnos es indispensable durante la meditación de fondo.
En este estado se trabajará en el proceso de la comprensión del yo o defecto
que se quiere desintegrar. El estudiante gnóstico se concentrará en el agregado
psicológico y lo mantendrá en la pantalla de la mente. Ante todo, es
indispensable ser sincero consigo mismo.
El análisis superlativo consta de dos fases, que son:
a) Auto-exploración: Indagar en lo profundo de la conciencia y en los 49
niveles del subconsciente cuándo fue la primera vez en la vida que se manifestó
el defecto, cuándo la última y en qué momentos es que tiene más fuerza para
manifestarse.
b) Auto-descubrimiento: Investigar cuáles son los alimentos del yo. Fraccionar
y dividir al defecto en varias partes y estudiar cada una de éstas para lograr
conocer de qué clase de yoes proviene y qué clase de yoes derivan de él.
7.-AUTO-JUICIO: Sentar al defecto en estudio en el banquillo de los acusados.
Traer a juicio los daños que ocasiona a la conciencia y los beneficios que
traería a nuestra vida la aniquilación del defecto que se está juzgando.
8.-ORACIÓN: A la Divina Madre Kundalini, la Madre interior e individual, se le
pedirá con mucho fervor. Se le hablará con franqueza e introvertiendo todos los
defectos y fallas que tenemos para que Ella, que es la única capaz de
desintegrar los yoes, los desintegre hasta su misma raíz.
Resulta agradable e interesante asistir, cada vez que se pueda, a las Salas de
meditación-Lumisiales gnósticos.
Es imprescindible practicar la meditación siempre con los ojos cerrados a fin
de evitar las percepciones sensoriales externas.

del libro "La revolución de la dialéctica"

Anuncios

La Esencia maravillosa

En los estudios gnósticos, el estudiante aprende que la
mayoría de seres humanos que poblamos el planeta Tierra, somos seres
incompletos, no somos seres humanos auténticos. Somos animales pensantes o animales
intelectuales
. Nadie puede negar que en la clasificación taxonómica de seres
vivos, hombres y mujeres pertenecemos a la clase de los mamíferos.
Cualquier persona, al estudiarse a sí misma y con la conciencia despierta,
podrá observar que lo único que diferencia a la humanidad, del resto de
mamíferos es el intelecto. A muchas personas, si se les quitara lo poco que
tienen de intelecto, se comportarían peor que los animales.
Somos seres incompletos, es decir, no estamos plenamente realizado, porque no
poseemos Alma, somos desalmados. Afortunadamente poseemos algo valioso y
digno en nuestro interior: la Esencia maravillosa, también conocida como
chispa divina, Budhata, o fracción de alma.
En la Esencia se encuentran los valores, las virtudes, las cualidades más
sublimes y mejorcimentadas en cada quien. La Esencia es el germen, la semilla,
la materia prima, el material psíquico primordial para fabricar eso que se
llama: Alma. En la Esencia, se encuentra lo mejor de nosotros mismos. La
Esencia se define en Psicología gnóstica
, como el conjunto de valores
positivos que se poseen en forma innata.
El Alma auténtica debe ser formada por quien busca una transformación
psicológica radical. Solo la poseen los seres humanos auténticos, los
verdaderos santos, los grandes iniciados de la Logia Blanca, los grandes
guías espirituales de todas las religiones. Ejemplo de mujeres y hombres
auténticos: Jesús de Nazaret, María Magdalena los primeros apóstoles, Francisco
de Asís, Elena Petronila Blavatsky (HPB), Budha, Krishna, Mahoma, Quetzalcoatl,
Gucumatz.
El Alma se forma gradualmente a base de enormes esfuerzos conscientes y
padecimientos intencionales. El proceso para el nacimiento del alma puede
compararse al del nacimiento de un bebé a partir de la concepción. Constituye
parte fundamental del trabajo esotérico gnóstico. El trabajo para
desarrollar la Esencia hasta convertirla en Alma es de tipo psicológico y
alquimista
.
Así, la Esencia se convierte en Perla seminal, más tarde deviene el Embrión
áureo
y finalmente con la formación del Alma viene el verdadero nacimiento
segundo
del que se habla en el capítulo 3 del Evangelio de Juan y
entonces, el iniciado se convierte en auténtico hijo de Dios “Todo aquel
que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de dios permanece
en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios” (1 Jn 3:9). “Sabemos que
todo aquel que ha nacido de Dios, no practica el pecado, pues Aquel que fue
engendrado por Dios le guarda, y el maligno no le toca”. (1 Jn 5:18). .
En el capítulo titulado precisamente: La Esencia de la obra Psicología del
Desperta
r, José Jesús Leal explica que: “en la Esencia tenemos los
elementos conscientivos necesarios para nuestra propia auto realización íntima.
En la Esencia están la sabiduría, el amor y el poder”.
De acuerdo con la Gnosis
, las razones de que la humanidad en general, solo
tiene Esencia y no una legítima Alma son muchas. Basta observar los actos
humanos, las guerras, la pobreza, la violencia, los crímenes, las traiciones y
muchas conductas indeseables por todas partes del mundo.
Esos elementos indeseables de conductas se originan en los defectos de
carácter, personificados en el mi mismo, en el sí mismo, en el yo psicológico.
El yo de la Psicología gnóstica
tiene encarcelada, atrapada,
embotellada a la Esencia o chispa divina e impide su expresión y desarrollo.
Quien quiera alcanzar la divinidad, la santidad, convertirse en auténtico hijo
de Dios y alcanzar la salvación debe trabajar sobre sí mismo liberando a la
Esencia de la prisión en la que el ego la tiene esclavizada y fragmentada.
En este sentido, resulta oportuno transcribir lo que anota Henri Charles Puech,
en el Prefacio (página 18) de su obra: En torno a la Gnosis: la gnosis no
hace sino incitarle ante todo a liberarse de él, sino reforzar y justificar su
anhelo de liberación, impulsándole a “apresurarse” a su abandono, a dejarlo
atrás para ir más allá…

Más adelante en la página citada de la obra de Pueck, se lee: salvarse, es
en efecto, ante todo huir, fugarse, evadirse, “salir del mundo” o, si se
utiliza una expresión igualmente técnica, “renunciar a él”, emprender una
travesía, efectuar un “éxodo” que conducirá fuera de él. Pero, mientras tanto,
el gnóstico habrá de concentrar en sí mismo todas sus fuerzas, tendrá que
“reunir sus miembros”, todas las “parcelas” de su alma disipadas, ahogadas en
la masa confusa del cuerpo que le oprime, tendrá que desembarazarlas del estado
de dispersión, de torpor, de olvido, de inconsciencia, en que se hallaban
sumidas, a fin de devolverles su vigor y conducirlas a la unidad de una
conciencia plenamente lúcida y afirmada en sí misma
.
Al estudiar la Esencia, desde el punto de vista de la Gnosis
, resulta indispensable diferenciarla también de la
personalidad. La Esencia es lo natural, lo auténtico, mientras que la
personalidad es lo adquirido. A este respecto, J Vaysse, en el capítulo
titulado: Esencia y Personalidad de su obra: “Hacia el despertar a sí mismo
, publicado por Ganesha, explica: Desde este punto de vista, estamos
divididos en dos partes: Una es aquella con lo que hemos nacido, contiene el
germen de nuestras cualidades propias, nuestras capacidades, nuestras
incapacidades, y, más generalmente, todo lo que nos ha sido dado como propio.
La llamaremos nuestra “esencia”, término que no puede dejar de ser discutido en
las circunstancias actuales, pero que reencuentra aquí su primer sentido
.
Más adelante explica el autor que: la otra parte es lo que hemos adquirido:
todo nuestro saber y la mayor parte de nuestras inclinaciones y
comportamientos. Estos son inexistentes en el momento de nuestro nacimiento y
se instalan poco a poco debido a todo lo que el medio ambiente nos añade
.
En la página 219 de su obra: Fragmentos de una enseñanza desconocida”, obra
publicada en español por Hachette de Argentina, Pedro Ouspensky explica: “La
esencia en el hombre es lo que le pertenece. La personalidad en el hombre es lo
que no le pertenece. Lo que no le pertenece significa: lo que le ha venido de
afuera, lo que él ha aprendido, o lo que él refleja; todas las huellas de
impresiones exteriores grabadas en la memoria y en las sensaciones, todas las
palabras y todos los movimientos que le han sido enseñados, todos los
sentimientos creados por imitación, todo esto es “lo que no le pertenece”, todo
esto es la personalidad”.
Finalmente, en el capítulo titulado: La Esencia de la obra: Psicología
Revolucionaria de Samael Aun Weor, leemos lo siguiente: “lo que hace bello y
adorable a todo niño recién nacido es su esencia, esta constituye en sí misma
su verdadera realidad. El normal crecimiento de la esencia en toda criatura,
ciertamente es muy residual, incipiente. El cuerpo humano crece y se desarrolla
de acuerdo con las leyes biológicas de la especie, sin embargo tales
posibilidades resultan por sí mismas muy limitadas para la esencia.
Incuesti9onablemente la esencia solo puede crecer por sí misma sin ayuda en
pequeñísimo grado. Hablando francamente y sin ambages, diremos que el
crecimiento espontáneo y natural de la esencia sólo es posible durante los
primeros tres, cuatro o cinco años de edad, es decir, en la primera etapa de la
vida.
La gente piensa que el crecimiento y desarrollo de la esencia se realiza
siempre en forma continua, de acuerdo con la mecánica de la evolución, mas, el
Gnosticismo Universal enseña claramente que esto no ocurre así. Con el fin de
que la esencia crezca más, algo muy especial debe suceder, algo nuevo hay que
realizar. Quiero referirme en forma enfática al trabajo sobre sí mismo. El
desarrollo de la esencia únicamente es posible a base de trabajos conscientes y
padecimientos voluntarios. Explica además el Venerable Maestro que nunca
podríamos liberar a la esencia sin desintegrar previamente el yo psicológico.


El Ens seminis y la energía creadora

En los estudios gnósticos, la valoración de las fuerzas
creadoras
en el ser humano, tiene una importancia superlativa. Para el Gnosticismo
Universal
, hay varios aspectos del trabajo esotérico que deben realizarse
simultáneamente. Todos son sumamente importantes para el desarrollo interior de
la máquina humana. El gran propósito de este trabajo simultaneo es el
desarrollo armonioso de todas las infinitas posibilidades humanas, es decir, la
Auto Realización Íntima del Ser.

Factores fundamentales para lograr la Auto
Realización íntima son: el Nacimiento espiritual y la eliminación de
los elementos indeseables de la conducta, así como el Sacrificio por la
humanidad
. Adicionalmente, el gnóstico sincero debe comprender la necesidad
urgente e impostergable de desarrollar su esencia
, despertar conciencia y adquirir un conocimiento
superior: la divina Gnosis
. Este trabajo es de tipo superior y se denomina:
la Gran Obra.

Para el logro de este caro propósito se requiere de
una adecuada valoración de la energía, aprender a absorberla, conservarla,
incrementarla y transformarla. Desde los primeros grados de estudio, la institución gnóstica AGEACAC
de Argentina y en el mundo, ofrecen
procedimientos, métodos y sistemas para que el estudiante gnóstico aproveche
energías cósmicas e internas que le otorguen la fuerza suficiente para realizar
la Gran Obra.

Muchas energías al alcance del estudiante han sido
generalmente desconocidas para la mayoría de personas, incluso para la ciencia
y la religión convencionales. Sus atributos y forma de asimilarlas, han sido
mantenidas en secreto durante siglos por diferentes escuelas esotéricas.

Las oraciones y rituales de muchas religiones
mueven fuerzas desconocidas para la ciencia oficial. El Kalki Avatara de
la
Era de Acuario, Samael Aun Weor, explica en el capítulo XII de su
libro: “El Matrimonio Perfecto”, que los rituales son más poderosos que la
dinamita y que manejan fuerzas nucleares.

Entre las diferentes formas de la energía
necesarias para trabajar en la Gran Obra, destaca la Energía creadora
escondida en las fuerzas sexuales, en el Ens seminis o esperma sagrado y en
los estrógenos
.

La Antropología gnóstica, explica que el conocimiento del
poder escondido en el Ens seminis, constituyó en la antigüedad un secreto
indecible
y que solo se transmitía públicamente por medio de alegorías y
diferentes simbolismos.

En las grandes civilizaciones agrícolas de la
antigüedad: la civilización del arroz en el extremo Oriente, la
civilización del trigo en los alrededores del mar Mediterráneo y la
civilización del maíz en Mesoamérica, los granos de arroz, de trigo o de
maíz tienen el mismo significado esotérico. Por eso el pan de trigo consagrado
es el cuerpo de Cristo y por la misma razón, los cuatro hombres de
maíz
son el resultado de la preparación de 9 bebidas a base de maíz blanco
y amarillo.

Detrás de las enseñanzas, rituales y tradiciones de
todas las antiguas religiones, se oculta un profundo simbolismo que es
importante aprender a desentrañar. Gran parte de la simbología religiosa se
relaciona con las fuerzas sexuales. Entre esos símbolos universales se halla la
piedra. En los cultos de las civilizaciones ancestrales aparece siempre
la piedra.

Los mayas adoran a la piedra obsidiana o
piedra del chay y los musulmanes rinden culto a la piedra de la Caba.
Los alquimistas buscan la piedra filosofal y en el cristianismo, el
apóstol Simón se convierte en Pedro. “Y yo también te digo, que
tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi Iglesia” (Mt 7:18). Por la misma
razón, el dios Mitra de los persas, nace de una piedra.

Por eso en el Nuevo Testamento hay muchas
referencias a la piedra. En el capítulo 7 de Mateo, se encuentra la parábola
de los dos cimientos
y el llamado a construir sobre la piedra. En dicho
Evangelio se encuentra también las siguientes palabras. “¿Nunca leyeron en las
Escrituras: la piedra que desecharon los edificadores ha venido a ser cabeza
del ángulo
” (Mt 21:42). En el esoterismo gnóstico, se explica que el
Evangelio de Pedro es el Evangelio del Sexo
.

Las aguas espermáticas constituyen ese
vidrio líquido, flexible y maleable de los alquimistas medievales. Son las aguas
de la vida
de las que habla Jesús en el diálogo con la mujer samaritana en
el capítulo IV del Evangelio de Juan.

El caduceo de la diosa Iris y del dios Mercurio
en los misterios griegos, tiene el mismo significado que los dos testigos
del Apocalipsis de San Juan
: El Caduceo y los dos testigos son dos cordones
semi etéricos, semi físicos que en Oriente se conocen como Idá y Pingalá.
El Budha Maitreya, Samael Aun Weor, explica en el capítulo II del “Libro
Amarillo”, lo siguiente: Los dos testigos se enroscan en la espina dorsal
formando el santo ocho. Los dos testigos, enroscándose en la espina dorsal,
forman el caduceo de Mercurio (…) Por ese par de cordones simpáticos ascienden
hasta el cerebro, los átomos solares y lunares de nuestro sistema seminal
.

El elemento químico mercurio tiene un
significado profundo en la Alquimia y en diferentes formas, representa
las distintas transformaciones del Ens seminis. En la antigüedad, muchas
civilizaciones en los cuatro puntos cardinales del planeta, usaron diferentes
compuestos del mercurio en rituales y ceremonias sagradas. El cinabrio rojo
fue empleado para decorar tumbas y sarcófagos de altos dignatarios.

El V.M. Samael Aun Weor explica en el capítulo
titulado: Dos Rituales de su obra “El Matrimonio Perfecto” que: las
fuerzas sexuales se hallan íntimamente relacionadas con los cuatro elementos de
la Naturaleza”. Más adelante, explica el Presidente fundador de las
instituciones gnósticas, que: “La fuerza sexual es como la electricidad. Se
halla difundida por todas partes. Es una fuerza que reside en los electrones.
Esa fuerza fluye en el núcleo de cada átomo, y en el centro de cada nebulosa.
Sin esa fuerza no existirían los mundos del espacio infinito. Esa es la energía
creadora del Tercer Logos
.

La Química oculta o Alquimia enseña que el Ens seminis
es producto de distintos procesos evolutivos ocurridos a partir de la
transformación de tres clases de alimentos: el alimento físico, el aire
y las impresiones. El esperma sagrado es el producto más elaborado y de
mejor calidad que se obtiene en la fabrica humana a partir de esos tres tipos
de alimento.

El alimento físico se procesa de acuerdo con
la ley de octava y pasa por siete transformaciones conforme a la escala
musical
, hasta la fabricación del Ens seminis. En el transcurso de
la digestión del alimento físico, interviene el aire que contribuye a la
transformación de los alimentos y enriquece el producto de la fábrica humana.
Si se quiere un producto químico de mejor calidad, es imprescindible que la
fábrica humana reciba un tercer tipo de alimento: las impresiones y
que aprenda a transformarlas. La Psicología gnóstica
explica que de los tres
alimentos, el más importante es el de las impresiones.

El Ens seminis, como cualquier manifestación cósmica o fenómeno
natural, está sometido a las leyes de Evolución e Involución y, empleado
sabiamente, puede pasar por extraordinarias revoluciones o transmutaciones
alquímicas
. Aclarando estos procesos transformativos del Ens seminis,
el Avatara de Acuario, explica en el capítulo II de su “Mensaje de Navidad
1964-1965
, lo siguiente: En el esperma
hay evoluciones formidables y tremendas involuciones. El solo trabajo natural
de formación del esperma es evolutivo; El último resultado de todo lo que
comemos y bebemos, es el esperma
.

Es también necesario saber que las evoluciones
del esperma están sometidas a la fundamental ley cósmica sagrada, de Heptaparaparshinokh,
que es la ley del Santo Siete, la septenaria ley. Cuando el Ens-Seminis
o esperma completa sus evoluciones septenarias, debe recibir un impulso desde
el exterior y ser transmutado (…), porque de lo contrario entra de lleno en el
proceso de la involución o retroceso
”.

Una vez completado su proceso evolutivo, el Ens
seminis, entra en involución
. La involución del Ens seminis deviene cuando
el ser humano desperdicia, pierde o bota su esperma sagrado. También
cuando lo acumula mediante la abstención sexual o celibato sin someterlo
a un proceso de transformación superior.

El mercurio de los sabios, puede ser
transformado mediante la transmutación alquimica. Este es el símbolo alquimista
de la transmutación del plomo en oro y de la transformación de las aguas
de la vida en el vino de luz del alquimista en las bodas de Caná
, como está
descrito en el capítulo II del Evangelio de Juan.

Durante miles de años, el poder que encierra la energía
creadora
permaneció en secreto por los iniciados aunque algunos
profanos lo sospechaban. Así el V. M. Samael explica en el Mensaje de Navidad
ya citado lo siguiente: Los viejos sacerdotes cuentan que de toda la
primitiva sabiduría relacionada con el Ens-Seminis, solo quedó la tradición que
afirmaba categóricamente la posibilidad de auto realizarse íntimamente con el
exioehary, semen o esperma
.

Ciertas informaciones fragmentarias aquí y allá
dispersas por distintos lugares, no indicaban los métodos para operar con el
Ens-Seminis y los primitivos Arios descendientes de la Atlántida cansados de
tantas guerras comenzaron a indagar buscando el esoterismo del Ens-Seminis
.

Los anhelantes buscadores de la luz sabían muy bien
por las tradiciones que con el Ens-Seminis se logra la autoperfección
individual, pero desconocían la clave (…) y sufrían buscándola, más no la
encontraban. Realmente solo los viejos hierofantes egipcios, Indostaníes, etc.,
descendientes de la antigua sociedad Atlante llamada Akhaldan, poseían toda la
ciencia Tántrica completa con la clave secreta
.

El oculto significado de la transmutación
alquímica, era hasta hace pocos años un misterio. Fue el Gran Arcano de
los esoteristas. En pleno siglo XX, en la década de 1940, cuando Samael Aun
Weor, empezó a divulgar estas enseñanzas, fue considerado pornográfico por unos
y por otros como un vulgarizador de la doctrina. Todavía, hace pocas décadas,
el desperdicio de las energías creadoras y la fornicación incesante, era
considerado por el mundo como algo natural y de lo más normal.

Sin embargo, en los últimos años han aparecido
múltiples publicaciones relativas al tema. Desde revistas populares como “Buen
Hogar”, hasta revistas de contenido más serio y científico, como “Muy
Interesante”, han publicado artículos que se refieren a la posibilidad de
aprender a no fornicar y al aprovechamiento adecuado del Ens seminis.

Entre las múltiples publicaciones de las últimas
décadas acerca del tema, el doctor Reinaldo Massoni, quien es médico, sexólogo
y psicoanalista, en su obra: ”El Sexo la energía fundamental de la vida”,
publicado por Editorial Aguilar sostiene que es posible practicar el coite sin
eyaculación. Este autor afirma que se puede llegar al orgasmo sin eyaculación y
los denomina: orgasmos implosivos. En el capítulo VII, página 148 de la obra
citada afirma que: Hay otros orgasmos en los que, por medio de técnicas muy
especiales, la energía se eleva a centros mentales y allí se deposita,
generando una expansión de la fuerza interior del ser humano. A estos se les
llama orgasmos implosivos y con ellos el ser se conecta más consigo mismo
.

En los estudios gnósticos, se prefiere asociar todo tipo de
orgasmo con la eyaculación o fornicación y por ende con la involución
del Ens seminis
. La sabiduría gnóstica enseña que los procesos
revolucionarios del ens seminis asociados a la retención y transmutación del
mercurio de los sabios conducen al éxtasis y a la iluminación.

La Gnosis explica además que en el Ens seminis, se
encuentra todo el Ens virtutis del fuego sagrado.

Las fuerzas sexuales pueden liberar o
esclavizar. Se relacionan directamente con la reproducción de la
especie, e incluso con la degeneración de la misma. Pero, también pueden
asociarse con la regeneración humana. Las prácticas eróticas asociadas a
la espiritualidad más profunda, existen desde tiempos inmemoriales y se
esconden en obras monumentales como El Cantar de los Cantares del
Antiguo Testamento, el Ananga Ranga y el Kamasutra. En el taoísmo
auténtico se habla del poder curativo que se obtiene de la combinación del Yin
y el Yang en la sexualidad trascendente.

En las escuelas gnósticas se aprende el sabio
aprovechamiento de la energía creadora y que el sexo es sagrado. Las
personas solteras aprenden los ejercicios básicos. Los procedimientos de tipo
superior para la transmutación del ens seminis están reservados para las
parejas de hombres y mujeres legítimamente unidos en matrimonio.


El Despertar de la Conciencia

 

El Sueño de la Conciencia

Es muy raro hallar en la vida, alguna persona auto-consciente y despierta. Las gentes sueñan cuando el cuerpo duerme y sueñan cuando el cuerpo está en estado de vigilia. Las gentes manejan carros soñando, trabajan soñando, viven a todas horas soñando.

Es muy natural que a alguien se le olvide el paraguas, o que en el carro deje abandonado algún libro o cartera. Todo eso sucede porque tenemos la Conciencia dormida y soñamos…

Es muy difícil que las gentes acepten que están dormidas; todo el mundo se cree despierto. Si alguien aceptase que tiene su Conciencia dormida, es claro que desde es mismo momento comenzaría a despertar.

 Los pasajeros de cualquier servicio de transporte urbano suelen a veces pasarse de calle (estaban dormidos), y cuando vinieron a darse cuenta de que se pasaron de calle, les toca regresar a pié unas cuantas cuadras.

Rara vez en la vida del ser humano está realmente despierto, y cuando lo ha estado siquiera por un momento, como en los casos de infinito terror, se ve por un instante a sí mismo en forma íntegra (esos momentos son inolvidables).

El hombre que regresa a su casa, después de haber recorrido toda la ciudad, es muy difícil que recuerde, en forma minuciosa, todos sus pensamientos, ideas, incidentes, cosas, etc. Al tratar de recordar, hallará grandes ?lagunas? en su memoria que corresponden, precisamente, a los estados de sueño más profundos.

Los Cuatro Estados de Conciencia

Existen cuatro estados de conciencia posibles para el hombre: el sueño, la vigilia, la auto-conciencia y la conciencia objetiva.

Imaginad por un momento, querido lector, una casa con cuatro pisos, el pobre animal intelectual equivocadamente llamado hombre, vive normalmente en los dos pisos de abajo, pero jamás en la vida usa los dos pisos superiores.

El animal intelectual divide su vida dolorosa y miserable entre el sueño común y corriente y el mal llamado estado de vigilia, que es, por desgracia, otra forma de sueño.

Mientras el cuerpo físico duerme en la cama, el ego envuelto en sus cuerpos lunares anda con la conciencia dormida corno un sonámbulo moviéndose libremente por la región molecular.

E1 ego en la región molecular proyecta sus sueños y vive en ellos; no existe lógica alguna en sus sueños, continuidad, causas, efectos, todas las funciones psíquicas trabajan sin dirección alguna y aparecen y desaparecen imágenes subjetivas, escenas incoherentes, vagas, imprecisas, etc.

Cuando el ego envuelto en sus cuerpos lunares regresa al cuerpo físico, viene entonces el segundo estado de conciencia, llamado estado de vigilia, que en el fondo no es otra cosa sino otra forma de sueño.

Al regresar el ego a su cuerpo físico, los sueños continúan en el interior, el llamado estado de vigilia es realmente el soñar despierto.

Al salir el sol, las estrellas se ocultan, pero no dejan de existir; así son los sueños en el estado de vigilia, ellos continúan secretamente, no dejan de existir.

Esto significa que el animal intelectual equivocadamente llamado hombre, sólo vive en el mundo de los sueños; con justa razón dijo el poeta que la vida es sueño.

El animal racional maneja carros soñando, trabaja en la oficina, en la fábrica, en el campo, etc., soñando, se enamora en sueños, se casa en sueños; rara, muy rara vez en la vida, está despierto, vive en un mundo de sueños y cree firmemente que está despierto.

Ante todo, es necesario comprender que se está dormido, sólo cuando alguien se da cuenta cabal de que está dormido, entra realmente en el camino del despertar.

Quien llega a despertar, se hace entonces auto-consciente adquiere conciencia de sí mismo.

El error más grave de muchos pseudo-esoteristas y pseudo-ocultistas ignorantes, es el de presumir de auto-conscientes, creer además que todo el mundo está despierto, que todas las gentes poseen auto-conciencia.

Si todas las gentes tuvieran la conciencia despierta, la tierra sería un paraíso, no habría guerras, no existiría lo mío ni lo tuyo, todo sería de todos, viviríamos en una edad de oro. Cuando uno despierta conciencia, cuando se hace auto-consciente, cuando adquiere conciencia de sí mismo, entonces es cuando realmente viene a conocer la verdad sobre sí mismo.

Antes de alcanzar el tercer estado de conciencia, (la auto-conciencia), uno realmente no se conoce a sí mismo, aún cuando crea que él mismo se conoce. Es indispensable adquirir el tercer estado de conciencia, subir al tercer piso de la casa, antes de tener derecho a pasar al cuarto piso.

El cuarto estado de conciencia, el cuarto piso de la casa, es realmente formidable. Sólo quien llega a la conciencia objetiva, al cuarto estado, puede estudiar las cosas en sí mismas, el mundo tal cual es.

Quien llega al cuarto piso de la casa, es fuera de toda duda un iluminado, conoce por experiencia directa los misterios de la vida y de la muerte, posee la sabiduría, su sentido espacial está plenamente desarrollado.

Durante el sueño profundo podernos tener destellos del estado de vigilia, durante el estado de vigilia podemos tener destellos de auto-conciencia, durante el estado de auto-conciencia podernos tener destellos de conciencia objetiva.

Ser auto-conscientes es algo muy difícil, pero se puede llegar a ese estado aprendiendo a vivir alertas y vigilantes de momento en momento.

Si  queremos llegar a la auto-conciencia, necesitamos conocernos a sí mismos en forma íntegra.

Samael Aun Weor

Factores que conducen al Sueño

La identificacióny la fascinación conducen al sueño de la conciencia. ejemplo: vais muy tranquilos por la calle, os encontráis de pronto con una manifestación pública, vociferan las multitudes, hablan los líderes del pueblo, ondean al aire las banderas, las gentes parecen como locas, todos hablan, todos gritan.

Aquella manifestación pública está muy interesante, ya vosotros os olvidasteis de todo lo que teníais que hacer, os identificáis con las multitudes, las palabras de los oradores os convencen.

Tan interesante está la manifestación pública que ya os habéis olvidado de sí mismos os habéis identificado con aquella manifestación callejera, que ya no pensáis en otra cosa, estáis fascinados, ahora estáis fascinados, ahora caéis en el sueño de la conciencia, mezclados con las multitudes que gritan, vosotros también gritáis y hasta lanzáis piedras e insultos, estáis soñando a lo lindo, ya no sabéis quién sois, se os ha olvidado todo.

Vamos ahora a poneros otro ejemplo más sencillo, estáis en la sala de vuestra casa sentados ante la pantalla de televisión, aparecen escenas de vaqueros, hay balaceras, dramas de enamorados, etc., etc.

La película resulta muy interesante, ha llamado totalmente vuestra atención, ya os habéis olvidado tanto de sí mismo que hasta gritáis entusiasmados, estáis identificados con los vaqueros, con los balazos, con la pareja de enamorados.

La fascinación es ahora terrible, ya ni remotamente os acordáis de sí mismos, habéis entrado en un sueño muy profundo en esos momentos sólo queréis ver el triunfo del héroe de la película, os alegráis con él, os preocupa la suerte que pueda correr.

Técnicas para el Despertar de la Conciencia

Voy, pues, a explicarles a ustedes una técnica, pero quiero que pongan mucha atención… Es necesario dividir la atención en tres partes: primera,sujeto; segunda,objetou objetos (hablando en forma pluralizada) y tercera,lugar.

Primera,sujeto: no olvidarse de sí mismo. Cuando uno se olvida de sí mismo, comete en la vida muy graves errores. Por ejemplo, si nos olvidamos de sí mismos ante una copa de vino, ¿qué sucedería? Que no solamente nos tomamos la copa, sino que podemos tomarnos muchas más y emborracharnos; de manera, pues, que sería grave olvidarse uno de sí mismo ante una copa de vino… Si nos olvidamos de sí mismos ante una persona del sexo opuesto, ¿que sucedería? Podríamos llegar a la fornicación, ¿verdad?, o al adulterio. De manera, pues, que no debemos olvidarnos de sí mismos jamás.

Si nos olvidamos de sí mismos, por ejemplo ante un insultador, seguro que terminamos también insultando, hasta dándonos golpes con el insultador. Es pues indispensable no olvidarse uno jamás de sí mismo; más es muy fácil olvidarse uno de sí mismo. Ouspensky, por ejemplo, se propuso una noche andar despierto por las calles de San Petesburgo (digo "andar despierto" para diferenciar esto del andar dormido, que es lo que hacen todas las gentes comunes y corrientes). Anduvo y anduvo aquel hombre, auto-vigilándose, auto-observándose, controlando la mente y los sentidos. Ese hombre caminó por todas partes; de pronto, quiso prepara sus cigarros (él fumaba). Vió una cigarrillería y entró, para hacer preparar, no uno cigarros simplemente, sino unos tabacos. Cuando salió de allí, fumando, ya no se acordó del ejercicio que estaba practicando. Anduvo por muchas calles de San Petesburgo, hasta que llegó a su recámara. Al entrar en su recámara, se acordó otra vez de sí mismo; entonces con dolor se dió cuenta que se le había olvidado el ejercicio y que su Conciencia se había dormido al entrar en la cigarrillería. Después de eso, anduvo por muchas partes, como un  verdadero sonámbulo, entró en sueño…

Vean ustedes cuán difícil es no olvidarse uno de sí mismo. Pero al decir "no olvidarse de sí mismo", quiero referirme a estar uno vigilando las "entrillas", o sea, los sentidos y la mente, porque si uno no controla los sentidos y la mente, uno cae en el sueño de la Conciencia. Debe uno auto-observar sus sentimientos, sus impulsos internos y externos, sus instintos, sus hábitos, etc., etc., etc.

El segundo aspecto o la segunda fase del despertar de la Conciencia, es elobjetou objetos. Si uno ve, por ejemplo, un hermoso objeto: un traje, o un anillo, un perfume, lo que sea; si lo ve uno en un "aparador" (o como dicen ustedes por allá, en una "vitrina") y si uno se "encanta" con aquel objeto que está viendo allí, lo primero que sucede es que uno cae en la inconsciencia. ¿Por qué? Porque se olvidó de sí mismo. Al ver el objeto, hay varios procesos: primero, identificación (se olvida uno de sí mismo y se identifica con el objeto. Dice: "¡Qué hermoso, qué bello, que bonito es esto; si yo tuviera dinero, me lo compraría!", etc.) Después viene la fascinación (queda uno fascinado con el objeto. Si es un bonito traje, dice uno: "¡que bueno; el día que tenga dinero me lo compro!; este color está muy bonito", etc., etc. Y la mujer diría así: "Este vestido está muy bello, yo me lo compraría"). Bueno, total que vendría la fascinación con aquél objeto, con aquella prenda de vestir y luego se encontraría en el sueño de la Conciencia

Lugar. Uno tiene que mirar todo lugar en forma detenida, aún el lugar conocido: la sala de la casa, la recámara; mirarla todos los días como algo nuevo, aprender a verla en forma diferente, distinta. Donde quiera que uno llegue, lo primero que debe decirse es: "Bueno, ¿por qué estoy yo aquí, que tengo yo que ver en este lugar? Eso es indispensable, si se quiere despertar Conciencia.

Bien, de manera que entonces les aclaro este ejercicio, pues, de la división de la atención en tres partes:sujeto, objeto y lugar, que se practica o se debe practicar de segundo en segundo, de instante en instante, de momento en momento, hasta que se vuelva un hábito, hasta que se convierta en instinto; después trabajará en uno, dijéramos, instintivamente, pero al principio y durante largo tiempo es necesario que esto se practique con rigurosa disciplina esotérica. Sucederá entonces que tal ejercicio, practicado en el estado de vigilia, se grabará tanto en el subconsciente que trabajará después automáticamente, durante las horas del sueño.

Íntima Recordación de Si Mismo

Aun cuando parezca increíble, cuando el estudiante se observa a sí mismo no se recuerda a sí mismo.

Los aspirantes, fuera de toda duda, realmente no se sienten a sí mismos, no son conscientes de sí mismos.

Parece algo inverosímil que cuando el aspirante gnóstico auto-observa su forma de reír, hablar, caminar, etc., se olvida de sí mismo, esto es increíble, pero cierto.

Sin embargo, es indispensable tratar de recordarse a sí mismo, mientras se auto-observa, esto es fundamental para lograr el despertar de la conciencia.

Auto-observarse, auto-conocerse, sin olvidarse de sí mismo, es terriblemente difícil, pero espantosamente urgente para lograr el despertar de la conciencia.

Esto que estamos diciendo parece una tontería, las gentes ignoran que están dormidas, ignoran que no se recuerdan a sí mismas, ni aunque se miren en un espejo de cuerpo entero, ni aun cuando se observen en detalle minuciosamente.

Este olvido de sí mismo, esto de no recordarse a sí mismo, es realmente la causa causorum de toda la ignorancia humana.

Cuando un hombre cualquiera llega a comprender profundamente que no puede recordarse a sí mismo, que no es consciente de sí mismo, está muy cerca del despertar de la conciencia.

Estamos hablando algo que hay que reflexionar profundamente, esto que aquí estamos diciendo es muy importante y no se puede comprender si se lee mecánicamente.

Nuestros lectores deben reflexionar. La gente no es capaz de sentir su propio yo mientras se auto-observa, de hacerlo pasar de un centro a otro, etc.

Observar la propia forma de hablar, reír, caminar, etc., sin olvidarse de sí mismo, sintiendo ese yo adentro, es muy difícil, y sin embargo básico, fundamental, para lograr el despertar de la conciencia.

El gran Maestro Ouspenski dijo: "La primera impresión que me produjo el esfuerzo por ser consciente de mi Ser, por ser consciente de mí mismo como yo, de decirme a mí mismo: Yo estoy caminando, yo estoy haciendo, y de tratar de mantener vivo este yo, de sentirlo dentro de mí, fue lo siguiente: El pensamiento quedaba como dormido, cuando yo asía al yo, no podía pensar ni hablar; hasta disminuía la intensidad de las sensaciones; además, uno podía mantenerse en semejante estado sólo por un tiempo muy breve ".

Es necesario disolver el yo pluralizado, volverlo ceniza, pero tenemos que conocerlo; estudiarlo en los cuarenta y nueve departamentos subconscientes, simbolizados entre los gnósticos por los cuarenta y nueve demonios de Jaldabaoth.

Si un doctor va a extirpar un tumor canceroso, necesita primero conocerlo, si un hombre quiere disolver el yo, necesita estudiarlo, hacerse consciente de él, conocerlo en los cuarenta y nueve departamentos subconscientes.

Durante la íntima recordación de sí mismo, en ese tremendo super-esfuerzo por ser consciente de su propio yo, es claro que la atención se divide, y aquí volvemos nuevamente a aquello de la división de la atención. Una parte de la atención se dirige, como es apenas lógico, hacia el esfuerzo, la otra hacia el ego o yo pluralizado.

La íntima recordación de sí mismo es algo más que analizarse a sí mismo, es un estado nuevo, que sólo se conoce a través de la experiencia directa.

Todo ser humano ha tenido alguna vez esos momentos, estados de íntima recordación de sí mismo; tal vez en un instante de infinito terror, tal vez en la niñez o en algún viaje, cuando exclamamos: ¿Y qué hago yo por aquí? ¿Por qué estoy yo aquí?

La auto-observación de sí mismo, acompañada en forma simultánea con la íntima recordación de su propio yo, es terriblemente difícil y sin embargo indispensable para auto-conocerse de verdad.

E1 yo pluralizado resulta siempre haciendo lo contrario durante la meditación, él goza fornicando cuando tratamos de comprender la lujuria; él truena y relampaguea en cualquiera de los cuarenta y nueve departamentos subconscientes de Jaldabaoth, cuando tratamos de comprender la ira; él codicia no ser codicioso cuando queremos reducir a polvo la codicia.

Intima recordación de sí mismo es darse cuenta cabal de todos esos procesos subconscientes del mí mismo, del ego, del yo pluralizado.

Auto-observar nuestra forma de pensar, hablar, reír, caminar, comer, sentir, etc., sin olvidarse de sí mismo, de los íntimos procesos del ego, de lo que está ocurriendo allá dentro, en los cuarenta y nueve departamentos subconscientes de Jaldabaoth, resulta de verdad espantosamente difícil y sin embargo fundamental para el despertar de la conciencia.

La auto-observación, la íntima recordación de sí mismo, inicia el desarrollo del sentido espacial, que llega a su plena madurez con el despertar de la conciencia.

Los chakras mencionados por mister Leadbeater y muchos otros autores son, con relación al sentido espacial, lo que las flores con relación al árbol que les da vida.

Lo fundamental es el árbol. El sentido espacial es el funcionalismo normal de la conciencia despierta.

Todo hombre despierto de verdad puede ver, oír, tocar, oler y palpar todo lo que ocurre en los cuarenta y nueve departamentos subconscientes de Jaldabaoth.

Todo hombre despierto de verdad puede verificar por sí mismo, a través de la experiencia directa, los sueños de las gentes, puede ver esos sueños en las personas que andan por las calles, en los que trabajan en fábricas, en los que gobiernan, en toda criatura.

Todo hombre despierto de verdad puede ver, oír, oler, tocar y palpar todas las cosas de los mundos superiores.

Quien quiera experimentar la realidad de todo lo que sucede en las dimensiones superiores del espacio, debe despertar conciencia, aquí y ahora.

Samael Aun Weor
El Collar del Buddha
 


El sexo y la aniquilación del Ego

 

En los Himalayas existieron siempre anacoretas penitentes, viviendo en cavernas solitarias; muchos de ellos ayunaban excesivamente, se alimentaban con plantas silvestres, raíces, etc. Esos anacoretas, bajo la dirección de sus Gurús, practicaban "Pranayamas", Raja-Yoga, Hata-Yoga, Gnana-Yoga, Bakty-Yoga, etc., etc., etc.; esos anacoretas creyeron que sólo a base de "Pranayamas", Yogas y ejercicios de toda clase, podían lograr la liberación final. Algunos de ellos, a base de tanta concentración, de tantos ayunos y mortificaciones, lograron diverso estados del "Shamadí" (porque uno es el simple "Shamadí", otro el "Nirvi-Kalpa-Shamadí" y hubo casos de sujetos que lograron el "Maha-Shamadí", querían la felicidad).

Durante el estado "Shamádico", la Esencia se desembotella, se escapa de entre el Ego, y se mueve entre el Gran Alaya del Universo; pero, pasado el "Shamadí", la Esencia vuelve al Ego. Desafortunadamente, aquéllos anacoretas nunca se entregaron a disolver los "agregados psíquicos" que en sí mismos constituyen el Ego; sólo se preocuparon por sus Mantrams, "Bandras", "Mudras", etc., creyendo que así lograrían la liberación final… Quienes lograron el "Maha-Shamadí", desencarnaron; entonces esas Esencias, desembotelladas, pudieron vivir en los "Planetas del Cristo", mundos donde existe una Naturaleza eterna que no está sometida a los cambios ni a la muerte, como la Naturaleza de nuestro mundo Tierra. Estos pudieron gozar de esa dicha cósmica, más no pudieron establecerse como moradores de tales mundos del Cristo, por el hecho mismo de no haber disuelto el Ego…

Pasado el éxtasis, aquella Esencia regresa al Ego; entonces se entra en una nueva matriz. Así es que, hoy en día, muchos de esos que pasaron como "santos" en el Tíbet, y como liberados, son en estos tiempos personas vulgares, comunes y corrientes.

En modo alguno deseo que ustedes vayan a caer en ese error. Se necesita llegar a la liberación final y no es posible esto, en sí mismo, si no se aniquila el Ego.

Hay que pasar por la "Aniquilación Buddhista", hay que tomar muy en serio el trabajo sobre si mismos… Existen por ahí ciertas "escuelitas" donde las gentes quieren despertar el Kundalini con Mantrams. Obviamente, tales gentes piensan que con "Mudras"y "Bandras", "Pranayamas", etc., podrían despertar la Kundalini. Ese es un modo muy incipiente de enfocar la cuestión de la liberación, pues la Kundalini-Shakti no despierta sino trabajando en la "Novena Esfera", en la "Forja de los Cíclopes", en la "Fragua Encendida de Vulcano". Más sucede siempre que algunos místicos-yoguines, que consiguen que ciertos corpúsculos ígneos de la Kundalini asciendan por "Sushumná", es decir, por la Médula Espinal, logran ciertos éxtasis y entonces ellos, entusiasmados en una forma errónea, dicen: "Ya desperté la Kundalini"… He ahí su error, porque la Kundalini no despierta si no mediante la Magia Sexual. No existe otro sistema, no lo he conocido en ninguna época de la Historia de la Humanidad. Conocí a los Lemures y a los Atlantes, fui testigo del nacimiento de esta Raza; conocí a los Hiperbóreos y a los Polares, conocí Humanidades de otros "Mahanvantaras" y nunca vi que alguien pudiera desarrollar la Serpiente Ignea de nuestros mágicos poderes, con procedimientos ajenos a la Magia Sexual. Así, pues, estoy hablando sobre hechos claros, concretos y definitivos.

Ahora bien, despertar la Kundalini no es todo. Los Mayas han dicho sabiamente: "No solamente necesitamos despertar la Serpiente, es necesario ser tragados pos la Serpiente" … Despertar la Serpiente es algo incipiente; ser "tragados por la serpiente", es diferente. Nadie podría gozar de los poderes de la Serpiente, si antes no ha sido "devorado por la serpiente". Esto lo ignoran, precisamente, todos aquéllos anacoretas-yoguines de los cuales hemos hablado esta noche.

Para ser "devorado por la Serpiente", se necesita indubitablemente, no sólo haber creado los Cuerpos Existenciales Superiores del Ser, sino además (y esto es lo más grave) haber reducido el Ego animal a polvareda cósmica. En modo alguno podría alguien lograr la unión con Dios, si antes no ha sido "devorado por la Serpiente"; jamás podría uno ser "devorado por la Serpiente", si previamente no ha disuelto el Ego animal.

Quien disuelve el Ego, es "tragado por la Serpiente"; aquél que es "tragado por la Serpiente", se convierte en Serpiente. Obviamente, todo aquél que se convierte en Serpiente, es devorado por el Aguila (el Aguila es el Logos). Así que, el Aguila altanera, tragándose a la Serpiente, símbolo cumbre de nuestro Pabellón Mexicano, representa, precisamente, ese fenómeno cósmico: el instante en que el Logos, el Verbo, la Palabra, el Señor, se traga a la Serpiente. Como consecuencia o corolario, la resultante en verdad, viene a ser la "serpiente emplumada".


Sexología gnóstica

 
"El hombre no está sometido en su sexualidad a los ciclos de celo, como ocurre con los animales. Su líbido siempre está ardiendo, como la llama olímpica. Esto no tiene nada de "natural" y, sin embargo, tanto en el pasado como ahora, ha existido una gran preocupación de que, precisamente en el sexo, el hombre se condujese de un modo natural, preocupación que no se ha dado -ni en las ideas, ni mucho menos en los comportamientos- respecto a ninguna otra cosa. Lo mismo que las inquietudes de su espíritu, la sexualidad del hombre es trans-natural: sobrepasa a la naturaleza." Este comentario del conferencista y publicista español Carlos Alfonso en su libro "Proceso al siglo XX" puede servir de introducción a la sexología gnóstica, un estudio de la sexualidad humana en la que entiende al sexo como la capacidad de regenerar completamente al ser humano desde el punto de vista anímico, energético y hasta físico. El hombre está señalado para trascender, pero el enfoque moderno de la sexualidad es la "piedra de tropiezo" o simplemente una gran trampa en la que hemos caído descuidadamente. La capacidad de salir de esa trampa esta dada por el conocimiento del sexo, su sentido, su objetivo y las posibilidades de transformación que la sexualidad sagrada puede darnos.

"En el sexo está el poder secreto que abre o cierra las puertas del Edén. La energía sexual, correctamente orientada, abre las puertas del Paraíso. La energía creadora, equivocadamente orientada, cierra las puertas del Paraíso". En realidad es lógico suponer que la energía sexual, capaz de generar (a través de la reproducción) y de de-generar (la degeneración es eminentemente sexual) sea también capaz de re-generar. Lejos de ser simplemente una función biológica animal, el sexo es la unión cósmica de los opuestos, la energía primordial de la que surgen todas las cosas y todos los seres que hay en el universo. "La energía sexual es realmente y sin duda alguna, la energía más sutil y poderosa que normalmente se produce y conduce a través del organismo humano. Todo lo que es el hombre, incluyendo las tres esferas del pensamiento, sentimiento y voluntad, no es sino el resultado exacto de las distintas modificaciones de la energía sexual".

Sin embargo, de la forma en la que encaramos la cuestión sexual en nuestra civilización moderna las capacidades regenerativas del sexo están totalmente frustradas, ya que vemos unicamente al sexo como una función placentera o reproductiva y no alcanzamos a comprender el carácter sagrado que posee. La cultura moderna ve al sexo en función de su propia ignorancia (que no tuvieron las culturas antiguas). El sexo es hoy objeto de tabú y prejuicios para muchos, o campo de libertinaje para otros. Es objeto de juego o de deporte. Los chistes más "jocosos" tienen que ver con el sexo, con sus abusos, sus fallas y sus limitaciones Los insultos más soeces e hirientes tiene el sexo como protagonista. El sexo vende más que ninguna otra cosa y se usa para vender desde un chocolate hasta una computadora. La mujer, que quiso emanciparse en la revolución social de los 60, es hoy, paradójicamente, presa de una maquinaria que la oprime, la humilla y la usa como adorno de venta. También el sexo masculino fue integrado, más recientemente, a esta penosa maquinaria. Lo que en algún momento quiso ser la liberación femenina, paso a convertirse en una prisión compartida, cuyos carceleros son el poder, el dinero, la codicia, la envidia, la misma lujuria… Se ha dicho "el dinero mueve al mundo", a lo que podemos agregar "el sexo mueve al dinero".

Mirando este panorama decadente, es realmente difícil entender lo que la gnosis plantea acerca de la sexualidad. Este comentario que hacía el V. M. Samael Aun Weor puede ayudarnos: "Ha llegado la hora en que nosotros dejemos para siempre de profanar el sexo, con revistas pornográficas; la lujuria, la forma como se mira el sexo como si fuera en realidad de verdad algo inmundo causa horror. Un Hombre Real nunca profanaría el sexo, un Hombre Real sabe que el sexo es sagrado, sabe que esa fuerza maravillosa puso en existencia el Universo, sabe que el día que dejara de fluir esa energía sexual en la Naturaleza, las plantas dejarían de reproducirse, los animales dejarían de reproducirse, desaparecería todo lo que existe, la Tierra se convertiría en un desierto; entonces, ¿por qué hemos de ver en el sexo la morbosidad? ¿Por qué hemos de escupir en el sagrado santuario del Amor? ¿Por qué hemos de mirar con lujuria lo que es sagrado, la cópula química o metafísica?"

Se confunde al amor de pareja con la pasión sexual, la cual, una vez satisfecha sólo deja como resultado el hastío o el rechazo, que desemboca inevitablemente en divorcios y separaciones."La gente cree que el Amor es sólo vulgaridad, placer carnal, deseo violento, satisfacción, etc. Sólo quien pueda ver más allá de estas pasiones animales, solo quien renuncie a este tipo de psicología animal, puede descubrir en otros mundos y dimensiones la grandeza y majestad de eso que se llama Amor"…"La gente sueña profundamente, la gente vive dormida y sueña con el Amor, pero no ha despertado al Amor; le canta al Amor, y cree que el Amor es eso que sueña"…"Cuando el hombre despierta al Amor, cuando se hace consciente del Amor, reconoce que estaba soñando; entonces y solo entonces, descubre el verdadero significado del Amor; sólo entonces viene a saber qué es eso que se llama Amor".

En otro sentido surge también entre la cultura occidental moderna una definición de Amor entendida como una "cualidad espiritual", algo paralelo o relacionado al sexo pero no intrínsecamente ligado a la función sexual. Al respecto el Dr. Jorge Adoum en su excelente libro "La zarza de Horeb" expresa "Aquel que se aleja del sexo para buscar la pureza perfecta, es como quien busca la luz del día en el seno de la noche; quien ama la pureza debe buscarla en el mismo sexo"

En la primera mitad del pasado siglo algunos eminentes autores comenzaron a plantear la necesidad de dar a conocer la clave de la transmutación sexual, el tantrismo blanco, ese secreto-secretorum de los antiguos alquimistas, tan bien guardado por los iniciados. El Dr. Arnoldo Krumm Heller (V. M. Huiracocha) daba la clave en latín, para que los aspirantes a la verdad se tomasen, aunque más no fuese, el trabajo de traducirla. El Dr. Jorge Adoum comentaba "El sexo es el fundamento y el pináculo de la Religión. Las emociones religiosas brotan del poder animador de la naturaleza sexual y por medio de las emociones así despertadas, deificamos y adoramos la fuente de inspiración de nuestros anhelos espirituales. Por el momento no podemos develar más "Los grandes Misterios"…" En el ámbito científico se llevaban a cabo los experimentos de la Sociedad Oneida, que demostraban las utilidades de la sublimación de la energía en la relación de pareja. Luego estos experimentos fueron discontinuados por motivos poco claros.

Pero en el año 1952 el V. M. Samael Aun Weor conmovió para siempre el ambiente místico de occidente dando a conocer la "fórmula mágica" para trabajar con las energías sexuales a través del libro "El Matrimonio Perfecto". Desde entonces a esta fecha, vale decirlo, se han escuchado muchas voces hablando de sexualidad sagrada en occidente. Algunas pocas de esas voces son sucedáneas o consecuentes a las enseñanzas del tantrismo blanco. Otras en cambio han usado la enseñanza original para mezclarla con concepciones "modernas" del sexo y es así que no podemos, a este respecto, seguir cualquier orientación. Las claves gnósticas son muy precisas y específicas y la orientación de un buen instructor gnóstico es necesaria para no cometer errores que podrían costarnos muy caros.

No por esto queremos colocarnos como únicos poseedores de las claves de estos misterios. Sabemos que los iniciados budistas, sufíes, teósofos, yoguis, rosacruces, etc, de todos los tiempos las han conocido, las conocen y las practican. Sin embargo las claves del tantrismo se mantuvieron en poder de unos pocos iniciados y fueron siempre transmitidas de labios a oídos, de maestro a discípulo. Aún así parte de ese conocimiento se ha entregado últimamente, lo que marca que estas escuelas están tomando en cuenta estos nuevos tiempos. Por ejemplo en los libros de tantrismo y en los de taoísmo se han dado a conocer estos secretos, aunque, es importante decirlo, de una manera a veces confusa y desordenada, y en ocasiones muy poco fiel a la enseñanza original.

La gnosis en cambio está cumpliendo hoy en día la delicada misión de entregar esto en forma lisa y llana, de manera precisa y con tremenda claridad, para que quien quiera lo tome, y quien no, lo deje. Esta decisión es tanto más importante en la medida en que nuestra cultura involucionante nos lleva, día a día, a asumir (y consumir) aspectos más degenerativos de la sexualidad.

En definitiva, estas enseñanzas gnósticas acerca de la sexualidad superior invitan a cambiar el rumbo de nuestra vida usando los encantos y poderes de esa energía primordial. "Es necesario que los esposos se amen profundamente. La gente confunde el deseo con el Amor. Todo el mundo le canta al deseo, y lo confunden con eso que se llama Amor. Sólo aquellos que han encarnado su Alma, saben lo que es Amor. El yo no sabe que es Amor. El yo es deseo. …" "Es urgente abrir nuevamente los templos del Amor para celebrar nuevamente las fiestas místicas del Amor. Sólo con los encantos del Amor despierta la Serpiente de Fuego.". El V. M. Samael Aun Weor repite insistentemente "el goce sexual es legítimo en el hombre"…"los goces del amor son terriblemente divinos". La voluptuosidad es maravillosa y genera todo tipo de transformaciones psíquicas y físicas, pero para ello es necesario el uso de un artificio muy especial (arti-ficio, hecho con arte). Esa práctica, capaz de transformarnos radicalmente es el Arcano AZF, o Sahaja Maithuna. La misión del V. M. Samael Aun Weor como Avatara de Acuario comienza con la enseñanza de esta clave de la transmutación sexual, que puede hallarse en casi todos sus libros y es la esencia de la sexualidad sagrada, del "Matrimonio Perfecto".


La masturbación

 

El padre del Psicoanálisis, afirma que el sexo cumple dos funciones, una afectiva-espiritual y otra fisiológica. Como función fisiológica el sexo es el resultado del desarrollo de los caracteres sexuales primarios o sea, el desarrollo sexual orgánico (El varón completa su desarrollo físico-sexual a los 21 años y la mujer a los 18).

Durante los primeros 7 años de edad, la energía sexual en el niño se encuentra repartida en todo el organismo.  De los 7 a los 14 años, la energía sexual se recoge en las gónadas (testículos y ovarios) y se dan los cambios en el varón y en la mujer.

En el varón se estiran un poco sus huesos, su cuerpo toma forma varonil, le cambia un poco el tono de la voz, se inicia un cambio, pero  todavía no ha completado su desarrollo. Es la etapa de la pubertad.  Para esta época ya el varón dispone de semen y de espermatozoides, pero éstos no están debidamente maduros.
Científicamente se sabe que los espermatozoides, o sea, la semilla masculina comienza a madurarse a los 18 años y completa su maduración a los 21 años, cuando el varón logra su desarrollo testicular, endocrino, etc.

¿Cuál es la relación entre las glándulas Endocrinas y las Glándulas sexuales?


Existen en el organismo humano siete glándulas endocrinas. Cada una segrega una o varias hormonas que actúan como mensajeras y llevan órdenes a diferentes partes del cuerpo para regular procesos orgánicos como    el crecimiento, la presión de la sangre, la temperatura, el calcio, el azúcar, el fósforo y lo más importante, la  función sexual.
Cualquier falla de una glándula ó la utilización de hormonas sintéticas, afectan y desequilibran el sistema endocrino con toda clase de consecuencias.

La glándula que gobierna el sistema endocrino es la PITUITARIA y la glándula que le da fuerza a todo el sistema y que nos trae a la vida, es la glándula sexual.
El famoso eje hipófisis-gonada, o sea, glándula pituitaria-sexo controla la regulación hormonal en el hombre y en la mujer. En el hombre, la hipófisis está relacionada con la aparición de la pubertad al enviar  a la  sangre  hormonas que estimulan a las gónadas.
En la mujer, la hipófisis inicia la pubertad estimulando el crecimiento de los folículos en los ovarios. Cada folículo segrega hormonas sexuales femeninas que desarrollan los caracteres sexuales en la mujer.

La vida del ser humano es una continua circulación de energía y transformación de la misma. Todo en el hombre tiene un principio y un fin, la vida comienza en el sexo y termina en el sexo.
Los órganos sexuales en el hombre producen la energía que le da la vida, la energía sexual; pero, para producir dicha energía, necesita de la energía cerebral que es considerada la materia prima tanto para la producción de esperma o energía sexual, como para el normal funcionamiento de sus glándulas endocrinas.

Realmente la vida de ser humano es el producto de la unión de un espermatozoide y un óvulo. Un solo espermatozoide reúne todas las cualidades para traernos a la existencia. Debemos recordar que en cada eyaculación, el varón pierde millones de éstos.

En el reino vegetal cuando el campesino va a sembrar, escoge la mejor semilla, prepara el terreno y deposita no millones de semillas sino 2 ó 3 y con sus frutos come y vive.
Un árbol, por ejemplo de limón, completa su desarrollo cuando madura su primera cosecha, su semilla, su fruto. Si alguien ignorante de estos procesos de desarrollo, se le ocurre arrancar los limones todavía pequeños de la primera cosecha, atrofia la vida del árbol por quitar las semillas antes de que maduren, antes que el árbol complete su desarrollo.

El Sexo y los animales.


En el reino animal, a los animales como el gallo de pelea, los caballos de carrera, los sementales y los toros de casta ó torería, los médicos veterinarios les cuidan la energía sexual para que no la pierdan y se desarrollen fuertes y vigorosos.  Los gallos de pelea son de poco peso y tamaño. Los galleros desde pequeños les ponen una cuerda y los atan a una estaca o palo. El objeto de esta acción es evitar que el gallo de pelea se una sexualmente con las hembras de su especie y al perder su energía sexual, atrofie su desarrollo y su valentía. Así crece hasta convertirse en un gallo.
Este pequeño animal absorbe  su propia simiente y con esa terrible fuerza se convierte en un coloso. Si este gallo de pelea, casto en su desarrollo, llega a un gallinero donde hay un gallo fornicario (acostumbrado a perder su energía sexual), en minutos le da muerte, aunque pese 5 veces más que él.
A los caballos de carrera se les llama potros, porque sus criadores no permiten que se junten con las yeguas mientras cumplen su desarrollo. Esta bestia absorbe su propia simiente y esto la embellece, su pelo brilla y su estampa es colosal. Los grandes criadores, saben que el caballo puede perder la energía sexual con la erección y para evitarlo les colocan en el glande o cabeza del pene, un aro de plata que evita que el animal llegue a la erección y por consiguiente pierda su materia seminal. Esto lo tienen los criadores como un gran secreto. A estos colosos, por su gran fortaleza, que lograron al no perder la energía sexual en su desarrollo, los hombres les construyen costosos hipódromos donde se cobran grandes sumas para poderlos mirar y millones de hombres en el mundo están pendientes de los favoritos y hacen apuestas colosales.
Además, tenemos a los toros. Los humanos valoran económicamente a los animales por su poder sexual, así clasificamos 4 tipos de toros:

·                         TORO DE PESO: Vale lo que pesa, generalmente es un toro castrado.

·                         TORO PADRÓN: (Padrón viene de padre) Todo buen ganadero escoge a su mejor toro y lo mantiene bien cuidado y alimentado en una pesebrera. Cuando hay una hembra de calidad, saca al toro de la pesebrera para que se cruce con la hembra, luego lo vuelve a llevar a la pesebrera, pues es un toro reproductor y tiene que cuidarlo. En ganadería se sabe que cuando un macho dispone de un mayor número de hembras, los hijos nacen defectuosos, por el abuso sexual. Un ganadero, no escoge como reproductor a un toro gastado por la pérdida de sus energías sexuales.

·                         TORO SEMENTAL: (Semental viene de semen) Es un toro bellísimo, de calidad y de gran fuerza. Vale millones de pesos. Es bien alimentado, no se le deja cruzar con hembras y a través de aparatos electromecánicos se le extrae su energía sexual y venden esos espermas a ricos ganaderos por millones de pesos, para reproducción. A este toro, se le llama el toro virgen pues jamás se le permiten relaciones con hembras antes de cumplir su desarrollo. Los espermatozoides de este toro tienen un valor en el mercado, valen millones de pesos. El médico de los animales, o sea el veterinario, sabe que la buena semilla para reproducir es la de un animal que se desarrolla plenamente sin perder su energía sexual.

·                         TORO DE CASTA: Es un toro bravísimo especial para torería, para eso nace. No se le permite perder la energía sexual jamás en su vida y cuando sale al ruedo tiene una fuerza descomunal. No se cansa, corre por toda la plaza y es punzado para quitarle fuerza, así sangrando no siente el dolor y se enfrenta al torero. Cualquiera que haya asistido a una corrida de toros o a la haya visto por T.V.; se habrá dado cuenta que el toro de casta tiene los testículos o gónadas recogidos. Cuando los testículos descuelgan es símbolo de degeneración sexual, tanto en el toro como en el ser humano. Estos toros de casta tienen gran estampa, agilidad, su pelo brilla, valen millones de pesos y cuando lidian a uno de esos colosos, las gentes pagan lo que les pidan por verlos morir como valientes, y realmente mueren como valientes y aún con la espada clavada para morir, esa fuerza sexual les da gran valor que aún así, estos toros han matado a muchos toreros, particularmente en Colombia a Pepe Cáceres y a Paquirri, entre otros.

 

Sexo Vs. Deporte

Algunas personas conscientes del poder sexual, lo explotan con fines económicos. En el boxeo, todo buen entrenador le impone a su boxeador una concentración de 90 días para que no pierda sus energías sexuales y tengan más fuerza en la pegada.  En Fútbol, a los equipos locales se les concentra 3 días en las afueras de la ciudad para que no pierdan sus energías sexuales.En el campeonato mundial de 1.986, a los jugadores de Argentina se les realizó la mayor concentración de los últimos tiempos: Argentina barrió invicto el campeonato.

Un informe científico afirma: "LA TESTOSTERONA ejerce un papel muy importante en nuestro comportamiento. Es un estimulante que interviene en todos los tipos de agresión de los seres humanos. En un partido de fútbol puede decirse cuál de los dos equipos va a ser el campeón. Hay que apostar por el que lleve más Testosterona en la sangre".

A los científicos de la NASA, máxima organización científica en el mundo, se les controla la actividad sexual para que conserven plenas sus capacidades.

Antiguamente los varones en Egipto vivían hasta 140 años; no hace mucho se podía vivir 90 años. Actualmente debido a la masturbación, el abuso sexual, a los alimentos sintéticos, hormonas sintéticas de crecimiento (que se utilizan para engordar pollos, ganado, etc.) la vejez se inicia aproximadamente a los 35 años. En el mundo hay un grupo de personas que dominan económicamente a los pueblos, ellos conocen el poder del sexo y no abusan de él pues perderían su dominio y poder, sin embargo, han creado toda clase de vicios a los pueblos para embrutecerlos y explotarlos. Ellos saben que en un pueblo bruto, lleno de vicios y sin ninguna potencia sexual, es más fácil de manejar.

Las Absurdas teorías de los sexólogos modernos.

Los sexólogos modernos, están destruyendo las posibilidades de una juventud fuerte y vigorosa aconsejando a nuestros jóvenes el vicio de la masturbación. KINSEY, MASTER y JOHNSON considerados los padres de la sexología moderna afirman que un joven se puede masturbar varias veces al día y según ellos, la medicina no ha podido encontrar la menor alteración de la salud provocada por la masturbación. Según estos sexólogos, la masturbación tanto en el hombre como en la mujer es de primordial importancia en el desarrollo psico-sexual. Afirma igualmente la sexología moderna que el varón puede tener relaciones sexuales con la mujer durante la menstruación. Esto es perjudicial, porque el menstruo es una sustancia muerta y fría y el varón absorbe ese frío que pasa al cerebro afectando aún más la potencia sexual. También afirman algunos sexólogos modernos que las relaciones por el ano son opcionales y satisfactorias. Realmente cada órgano del cuerpo cumple una función y el ano es para defecar.  Quien tiene relaciones por el ano daña sus esfínteres y genera con facilidad un proceso de hemorroides e infecciones a nivel del intestino grueso y el duodeno. Estas relaciones se constituyen en un factor de riego en la propagación de enfermedades de transmisión sexual, entre los  varones homosexuales.

Impotencia y Eyaculación Precoz : ¿Masturbación?


Cuando enfocamos al reino vegetal y tomamos como ejemplo el árbol de limón, afirmamos que si cogíamos la primera cosecha antes de desarrollarse, o sea sin permitir madurar sus primeras semillas, atrofiábamos la vida de ese árbol. Lo mismo ocurre con el reino animal,  de ahí el cuidado de los médicos veterinarios. En el ser humano ocurre lo mismo, si el varón entra en el abuso sexual con prostitutas, animales ó con el vicio terrible de la MASTURBACIÓN antes de los 21 años, antes de que se maduren completamente sus semillas ó espermatozoides, esto va a atrofiar su desarrollo sexual-endocrino, esto le traerá consecuencias para toda la vida.  Al no desarrollarse el centro sexual, en forma normal,  por la masturbación y el abuso sexual, a los 35 años la  bodega de energía sexual comienza a agotarse  y esto afecta no sólo a las gónadas sino a todo el organismo. Todos los sistemas: Circulatorio, digestivo, endocrino, nervioso, etc., sufren con el gasto del desenfreno sexual y a los 35 años se acaba la juventud y se inicia la vejez  que termina en la IMPOTENCIA, dirigiéndose a pasos gigantescos hacia el cementerio. La degeneración sexual corre paralela con el desarrollo de enfermedades orgánicas, alterando el sistema nervioso-cerebro-espinal, el simpático, el parasimpático y las glándulas de secreción interna.

La masturbación como vicio solitario, estimula la FANTASÍA ERÓTICA que origina con el tiempo rechazo a la mujer (ó viceversa), agotamiento cerebral e impotencia sexual.
Afirma SAMAEL AUN WEOR en el capítulo "Sexualidad Normal" de su libro MATRIMONIO PERFECTO: "LA FANTASÍA SEXUAL (o erótica) produce impotencia de tipo sicosexual. Esa clase de enfermos tienen erecciones normales, son hombres aparentemente normales, pero en el instante en que van a efectuar la conexión del miembro y la vulva, la erección cede cayendo el falo, quedando en el más horrible estado de desesperación. Ellos han vivido en la fantasía sexual que nada tiene que ver con la realidad, entonces se confunden y no son capaces de responder a la realidad como es debido". La impotencia psico-sexual es la tragedia más espantosa que puede afligir a los hombres y a las mujeres fanáticas ó a las gentes de tipo puramente racional.

Cuando el joven se masturba no le interesa el tiempo y pierde la energía sexual muy rápido. Esto va generando a nivel sicológico la EYACULACIÓN PRECOZ. Además la masturbación produce dilatación de los esfínteres aumentado aun más la EYACULACIÓN PRECOZ.

La Melatonina es la hormona de la eterna juventud, directora y gobernadora absoluta del proceso de envejecimiento. Se produce abundantemente en la juventud y decrece a partir de los 25 años. El joven masturbador agota la melatonina atrofiando la glándula pineal, disminuyendo su campo magnético y llevándolo por un proceso rápido de envejecimiento.

No solo se fornica físicamente, existe también fornicación en los mundos mental y astral. Aquellos que se ocupan en conversaciones de tipo lujurioso, aquellos que leen revistas pornográficas, aquellos que asisten a salones de cine donde exhiben películas eróticas. Esas pobres gentes utilizan el material más fino y delicado del sexo, gastándolo miserablemente en la satisfacción de sus brutales pasiones mentales. El ser humano debe aprender a vivir sexualmente.

 

Consecuencias de la Masturbación.

Como función afectiva-espiritual, Freud afirma que el sexo es el producto de la unión de un hombre y una mujer que se aman y se complementan.
En virtud de esto, Freud le llama a la masturbación: EL VICIO SOLITARIO (ya que la otra persona no existe sino en la imaginación). El masturbador se imagina a una mujer, si es hombre, y viceversa si es mujer y se masturba a nombre de ella.  El agotamiento se multiplica, porque es sexual y cerebral. Esa imagen de la mujer queda impregnada en el subconsciente y se revive en el proceso inconsciente del sueño, originando las famosas POLUCIONES NOCTURNAS, o sea cuanto más se masturbe el joven, más sufrirá de poluciones.

La temperatura exterior del cuerpo humano es de 37°C, pero la interior es de 38°C, al masturbarse aumenta. Cuando el joven termina de masturbarse, se produce un movimiento peristáltico de absorción y por efecto del vacío, la vesícula seminal trata de llenarse y podría hacerlo con espermatozoides del testículo, pero no sucede así porque estos acaban de ser expulsados; además, es más fácil succionar aire que líquido y a través del pene se absorbe aire húmedo que pasa, a la vesícula seminal, al sistema linfático, llegando al cerebro produciendo un choque térmico y espacios fríos entre las neuronas y las células cerebrales que van afectando la normalidad cerebral, física y nerviosa. En relación con  este  aire  frío que absorbe el masturbador, SAMAEL AUN WEOR,  filósofo, antropólogo, esoterista, sexólogo y psicólogo contemporáneo, en el capítulo "Sexología" de su libro DIDÁCTICA DEL AUTO CONOCIMIENTO, afirma: "En cuanto a los masturbadores, bien saben ustedes lo que es el vicio de la masturbació. Cuando alguien se masturba, está cometiendo un crimen contra natura. Después de que ya ha eyaculado la Entidad del Semen, queda cierto movimiento peristáltico en el falo, esto lo sabe cualquier hombre. Durante la masturbación, lo único que recoge el falo con el movimiento peristáltico es aire frío que va al cerebro, así se agotan muchas facultades cerebrales. Innumerables sujetos han ido al manicomio por el abominable vicio de la masturbación. Un cerebro lleno de aire es un cerebro estúpido en un ciento por ciento. Así que condenamos ese vicio en un ciento por ciento".

El espermatozoide contiene ADN (ácido desoxirribonucleico), portador de la clave genética de la herencia y determina al aspecto sexual; ARN (ácido ribonucléico), enzimas, proteínas, glucócidos, lecitina, calcio, fósforo, sales biológicas, prostaglandinas, aminoácidos, etc. al masturbarse, el joven extrae estos componentes del organismo lo que no le permite un normal desarrollo, porque esa misma energía es la que lo va a ayudar a desarrollarse.

Cuando el masturbador agota el calcio del organismo se ocasionan dolores en los huesos y cansancio en las piernas. Los huesos fuertes indican virilidad. Bien sabemos que en la médula ósea se forman los glóbulos rojos, plaquetas, etc. el joven masturbador no permite una buena formación de su médula ósea y eso le trae consecuencias para toda su vida. Al agotarse el fósforo por la masturbación, se genera problemas nerviosos y temblores. El masturbador agota notablemente la lecitina y esto origina la neurastenia que consiste en una atonía general de los nervios.

Las Absurdas teorías de los sexólogos modernos.

El Doctor Spitake, notable anatómico americano, especializado en psiquiatría y quien fuera presidente de la Sociedad Neurológica de Nueva York, en el libro Energía Creadora, atribuye varios tipos de locura al abuso sexual y a la masturbación, ya que el cerebro está compuesto mayormente de Lecitina, al perderla en el descargue seminal, el organismo tiene que acudir a los tejidos y a los nervios del cerebro.

En cada eyaculación el varón pierde de 300 a 400 millones de espermatozoides con su gran capacidad de energía. ¿Qué no lograría el ser humano si conociese el misterio de la PIEDRA FILOSOFAL y aprendiera a liberar la energía del esperma dentro de su propio organismo? El resultado no sería otro que el SUPER-HOMBRE.

La próstata es una glándula situada exactamente en el cuello de la vejiga, segrega un líquido blanquecino y viscoso que sirve de vehículo a los espermatozoides. Esta glándula normalmente completa su desarrollo a los 21 años. El joven cuando se masturba antes de completar su desarrollo (21 años), atrofia la próstata originando después de los 40 años la prostatitis, que es el agrandamiento de esta glándula lo que le impide orinar y tiene que utilizar la sonda para poder hacerlo. Posteriormente lo tienen que operar y extirparle esta glándula. Esta operación al igual que la vasectomía genera la IMPOTENCIA SEXUAL.
Los hijos de un masturbador no son de buena calidad, tienen muchos problemas porque son el producto de una semilla muy gastada.  La masturbación también se da en las mujeres y esto es algo doloroso y cruel.  La masturbación genera IMPOTENCIA SEXUAL y envejecimiento prematuro. Es conocido el caso de muchos varones impotentes antes de los 40 años.

En su libro EDUCACIÓN FUNDAMENTAL, en el capítulo "La adolescencia", Samael Aun Weor afirma: "Hay silencios delictuosos y existen palabras infames. Callar sobre el problema sexual es un delito. Hablar equivocadamente sobre el problema sexual constituye también otro delito".

"El vicio de la Masturbación arruina totalmente la potencia cerebral. Es necesario saber que existe una íntima relación entre el semen y el cerebro. Es necesario cerebrizar el semen. Es necesario seminizar el cerebro. El cerebro se seminiza transmutando la energía sexual, subliminizándola, convirtiéndola en potencia cerebral. En esta forma queda el semen cerebrizado y el cerebro seminizado".

"La Ciencia Gnostica estudia a fondo la endocrinología y enseña métodos y sistemas para transmutar las energías sexuales ¡Cuántos rostros hubieran podido ser bellos se marchitan! ¡Cuántos cerebros se degeneran! Todo por falta de un grito de alerta en el momento oportuno".

"El vicio de la Masturbación, tanto en jóvenes como en señoritas se ha vuelto más común que el lavarse las manos. Los manicomios están llenos de hombres y mujeres que arruinaron su cerebro en el asqueante vicio de la masturbación. El destino de los masturbadores es el manicomio".

Masturbación en las mujeres.


La masturbación también se da en las mujeres y esto es algo doloroso y cruel. Dentro del paralelo del sexo femenino, las consecuencias son similares: afecta el desarrollo del cerebro, nervios, frialdad sexual, agotamiento físico, pérdida de la memoria, de la vitalidad y el magnetismo. Las mayores consecuencias las sufren en la parte sexual y en el comportamiento sico-social, ya que van disminuyendo las posibilidades sexuales y progresivamente conlleva a un rechazo al varón. La joven que no se masturba, conserva su vitalidad, belleza, brillo en los ojos, poderoso campo magnético, buen timbre de voz, etc. Debe evitar la pornografía, charlas vulgares y debe seleccionar sanamente sus amistades.

¿Cómo hago para no masturbarme más?

Antes que todo te comentamos que al centro Anael han llegado muchos jóvenes que se masturbaban y todos vencen. Por que no tú?
Debes aprender a  eliminar a ese YO de la masturbación con las claves que entregamos en el
Despertar de la conciencia. No las has leído? pues termina de leer estos artículos  y corre a hacerlo…
Aprende estas claves y  utilízalas cada vez que EL YO se quiera manifestar.En principio puede resultar un poco dificil, pero, verás que luego te será muy fácil controlarlo y eliminar el vicio. Cuando alguien que se masturba seguidamente deja de hacerlo, comienza a sentir una fuerza física, anímica y mental que le sirve para enfrentar la vida sin temores y eliminar por completo este vicio. 

Recomendaciones:

·                         Mantener una mente sana: Evita la pornografía, los chistes de doble  sentido, las amistades vulgares, los manoseos lujuriosos, etc.

·                         No usar ropa interior apretada.

·                         No comer exceso de carnes  rojas, etc. 


El yo y su constitución

 

 

EL Yo es un trío de Materia, Energía y Conciencia. Se le llama Yo Psicológico porque como energía está diseminado en todas las partes del cuerpo.

Es necesario que el estudiante Gnóstico conozca y comprenda que la Psiquis no tiene en nosotros un lugar definido, sino que se encuentra en los atomos, moléculas y células de nuestro organismo.

Casi podríamos decir que algunos escritores tienen razón cuando sostienen que la Psiquis es el equivalente del Alma.

Nosotros sabemos que en realidad no es así, pero estudiando este tema, encontramos que mientras el Yo tenga invadida la Psiquis, o esa energía, nuestra

Conciencia no se puede expresar.

Es necesario someter a un estudio a ese trío de aspectos que caracterizan el Yo, cada parte por separado.

 

¿Que es la energía que maneja el Yo?

 

Pues es una energía de tipo mental que se encarga de nutrir a cada uno de los elementos o Yoes que se presentan en la sucesión de pensamientos, que de

momento a momento aparecen en nuestra pantalla. Cuando decimos que se compone de materia o cuerpo, nos estamos refiriendo a la forma en que esta asume

en cualquier área de nuestra mente, o de nuestra Psiquis, ésta puede ser la ideoplástica o las Cintas Teleoginoras que cargamos en nuestra mente y en nuestro

subconsciente.

Cuando el V.M. Samael nos dice que es necesario humanizar la mente, se refiere a que nuestros pensamientos, por las características del agregado

que los emite, son animalescos o sea tienen figuras animales.

Cuando aseguramos que un Yo psicológico posee conciencia, nos referimos a la parte de nuestra Esencia que está atrapada en su interior y, por una deducción lógica, podemos comprender que él maneja la parte de nuestra conciencia que tiene, para poder justificar la razón de su existencia.

Después de haber comprendido que estos tres aspectos son los que constituyen un Yo, un agregado psicológico, podemos hacer un pequeño análisis del trabajo gnóstico.

Muchos son los hermanos serios y sinceros que se proponen realizar la OBRA pero, como no han hecho un estudio comprensivo sobre el Yo psicológico, se ponen a desintegrar algunos agregados y ni remotamente se dan cuenta de que cuando desintegran uno de ellos todavía quedan más de diez o quince con sus mismas características.

 

¿Como se forma un Yo?

 

Pues muy sencillo, por ejemplo: Un hombre ve a una dama por la cual siente cualquier admiración, quizás por sus virtudes, por su forma de ser, etc.. Esa admiración que siente por ella significa conciencia que ya le depositó. A través de la mente emite pensamientos hacia esa persona, los cuales pueden estar

llenos de sinceridad y de buenas intenciones, pero en ese momento ya se está formando un nuevo Yo. Por último empieza a sentir atracción, deseo o pasión,

indicando que ese Ego ya se formó. Así nace un Ego de codicia, de envidia, de amor propio, etc.. y no olvide, querido lector, que lo primero que atrapa un Ego que se está creando es conciencia, después energía y posteriormente asume su forma.

Si a grosso modo hemos analizado qué es un Yo y cómo se forma, vale la pena que en este mismo tema hagamos un análisis de cómo eliminarlo.

En el mismo orden, en que se creó, se elimina, recuerde querido lector, no intente eliminar un Ego alterando ese orden, porque no lo logrará.

Si ese Ego en la primera fase de su formación atrapó parte de nuestra Conciencia, en ese mismo orden debemos conducir el trabajo de su eliminación, es decir, lo primero que le debemos extraer es la Conciencia.

 

¿Como se hace para extraerla?

 

Esto lo vamos analizar en la siguiente forma:

Primero: Es fundamental comprender que ese agregado es un terrible obstáculo que tenemos para nuestra OBRA; que ese elemento es uno de los tantos que azotan y vituperan a nuestro Cristo Intimo, cosa que nos hace reflexionar sobre la pasión y muerte del Señor.

Segundo: Es necesario quitarle la razón que él expone ante los eventos de la vida, esto quiere decir que si nos encontramos frente a una persona que nos insulta, y respondemos con su misma expresión, o sea insultando, le estamos dando la razón al Ego, y este hecho nos indica que Este todavía nos tiene la Conciencia atrapada. Esto se demuestra por qué aún salimos en defensa del Ego en cualquier evento, indicándonos que no hemos comprendido que él es un terrible enemigo que llevamos dentro.

Tercero: Es determinante comprender que nuestra conciencia es la expresión de Dios, y como dice el V.M. Samael, "La Razón de ser del Ser, es el mismo Ser". Esto nos indica que la comprensión de un agregado, con la finalidad de extraerle la conciencia, no exige poses, ni censuras de ninguna clase, simplemente

comprensión, serenidad y ubicación.

La Energía es el segundo elemento que se hace presente en la creación de un Yo, por lo tanto es el segundo paso que se da en su comprensión y desintegración.

Si a los pensamientos que nos asaltan en nuestra mente no los condenamos, ni los justificamos, sino que dejamos que se vayan al igual que como llegaron, automáticamente les estamos quitando la energía que en su comienzo les dimos y les hemos seguido dando a través del tiempo.

En cuanto a la Materia (forma) que posee el Ego, debemos saber que en proporción a la comprensión que tengamos del mismo y de la energía que dejamos de

suministrarle, le estamos eliminando la forma y la fuerza que ha tenido en las cintas teleoginoras y la materia ideoplástica que usa en nuestra mente y en nuestra psiquis.

Es necesario analizar un fenómeno que se ha venido presentando a través del tiempo en nosotros, los estudiantes Gnósticos, que es darnos a la tarea de

desencarnar Egos. Este término lo usamos con la finalidad de hacer una diferencia de lo que es matar un Ego o desencarnarlo.

Cuando un Ego muere, no sigue existiendo ni en la psiquis, ni en la mente y por lógica, ni en el cuerpo físico.

Cuando el Ego desencarna, la cosa es distinta, la persona deja, aquí en el físico, de cometer la falta que se relaciona con el mismo, pero él sigue existiendo.

Si una persona desencarna al Yo del robo éste no vuelve a cometer esa falta y cree que ese Ego murió; si lo hace con un yo fornicario la persona

no vuelve a fornicar y cree que ese Ego murió; esto significa que lo arranca del cuerpo físico, del mundo planetario, pero sigue existiendo con mayor fuerza en el mundo mental y en la psiquis.

 

CONCLUSION: un Ego al cual no hayamos comprendido y quitado la razón de existir, NO MUERE.


Reencarnación o transmigración de las almas

 

Para ver más imágenes sobre el tema hacer clic aquíEl cristianismo y el judaísmo gnósticos siempre sentaron por hecho la transmigración de las almas, existiendo en el mundo tres teorías básicas para comprender los misterios de la vida y de la muerte. Las mismas que el filósofo rosacruz Max Heindel cita en su obra "Concepto Rosacruz del Cosmos", y que reproducimos para enfocarnos en el tema:

 

1. La Teoría Materialista sostiene que la vida es un viaje de la cuna a la tumba; que la mente es el resultado de ciertas correlaciones de la materia; que el hombre es la más elevada inteligencia del Cosmos; y que su inteligencia perece cuando el cuerpo se desintegra después de la muerte.
2. La Teoría Teológica afirma que a cada nacimiento un alma recién creada por las manos de Dios entra en la arena de la vida, pasando a un estado invisible, a través del nacimiento, a esta existencia visible; que al fin del corto período de la vida en el mundo material pasa, a través de las puertas de la muerte, al invisible más allá, de donde no vuelve más; que su felicidad o desdicha quedará determinada por toda la eternidad por las obras que haya hecho durante el infinitesimal período comprendido entre el nacimiento y la muerte.
3. La Teoría del Renacimiento (transmigración de las almas ) enseña que cada alma es una parte integrante de Dios, y que está desarrollando todas las posibilidades divinas, así como la semilla desarrolla una planta; que por medio de existencias repetidas en un cuerpo terrestre, que va mejorando la calidad gradualmente, esas posibilidades latentes se van desarrollando en poderes dinámicos; que nadie se pierde por este proceso, pues toda la humanidad alcanzará la meta de la perfección y la reunión con Dios.
La primera de estas teorías es monística. Trata de explicar todos los hechos de la existencia como un proceso del mundo material. Las otras dos teorías son dualísticas, esto es, que atribuyen ciertos hechos y fases de la existencia a estados suprafísicos e invisibles , si bien difieren grandemente en otros puntos.
Comparando la teoría materialista con las leyes conocidas del Universo, encontramos que la continuidad de la fuerza está tan bien establecida, como la continuidad de la materia, y ambas están más allá de toda necesidad de dilucidación. También sabemos que la fuerza y la materia son inseparables en el Mundo Físico. Esto es contrario a la teoría materialista que sostiene que la mente perece al ocurrir la muerte. Si nada puede ser destruido, debe incluirse también a la mente. Además , sabemos que la mente es superior a la materia, puesto que modifica el rostro, convirtiéndolo en un espejo de la mentalidad. Hemos descubierto además que las partículas de nuestros cuerpos cambian constantemente; que por lo menos cada siete años cambia cada átomo de los que se componen aquellos. Si la teoría materialista fuera cierta, la conciencia debiera sufrir también un cambio completo, sin conservar memoria de lo anterior, así que en cualquier tiempo ningún hombre podría recordar más que los sucesos habidos en los últimos siete años. Y así sabemos que no es ése el caso. Recordamos los sucesos de nuestra infancia. Muchos incidentes triviales, completamente olvidados en la consciencia ordinaria, se han recordado distinta y claramente de nuevo por personas que han estado a punto de perecer ahogadas y que luego han relatado esa experiencia. Experiencias similares en estado de trance son también muy comunes. El materialismo no puede explicar estas fases de sub y supraconsciencia. Las ignora sencillamente. En el grado actual de investigación científica en el que los hombres de ciencia han establecido más allá de toda duda la existencia de estos fenómenos, tratar de ignorarlos es un serio inconveniente para poder resolver el grandioso problema de la vida, la Vida misma.
Podemos, pues, pasar tranquilos de la teoría materialista a la próxima teoría, en el orden expuesto, por ser la primera completamente inadecuada para resolver el misterio de la vida y de la muerte.
Una de las más grandes objeciones que se le hacen a la doctrina teológica ortodoxa, tal como se expone, es su completa y evidente injusticia. De las miríadas de almas que han sido creadas y que han habitado este globo desde su principio, aún suponiendo que ese principio no sea anterior a seis mil años, el número que se salvaría es insignificante: !¡ciento cuarenta y cuatro mil!" 1 El resto está destinado a ser torturado para siempre. El mal tiene siempre la mejor parte. Y uno puede decir con Buda : "si Dios permite tales miserias no puede ser bueno, y si El no tiene el poder de impedirlas, no puede ser Dios".
No hay nada en la Naturaleza análogo a tal método de creación con objeto de que pueda destruirse a continuación. Se dice que Dios desea que TODOS se salven y que no le agrada la destrucción de ninguno, habiendo dado por su salvación a "Su único Hijo", y, sin embargo, ese "glorioso plan de salvación" falla por su base.
Si un vapor trasatlántico, llevando a bordo dos mil pasajeros, enviara un cablegrama diciendo que se está hundiendo en un banco de arena, ¿ se consideraría un "plan" glorioso de salvación el que se enviara en su socorro un pequeño bote automóvil capaz de salvar únicamente a dos o tres personas? Ciertamente que no. Sería más bien denunciado como un "plan de destrucción" el no enviar los socorros necesarios para salvar por lo menos a la mayoría de los pasajeros en peligro.
Pero el plan de salvación de los teólogos es mucho pero que eso, porque dos o tres sobre dos mil es una proporción intensamente mayor que el plan teológico de salvar únicamente 144.000 entre todas las miríadas de almas creadas. Podemos , pues, desechar también esa teoría como falsa, porque es irrazonable. Si Dios es omnisciente tendría un plan mejor y más eficaz. El teólogo dice que Dios es omnisciente y que la teoría expuesta es cierta. Pero las enseñanzas de la Biblia son muy diferentes, como veremos más tarde.
Consideraremos ahora la teoría del Renacimiento (transmigración) , que postula la doctrina de un lento desarrollo, efectuado persistentemente por medio de repetidas encarnaciones en formas de creciente eficiencia, por cuyo intermedio llegará un tiempo en el que todos alcanzarán la cumbre del esplendor espiritual, inconcebible para nosotros al presente. No hay nada irrazonable ni difícil de aceptar en tal teoría. Conforme miramos en torno nuestro, observamos esa lucha de la naturaleza por alcanzar la perfección, lenta pero persistentemente. No encontramos ningún proceso de creación súbita o destrucción, tal como postula el teólogo, y en cambio encontramos por doquier a la "Evolución".
La Evolución es la "historia del progreso del Espíritu en el Tiempo." En todas partes, conforme miramos los variados fenómenos del Universo, vemos que el sendero evolutivo es una espiral. Cada vuelta de la espiral es un ciclo. Cada ciclo se sumerge en el próximo, y las espirales son continuas, siendo cada ciclo el producto mejorado del precedente y el creador de los más desarrollados estados que le siguen.
Una linea recta no es sino la extensión de un punto. Ocupa una sola dimensión en el espacio. La teoría materialista y la teológica serían semejantes a esa linea. El materialista dice que la linea de la vida parte en el nacimiento y que la hora de la muerte la termina. El teólogo comienza su linea son la creación del alma inmediatamente al nacimiento. Después de la muerte el alma vive indefinidamente, estando su destino determinado por lo que sembró en el corto periodo de unos cuantos años. No puede volver atrás para corregir los errores. La línea sigue siempre recta, implicando una cantidad limitada de experiencia, y no habiendo elevación alguna para el alma después de la muerte.
El progreso natural no sigue una línea recta como implican esas teorías; ni siquiera un camino circular , porque eso significaría dar vueltas continuamente sin llegar nunca al fin. , que sería lo mismo que emplear solo dos dimensiones del espacio. Todas las cosas se mueven en ciclos progresivos de manera que puedan gozar de todas las ventajas y de todas las oportunidades de desarrollo que el universo de tres dimensiones pueda ofrecerles, siendo necesario que la vía evolucionante tome el sendero de tres dimensiones: la espiral que siempre va adelante y hacia arriba.
Bien sea que miremos la más modesta plantita de nuestro jardín, o que examinemos uno de los gigantescos árboles de California, con sus treinta pies de diámetro en el tronco, es siempre lo mismo; cada rama, tallo u hoja se verá que brota siguiendo una espiral simple o doble, o en pares opuestos, que equilibra el uno al otro, análogo al flujo y reflujo, al día y a la noche, a la vida y a la muerte y otras actividades alternativas de
la Naturaleza.
Examinemos el arco del cielo y obsérvese la inmensa nebulosa o el sendero de nuestro Sistema Solar; por todas partes el ojo ve la espiral. En la primavera la Tierra sacude su manto blanco y despierta de su período de descanso, el sueño invernal. Todas las actividades tienen por objeto el producir nueva vida por doquier. El tiempo pasa. El trigo y las uvas maduran y se recogen. De nuevo el activo verano sigue al silencio y reposo del invierno. Nuevamente el manto blanco de nieve envuelve a la Tierra. Pero su sueño no es para siempre; de nuevo volverá a despertarse al oír el canto de la primavera, que marcará para ella un pequeño progreso más en el sendero del tiempo.
Y así sucede con el Sol. Se levanta en la mañana de cada día, pero cada mañana ha progresado o adelantado más en su jornada anual.
Por todas partes se encuentra la espiral: ¡hacia arriba y adelante , para siempre!
¿Sería posible que esta ley, tan universal en todos los otros reinos, no rigiera también en la vida humana? ¿Debería despertar la Tierra cada año de su sueño invernal; debería el árbol y la flor vivir de nuevo y el hombre morir para siempre? ¡No puede ser! La misma ley que despierta la vida en la planta para que crezca de nuevo, trae al hombre para que adquiera nuevas experiencias y progrese más hacia la meta de la perfección. Por lo tanto la teoría del Renacimiento o Transmigración, que afirma la encarnación repetida en vehículos de creciente perfección, está de perfecto acuerdo con la evolución y los fenómenos de la Naturaleza, con la que no están de acuerdo las otras dos teorías. "

 

Como vemos, la tesis de la transmigración resulta, atodas luces la más apropiada para comprender los misterios de la vida, y las aparentes injusticias que se observan hoy en día.

 

La Biblia, tiene muestras bastante evidentes de este misterio. Pero centrémonos básicamente en las referencias del Nuevo Testamento con la Ley de la Transmigración de las Almas, tal como lo explica la página del tercer testamento:

Juan el Bautista: El Dilema de los Teólogos Cristianos
A pesar de la controversia y de los numerosos intentos por parte de las grandes religiones y sectas cristianas establecidas por negar las evidencias que atañen a la reencarnación del profeta Elías en Juan el Bautista, dichas evidencias son de tal magnitud que no pueden continuar siendo ocultadas…
La controversia comienza a partir de una profecía entregada por Malaquías durante el reinado de Darío, unos buenos 350 años antes del nacimiento de Jesús…y la profecía dice así:
"He aquí, yo os envío el profeta Elías, antes que venga el

día de Jehová, grande y terrible.
Él hará volver el corazón de los padres hacia los hijos
y el corazón de los hijos hacia los padres…"
Malaquías 4:5,6

 

Como desde hace tiempo ha sido ampliamente aceptado tanto por los teólogos judíos como por sus colegas cristianos, la profecía se refiere a que, previamente a la llegada del Mesías, habría de regresar Elías de Tesbe, el profeta que fuera arrebatado al cielo en un carro de fuego.
El problema aquí es que las religiones y sectas cristianas se niegan hoy, siguiendo las órdenes, no de un Papa sino las dadas por el Emperador romano Justiniano al Segundo Concilio de Constatinopla en el año 533 a aceptar que en Juan Bautista reencarnara el espíritu de Elías, basando su negación en un solo versículo:
Y le preguntaron: ¿Qué pues? ¿Eres Tú Elías?

Dijo: No soy.

 

(Hagámos aquí un acápite: ¿cómo podrían los discípulos gnósticos de El Bautista algo que implica el concepto de la transmigración de las almas si es que no cryeran que, en efecto, esta era un hecho?)
¿Eres tú el profeta? Y respondió: No.

Le dijeron: ¿Pues quién eres? para que demos respuesta
a los que nos enviaron. ¿Qué dices de ti mismo?
Dijo: Yo soy la voz de uno que clama en el desierto:
Enderezad el camino del Señor, como dijo el profeta Isaías.
Juan 1:21,23
Esto parece ser contundente… y de hecho, así lo toman e interpretan los cristianos que no aceptan que pueda haber reencarnado Elías en Juan el Bautista, aunque curiosamente, omiten el explicar por qué Juan se autocalifica como "la voz de uno que clama en el desierto"… que es justamente la tarea que Elías habría de hacer. La explicación hacia esto viene más adelante en este documento.
Por el momento, comencemos revisando algunos puntos:

 

¿Por qué si Juan asegura no ser Elías, Jesús asevera exactamente lo contrario?

 

JUAN BAUTISTA DIJO:
Y le preguntaron: ¿Qué pues? ¿Eres Tú Elías? Dijo: No soy. ¿Eres tú el profeta? Y respondió: No. Le dijeron: ¿Pues quién eres? para que demos respuesta a los que nos enviaron. ¿Qué dices de ti mismo? Dijo: Yo soy la voz de uno que clama en el desierto: Enderezad el camino del Señor, como dijo el profeta Isaías. Juan 1:21-23

 

Número de citas con la refutación de que Juan el Bautista NO es Elías: 1

 

JESUS DIJO:
Y si queréis recibirlo, él es aquel Elías que había de venir. Mateo 11:14
Mas os digo que Elías ya vino, y no le conocieron, sino que hicieron con él todo lo que quisieron Mateo 17:12
Pero os digo que Elías ya vino, y le hicieron todo lo que quisieron, como ésta escrito de él. Marcos 9:13
Número de citas donde Jesús afirma que Juan el Bautista SI fue Elías: 3

 

Y al rehusarse a aceptar que Elías pueda haber reencarnado en Juan el Bautista, los teólogos cristianos se meten directamente en un brete porque surgen de inmediato dos preguntas:
¿Miente alguno de los dos? …porque si en un texto vinieran dos conceptos totalmente opuestos (e.g.: "la Tierra es redonda", "la Tierra NO es redonda") necesariamente uno de los dos es falso. El asunto sería, en este caso, dilucidar cuál de las dos afirmaciones es la correcta y verdadera… y cuál no lo es.
y
Si Elías nunca regresó (como anunciara Malaquías) ¿cómo pudo entonces haber sido Jesús el Mesías? Resulta así, que si diéramos como buena la interpretación de que Elías NO fue Juan el Bautista, los teólogos judíos han tenido siempre la razón: Como Elías nunca llegó, tampoco lo hizo el Mesías… y por ello, lo continúan esperando.
Afortunadamente para nosotros, existen muchas cosas más que nos pueden ayudar a saber la verdad… y comprender que ni Juan el Bautista ni mucho menos Jesús dijeron mentira o inexactitud alguna…

El Libro de Malaquías

Este libro, el último en el Antiguo Testamento, es sumamente importante porque contiene la profecía del regreso de Elías, que se llevará a cabo, como veremos de inmediato, con la reencarnación de el más grande profeta de Israel en Juan el Bautista. Nótese que las palabras del último párrafo son citadas textualmente en el pasaje de Mateo 3, cuando el ángel anuncia a Zacarías que en su hijo Juan (el Bautista) encarnaría el espíritu del profeta Elías.
He aquí, yo os envío el profeta Elías, antes que venga el
día de Jehová, grande y terrible.
Él hará volver el corazón de los padres hacia los hijos
y el corazón de los hijos hacia los padres…
Malaquías 4:5,6
A continuación, uno tras otro para su mejor comparación, las descripciones en el Libro 2 de Reyes de la personalidad de Elías tesbita y en el Evangelio de Mateo de la personalidad de Juan el Bautista.
Y Juan estaba vestido de pelo de camello, y tenía un cinto
de cuero alrededor de sus lomos; y su comida era langostas
y miel silvestre.
Mateo 3:4
Y ellos le respondieron: Un varón que tenía vestido de pelo,
y ceñia sus lomos con un cinturón
de cuero. Entonces él dijo: Es Elías tesbita.
2 de Reyes 1:8
¿Simple coincidencia? Veamos. Cuando el mensajero de Dios se aparece ante Zacarías para anunciarle que su mujer va a tener un hijo en el cual encarnará un profeta, anuncia con total claridad que el espíritu que morará en esa criatura por nacer es nada menos que el de Elías, citando incluso a Malaquías:
E irá delante de él con el espíritu y el poder de Elías,
para hacer volver los corazones de los padres a los hijos,
y de los rebeldes a la prudencia de los justos, para preparar
al Señor un pueblo bien dispuesto. Lucas 1:17
Citemos ahora el versículo (el único) que usan incorrectamente las religiones occidentales que no pueden aceptar la ley de reencarnación porque naturalmente verían disminuido su poder moral y material sobre las consciencias de los hombres. Lo curioso es que al negar que Juan el Bautista fuera la reencarnación del espíritu de Elías, acaban por negar también las aseveraciones del mismo Divino Maestro, como se podrá ver claramente más adelante.
Y le preguntaron: ¿Qué pues? ¿Eres Tú Elías?
Dijo: No soy.
¿Eres tú el profeta? Y respondío: No.
Le dijeron: ¿Pues quién eres? para que demos respuesta
a los que nos enviaron. ¿Qué dices de ti mismo?
Dijo: Yo soy la voz de uno que clama en el desierto:
Enderezad el camino del Señor, como dijo el profeta Isaías.
Juan 1:21,23
Y ciertamente, cuando le preguntan los doctores de la ley a Juan el Bautista si era Elías, éste contesta que efectivamente, no lo es: él es Juan, hijo de Zacarías y Elizabeth.
Pero ¿qué hubiera sucedido si la pregunta le es formulada correctamente? "¿Llevas en tí el espíritu de Elías?" La respuesta, por supuesto, hubiera sido otra, confirmando lo anunciado por el ángel a Zacarías.
Y todavía existe la otra posibilidad: de que como viene constatado en Eclesiastés, el recuerdo de vidas pasadas hubiera estado vedado también para Juan el Bautista, pero Jesús, siendo el Hijo del Hombre y el Verbo Encarnado, era conocedor de todas estas cosas ocultas al normal de los mortales.
De no haber llegado el espíritu de Elías a morar en la vida y cuerpo de Juan el Bautista, las profecías de Malaquías 4 y Lucas 1 no se hubieran cumplido y el Mesías, al no regresar Elías, ¡aún no hubiera llegado! Los teólogos cristianos le están dando, inadvertidamente, la razón a los teólogos ortodoxos judíos que continúan negando que Jesús haya sido el Mesías porque también continúan esperando a Elías.
Tan no es así y que sí se cumplieron las profecías que Juan mismo lo aclara cuando reconoce ser la voz de aquel que clama en el desierto para preparar los caminos del Señor. Si Juan el Bautista no hubiese llevado en sí el espíritu del profeta Elías, ¿por qué entonces Jesús de Nazaret, el Mesías esperado de Israel, y a quien reconocemos como el Cristo, afirmaría de una manera tan rotunda éso?
Y si queréis recibirlo, él es aquel Elías que había de venir.
Mateo 11:14
Mas os digo que Elías ya vino, y no le conocieron,
sino que hicieron con él todo lo que quisieron
Mateo 17:12
Pero os digo que Elías ya vino, y le hicieron todo lo que
quisieron, como ésta escrito de él.
Marcos 9:13
Es aquí cuando los teólogos enmudecen. Y se meten en el brete de tachar de mentiroso, debido a su incorrecta interpretación, sea a Juan el Bautista ¡o al mismo Cristo! El hecho de que entre los judíos contemporáneos a Jesús existía ya la noción y el conocimiento aceptado de la ley de reencarnación del espíritu lo demuestra el siguiente versículo, totalmente innecesario si el caso contrario hubiese sido lo verdadero:
Otros decían: Es Elías. Y otros decían: Es un profeta,
o alguno de los profetas.
Marcos 6:14,15
Tan era normal la noción de la reencarnación entre el pueblo de Israel, que de otro modo no se podría explicar el que Jesús a veces fuera tomado como la reencarnación de alguno de los profetas. En Marcos 8:27, Jesús mismo es quien pregunta a Sus discípulos:
"¿Quién dicen los hombres que soy yo?"
Ellos respondieron: Unos, Juan el Bautista,
otros, Elías; y otros, alguno de los profetas.
Marcos 8:27
El consenso de opinión general pareciera haber sido en ese momento de que Él era la reencarnación ya sea, de Juan el Bautista o de alguno de los profetas del Antiguo Testamento. El hecho de que muchos opinaran así demuestra que la reencarnación era un concepto ampliamente difundido y aceptado en el Israel contemporáneo de Jesús…incluyendo por lo que se puede ver, al mismo Divio Maestro, quien no corrige ni enmienda esa noción.
Una lectura del siguiente versículo arroja aún más luz sobre el conocimiento que los discípulos tenían ya de la reencarnación.
Al pasar Jesús vió a un hombre
ciego de nacimiento.
Y le preguntaron sus discípulos, diciendo:
Rabí, ¿quién pecó, éste o sus padres
para que haya nacido ciego?
Juan 9:1,2
¿Qué sentido hubiese tenido que los discípulos de Jesús hubieran formulado esta pregunta si no supieran que se puede pecar antes de nacer, es decir, en una existencia anterior? ¿O es que alguien puede ser "castigado" por Dios -desde su nacimiento- antes de haber cometido pecado alguno?

Sin embargo aclaremos en este punto que la evolución y transmigración de las almas no implica la salvación absoluta de todos los sres, ya que el gnosticismo primitivo reconoció también la ley de la involución, y asi como esta bien sustentada por Heindel la evolución, también es un hecho la involución:
Existe EVOLUCION en la planta que germina, se desarrolla y crece; existe INVOLUCION en el vegetal que envejece y decrece lentamente hasta convertirse en un montón de leños.
Existe EVOLUCION en todo organismo que se gesta, nace y se desarrolla; existe INVOLUCION en toda criatura que caduca y muere.
Existe EVOLUCION en cualquier unidad cósmica que surge del caos; existe INVOLUCION en todo planeta en estado de consunción llamado a convertirse en Luna, en cadáver…
Hay EVOLUCION en toda civilización ascendente; hay INVOLUCION en cualquier cultura de tipo descendente…
Oleadas ESENCIALES inician su EVOLUCION en el reino mineral; prosiguen con el estado vegetal; continúan en la escala animal y por último alcanzan el nivel de tipo humanoide intelectivo…
Oleadas de vida descienden luego involucionando dentro del interior del organismo planetario para bajar por las escalas animal y vegetal hasta regresar al reino mineral.
Con mucha justeza se nos ha dicho que cualquier período humanoide consta siempre de ciento ocho existencias de tipo evolutivo e involutivo, más o menos alternadas.
Aclaro: a cada CICLO humanoide racional se le asignan ciento ocho vidas .
Después de cada época humanoide, de acuerdo con las leyes del tiempo, espacio y movimiento, gira inevitablemente la rueda del arcano diez del TARO; entonces resulta palmario y manifiesto que las oleadas de vida involucionando descienden en el interior del organismo planetario para re-ascender evolutivamente más tarde…
Tres mil veces gira la rueda del SAMSARA. Comprender esto, captar su honda significación es indispensable e inaplazable si es que realmente anhelamos la liberación final.

Es decir: una persona que en el lapso mecánico de la evolución no alcance la unión mística con Dios, la Redención Gnóstica que implica la muerte del yo pecador y el nacimiento del alma, indudablemente cae en los abismos.

Por eso es que también la Biblia en los antiguos y nuevo testamentos indica claramente que quién no alcance la salvación de su alma morirá en la Muerte Segunda:

“La multitud de los que duermen en la tumba se despertarán, unos para la vida eterna, y otros para la vergüenza y el horror eterno” (Daniel, 12,2).

 

Y también la promesa neotestamentaria de “buenos” y “malos” (Hechos 24,15); que serán juzgados ante el tribunal supremo del Hijo de Dios (Mateo 25,31-46; Juan 6,40; Hechos 17,31; Apocalipsis 20,11-15).

Sin duda el tema es bastante amplio y necesita mas estudios específicos, la comprensión de temas como la "la muerte física, la muerte mística y la muerte segunda"; las refutaciones de tipo teológico tradicional básicamente caen en un error de comprensión de estos puntos. Aunque muchas de ellas tienen correcta explicación:

1.-“Está establecido que los hombres mueran una sola vez, y luego comparezcamos ante el juicio de Dios” (Hebreos 9,27). Lo cual no está en discusión. En esta dimensión el cuerpo físico muere una sola vez, después de la cual el Alma pasa al juicio de los mundos internos. En este juicio se establece la suerte del Alma, según ley del Karma, es decir, una nueva existencia de tipo evolutivo, involutivo. O bien, la muerte segunda y el Abismo si esta en el final de su ciclo. Por tanto para cada exitencia hay UNA muerte y UN juicio. Lo mismo vale para las citas de Eclesiastés 12,7; 2Corintios 5,10

2.- "Con la esperanza en Dios, la cual ellos también abrigan, de que ha de haber resurrección de los muertos, así de justos como de injustos"(Hechos 24,15); que serán juzgados ante el tribunal supremo del Hijo de Dios (Mateo 25,31-46; Juan 6,40; Hechos 17,31; Apocalipsis 20,11-15). En estos capítulos se refiere, pues, a los tiempos en que se cumpla el ciclo final de encarnaciones en el proceso de la transmigración. Es obvio que tras largos padecimientos algunos alcanzarán la Unión mística con Cristo (la segunda venida, que es interior) y otros tantos la condenación eterna.

Cuando se define bien el cuerpo físico del alma, se dilucidan muchas contradicciones. No hay contradicción entre la transmigración y el juicio final para el gnosticismo cristiano. Sin duda estas serían menores, si se hubiera tenido la consideración de conservar la pureza de estos textos sagrados. Temas que sin necesariamente, tocaremos en otra ocasión.


Evolución, involución y revolución

 

INTRODUCCION

El orden de los factores no altera el producto.

La revolución parcial no es revolución total.

El orden de los factores económicos y políticos puede ser modificado sin que el producto vital sufra ningún cambio. (La vida continúa con todos sus dolores). La Revolución Parcial cambia el orden de los factores pero no altera el producto vital. Los seres humanos continúan atormentándose mutuamente.

A nosotros no nos gusta la Revolución Parcial, nosotros queremos Revolución total. Solo disolviendo el "yo", el mí mismo, el Ego, tendremos Revolución total.

Todo hombre se ha formado alguna opinión sobre la verdad. Toda religión o toda Escuela tiene su opinión sobre la verdad.

Los hombres buscan la verdad, adoran la verdad.

Nosotros los Gnósticos decimos: conoced la verdad y la verdad os hará libres. Entonces habrá Revolución total.

Empero os advertimos que nadie puede buscar lo que no conoce.

La verdad es lo desconocido de instante en instante.

La verdad adviene a nosotros sin que la busquemos.

La verdad adviene a nosotros cuando el "yo" ha muerto…

… El deseo es el origen del delito.

El deseo es el origen del dolor …

… Todo deseo se puede transmutar en luz y fuego.

El deseo se extingue cuando lo trasmutamos.

Sólo a base de comprensión creadora podemos transmutar todo deseo.

Transmutad el deseo en luz y el "yo" se apagará como una llama fatua, como una llama diabólica. Entonces habrá revolución total.

"Nociones fundamentales de Endocrinología y Criminología" Samael Aun Weor


 

Actualmente se están difundiendo tanto en Oriente como en el Occidente del mundo, muchas doctrinas filosóficas fundamentadas en el Dogma de la Evolución. La Evolución y la Involución son fuerzas mecánicas que se procesan simultáneamente en toda la naturaleza. Nosotros no negamos la realidad de estas dos fuerzas, las explicamos. Los basamentos científicos de la Evolución son: las teorías nebulares del origen del Universo, con todas sus innumerables alteraciones, modificaciones, adiciones, restricciones, etc., que realmente nada cambia en la original concepción errónea del proceso mecánico de construcción; y segundo, la caprichosa teoría de Darwin sobre el origen de las especies con todas sus correcciones y cambios posteriores. En realidad, la aparición de nuevas especies como resultado de la Evolución, no pasa de ser más que una simple hipótesis porque jamás se ha podido verificar, nadie ha visto aparecer una nueva especie. 

El pensamiento moderno al crear la Teoría de la Evolución, se olvidó de los procesos destructivos de la naturaleza. La razón estriba en el campo de visión intelectual demasiado limitado en estos tiempos, debido a esto se elaboran "teorías de relumbrón", muy bonitas pero con un número insuficiente de hechos; ninguno de los procesos es ciertamente conocido en forma íntegra y observamos solamente parte del proceso, los hombres dicen que este proceso consiste en cambio de tipo evolutivo. La mente humana en estos tiempos modernos está ya tan degenerada que hasta se ha hecho incapaz de comprender el proceso inverso involutivo en gran escala. La mente de los eruditos está embotellada en el Dogma de la Evolución que sólo sabe pensar en función de su propio embotellamiento y a los demás fenómenos de destrucción, decadencia y degeneración les aplican los calificativos de evolución, desarrollo y progreso. 

Las llamadas razas primitivas europeas de la Edad de Piedra, tales como la de Cromagnon que vivían en las cavernas de la tierra, fueron muy hermosas, pero el impulso cíclico descendente involutivo pesaba terriblemente sobre esas razas de origen atlante; finalmente el hombre paleolítico dejó su puesto a su sucesor, desapareciendo casi por completo de escena. 

Ninguno de los pueblos verdaderamente salvajes encontrados por los exploradores ha mostrado signo alguno de evolución, por el contrario, en todos los casos sin excepción se han observado signos inconfundibles de degeneración e involución. 

Dentro de todo proceso evolutivo existe un proceso involutivo. La Ley de Evolución y su hermana gemela la Ley de Involución, trabajan en forma coordinada y armoniosa en todo lo creado. 

DEFINICION Y DESARROLLO

Desde el punto de vista rigurosamente académico la palabra Evolución significa: desarrollo, construcción, progresión, adelanto, avance, edificación, dignificación, etc. Haciendo un enfoque gramatical ortodoxo, puro, aclaramos: El término Involución quiere decir: progresión a la inversa, retrocesión, retroceso, destrucción, degeneración, decadencia, etc. 

Obviamente, urge enfatizar la idea trascendente de que la Ley de las Antítesis es coexistencial con cualquier proceso crudamente natural. Este concepto de contenido es absolutamente irrecusable, irrebatible, irrefutable; por ejemplo: día y noche, luz y tinieblas, construcción y destrucción, crecimiento y decrecimiento, nacimiento y muerte, etc., etc. 

La exclusión de cualquiera de esas dos Leyes antes citadas, (Evolución e Involución), originaría la estática, el quietismo, la parálisis radical de los mecanismos naturales. Negar pues, cualquiera de esas dos ordenanzas, significa de hecho, caer en un barbarismo.

Existe evolución en la planta que germina, se desarrolla y crece. Existe involución en el vegetal que envejece y decrece lentamente hasta convertirse en un montón de leños. Existe evolución en todo organismo que se gesta, nace y se desarrolla; existe involución en toda criatura que caduca y muere. Existe evolución en cualquier unidad cósmica que surge del caos; existe involución en todo planeta en estado de consumación, llamado a convertirse en luna, en cadáver. Hay evolución en toda civilización ascendente, hay involución en cualquier cultura de tipo descendente.

Es ostensible que estas dos citadas Leyes constituyen el eje mecánico fundamental de la naturaleza. Incuestionablemente, sin tal eje básico no podría girar la rueda de los mecanismos naturales. La vida se procesa en oleadas que rotan… 

Muchos piensan que los changos, simios, monos, orangutanes, gorilas, son de tipo evolutivo, algunos suponen que el hombre viene del mono, mas tal concepto cae estrepitosamente cuando observamos las costumbres de esas especies animalescas. Póngase a un simio dentro de un laboratorio y obsérvese lo que sucede. Las diversas familias de simios son involuciones que descienden del humanoide intelectual. El humanoide no viene del mono, la verdad de esto es a la inversa; los simios son humanoides involucionantes, degenerados. Observemos la familia de los cerdos, en tiempos de Moisés los israelitas que llegaban a comer esa carne eran decapitados. Es obvio que este tipo de elementales se encuentran en franca involución; otro es el estado de los cuervos, y estos aunque se alimentan de la muerte, por el hecho de desenvolverse en el rayo de Saturno, poseen ciertos poderes maravillosos que indican evolución.

Oleadas de esencias inician su evolución en el reino mineral, prosiguen con estado vegetal, continúan en la escala animal y por último, alcanzan el nivel de tipo humanoide intelectivo. Oleadas de vidas descienden luego involucionando de acuerdo con la Ley de la Caída, reviviendo procesos animales, vegetales, y minerales, hacia el centro de gravedad terrestre. 

No hay duda de que los Elementales Minerales avanzados ingresan al reino vegetal. Cada planta es el cuerpo físico de un elemental vegetal. Todo árbol, toda hierba por insignificante que ésta sea, posee su Elemental particular. No quiero decir con esto que los Elementales de las plantas, árboles y flores, etc., están metidos a todas horas dentro de su cuerpo inmóvil, eso sería absurdo e injusto además. 

Los Elementales Vegetales tienen plena libertad para entrar y salir de sus cuerpos a voluntad; uno se asombra cuando los encuentra en la Cuarta Vertical. 

Normalmente, las criaturas Elementales del Reino Vegetal, se encuentran clasificadas en forma de familias. Una es la familia de los naranjales, otra de la hierbabuena de menta, otra de los pinos, etc., etc.

Los elementales avanzados del Reino Vegetal ingresan más tarde a los diversos departamentos del Reino Animal. Estas criaturas distribuídas en múltiples familias o especies tienen también sus guías y sus templos ubicados en el Paraíso Terrenal, es decir, en la Cuarta Coordenada llamada por los ocultistas Mundo Etérico. 

Las criaturas Elementales más avanzadas ingresan en el reino de los humanoides intelectuales; no hay duda de que estos bípedos tricerebrados o tricentrados son mucho más peligrosos. 

Mucho se ha dicho sobre la "Doctrina de la Transmigración de las Almas", expuesta por el Señor Krishna en la tierra sagrada de los Vedas hace unos mil años a.C. A cada Alma se le asignan 108 existencias para su Autorrealización Intima. Aquellos que no llegan a su Autorrealización dentro del número de existencias asignadas, es obvio que descienden dentro del Reino Mineral sumergido, el avitchi indostán, el tártarus griego, el averno romano, el infierno. 

Estas 108 existencias guardan estricta concordancia matemática con el número de cuentas que forman el collar del Budha. Después de cada época humanoide, de acuerdo con las Leyes del Tiempo, Espacio y Movimiento, las oleadas de vidas involucionantes descienden en el Reino Mineral sumergido hacia el centro de estabilidad planetaria para reascender evolutivamente un poco más tarde. Cualquier nuevo reascenso evolutivo desde el centro de gravedad terrestre, exige previa desintegración del mí mismo, del Ego, del "yo psicológico". Esta es la Muerte Segunda. 

Como quiera que la Esencia está embotellada entre el Ego, la disolución de éste último se hace indispensable a fin de que ella se libere. En el centro de estabilidad planetaria se restaura la prístina pureza original de toda Esencia. 

Ascienden aquellos que han disuelto el Ego, descienden aquellos que no lo han disuelto. Los victoriosos se convierten en Budhas, en Maestros. Los fracasados después de la Muerte Segunda anunciada por nuestro Señor el Cristo, por Juan en el Apocalipsis, se transforman en Elementales de la Naturaleza. Grave sería que el Ego no tuviera límites y que continuara eternamente desarrollándose y desenvolviéndose; jamás tendría el mal del mundo un límite, se extendería victorioso por los espacios infinitos y dominaría todos los cosmos. En este caso sí habría injusticia. Afortunadamente, el Gran Arquitecto del Universo ha puesto un dique al mal. 

Aquellos que quieran Autorrealizarse íntimamente con el propósito de evitarse el descenso a los mundos infiernos, deben meterse por la senda de la Revolución de la Conciencia; esto significa separarse y apartarse completamente de las Leyes de Evolución e Involución. Descender en el mundo soterrado, es radicalmente diferente al ascenso evolutivo sobre la superficie de la Tierra, la recapitulación animálica en el Abismo es de tipo degenerativo, involutivo, descendente, doloroso. La recapitulación vegetaloide entre las entrañas de la Tierra es espantosa, los que por tal proceso pasan, parecen más bien sombras que se deslizan por aquí, por allá y por acullá en sufrimientos inenarrables. La recapitulación involutiva descendente mineral entre las entrañas del mundo en que vivimos, es más amarga que la muerte misma, las criaturas se fosilizan, se mineralizan y se desintegran lentamente entre tormentos imposibles de explicar con palabras. 

Es evidente que la destrucción del sí mismo, la aniquilación del Ego, la disolución del sí mismo, en las regiones sumergidas del Averno, es absolutamente indispensable para la destrucción del mal dentro de cada uno de nosotros. Obviamente, sólo mediante la muerte del Ego, se hace posible la liberación de la Esencia, entonces ésta resurge, y sale a la superficie planetaria, a la luz del sol, para re-iniciar un nuevo proceso evolutivo dentro de estas dos leyes mecánicas de la naturaleza. El re-ascenso se verifica siempre atravesando los estados mineral, vegetal y animal hasta reconquistar el estado humanoide que otrora se perdiera. 

Es claro que con el re-ingreso a este estado, nuevamente se nos asignan otra vez 108 existencias que también tienen relación con las 108 vueltas que el brahmán indostánico hace alrededor de la Vaca Sagrada y que si no las aprovechamos debidamente, nos conducirán por el camino descendente, de regreso al Averno. 

La Conciencia sufre tanto los procesos evolutivos como los involutivos. Millones de humanoides tienen la Conciencia dormida, mas al entrar en el Abismo después de las 108 existencias, despiertan inevitablemente en el mal y para el mal. 

Lo importante en este caso es que de todas maneras despiertan aunque sea para justificar sus errores en los mundos infiernos. Aquellos que creen llegar a la cristificación con el tiempo y mediante la Evolución, y ganando muchas experiencias, están de hecho equivocados; estos que así piensan están aplazando el error de siglo en siglo, de existencia en existencia, y la realidad es que al fin se pierden en el Abismo.

 

LA REVOLUCION DE LA CONCIENCIA

Es el Quinto Evangelio, nosotros necesitamos con urgencia un cambio radical, total y definitivo, y esto sólo es posible mediante la Revolución de la Conciencia. La Autorrealización Intima sólo es posible en individuos aislados con ayuda de conocimientos y métodos adecuados. Semejante revolución íntima puede ocurrir solamente dentro del individuo y está de hecho contra los intereses de la naturaleza. 

El desarrollo de todas las posibilidades ocultas en el animal intelectual, no es necesario sino única y exclusivamente para él mismo; ni a la naturaleza ni a nadie le interesa el desarrollo de tales posibilidades individuales. Lo más grave de todo ésto es saber que nadie tiene la obligación de ayudar al Individuo Revolucionario, nadie tiene la más leve intención de ayudar a un revolucionario de esta clase, se está completamente solo y si un Maestro Revolucionario resuelve orientarnos, es realmente haber tenido mucha suerte. 

Las fuerzas tenebrosas que se oponen resueltamente a la Autorrealización Intima de las grandes masas humanas, también se oponen resueltamente, y hasta en forma violenta a la Autorrealización Intima del Individuo Revolucionario. Todo hombre revolucionario tiene que ser lo suficientemente astuto como para burlar a las fuerzas tenebrosas; mas las masas humanas desgraciadamente no pueden hacerlo, sólo un Individuo Revolucionario puede ingeniárselas y ser más listo que dichas fuerzas tenebrosas. 

No existe Autorrealización obligatoria ni mecánica, la Autorrealización Intima del hombre, es el resultado de la lucha consciente. La naturaleza no necesita la Autorrealización Intima del Ser humano, no la quiere, la aborrece y lucha contra ella con sus mejores armas. La Autorrealización Intima sólo puede ser una necesidad urgente para el hombre revolucionario, cuando éste se da cuenta de su horrenda situación y de la abominable suerte que le espera, cual es la de ser tragado vorazmente por el reino mineral. 

La Revolución de la Conciencia sólo es posible en el sentido de ganar, de conquistar nuestras propias posibilidades latentes, nuestros propios tesoros escondidos. Si toda la humanidad especie quisiera obtener lo que le corresponde por derecho propio, la Autorrealización Intima volvería a hacerse imposible para el Individuo Revolucionario, es imposible para las masas. 

La ventaja que tiene el Revolucionario Separado, es que realmente resulta demasiado pequeño y para los fines de la Gran Naturaleza, no tiene la menor importancia la existencia de una máquina más o de una máquina menos. Si una célula microscópica de nuestro cuerpo se revoluciona contra nosotros, eso no tiene la menor importancia, pero si todas las células de nuestro cuerpo se revolucionan entonces sí, la cosa es grave y vamos donde el médico para combatir contra dicha revolución con todas las armas de la ciencia. Exactamente la misma cosa ocurre en un Individuo aislado, resulta demasiado pequeño como para influenciar toda la vida del organismo planetario en el cual vivimos, nos movemos y tenemos nuestro Ser. 

Aquellos que afirman que todos los seres humanos llegarán tarde o temprano a la Autorrealización Intima mediante la Evolución de la Naturaleza, son unos tremendos mentirosos, unos tarzanes, unos embusteros; porque jamás ha existido, nunca existirá Autorrealización mecánica. 

La Autorrealización Intima es la Revolución de la Conciencia y ésta jamás puede revolucionarse inconscientemente. La revolución del hombre es la revolución de su voluntad y jamás podría ser una revolución involuntaria de tipo mecánico. La Autorrealización Intima es el resultado de supremos autoesfuerzos voluntarios y perfectamente autoconscientes. La Autorrealización Intima exige tremendos super esfuerzos individuales y éstos sólo son posibles mediante la Revolución de la Conciencia. 

Sólo el hombre verdaderamente revolucionario puede entrar al Reino de la Magia Blanca, al Reino del Esoterismo, al "Magis Regnum", "Regnum Dei". Jesús lo dijo: "El Reino de los Cielos se toma por asalto, los valientes lo han tomado".